Los dolores de espalda y sobre todo en la zona lumbar es uno de los dolores mas comunes en la población actual. Ante estos problemas, se puede mejorar con ciertos consejos que daremos a continuación. Sin embargo, la mejor opción y consejo será siempre la prevención.

Cosas perjudiciales para la espalda

Ejercicios mal ejecutados en el gimnasio

Es muy frecuente ver en centros deportivos a usuarios realizando ejercicios con una técnica bastante mala.

Debemos de saber, que la mayoría de problemas y patologías derivadas de lesiones de espalda, son causadas por la repetición continuada de pequeños movimientos o esfuerzos de forma errónea.

Por lo que, una mala técnica en la realización de ejercicios de forma continuada podrá generar lesiones de espalda.

En el siguiente artículo, se exponen ciertos consejos que nos ayudaran a cuidar la espalda a la hora de realizar ejercicios en el gimnasio.

Envejecimiento.

Lamentablemente, el envejecimiento es común a todos, y este trae consigo ciertas debilidades. Este es uno de los factores en el dolor de espalda.

Una debilidad muscular, junto con problemas óseos y otros factores, pueden ser el detonante de muchos problemas de espalda. Por esto mismo, se recomienda mantener cierta actividad (acorde a cada sujeto) para intentar mantener nuestro sistema lo mejor posible y reducir estos problemas.

Malas posturas durante el trabajo etc.

Como dijimos anteriormente, la repetición continuada de malas técnicas o malas posturas pueden generar lesiones.

Un caso muy común es la realización de malas posturas durante el trabajo, ya sea al coger ciertos objetos, estar muy encorvado durante la jornada de trabajo u otros factores. Es de suma importancia mantener una curvatura natural en la columna.

Zona central débil

Una zona central débil (parte del abdomen y lumbar) va a ser otro de los causantes de dolores de espalda. Una zona central sin una musculatura fuerte ni una correcta estabilización provocara que en cualquier movimiento cotidiano que implique esta zona, sea mas susceptible de realizar el movimiento mal y generar posibles lesiones.

Movimientos bruscos

Otra de las principales causas de dolores de espalda puede ser la realización de esfuerzos bruscos. En multitud de ocasiones se cometen imprudencias a la hora de realizar grandes esfuerzos sin haber calentado antes o sin haber realizado una preparación previa correcta.

¿Qué podemos hacer para prevenir estos dolores o intentar disminuirlos?

Mantener posturas correctas

Primeramente, debemos de acostumbrarnos a mantener posturas correctas durante las horas de trabajo, durante la realización de determinados movimientos que impliquen la espalda, etc. Es importante debemos intentar mantener la columna alineada, con una curvatura lumbar natural.

Un correcto trabajo en el gimnasio puede favorecer a adoptar posturas correctas si se hace bien.

Evitar sobrepeso

El sobrepeso causado por la obesidad es uno de los factores importantes en el dolor de espalda. El sobrepeso ha demostrado ser un factor de riesgo para el dolor de espalda cuando es considerable y se debe a obesidad, pero no cuando se debe al incremento de la masa muscular.

El exceso de peso aumentara la carga que tienen que soportar los discos intervertebrales, por lo que se acelerará su desgaste.

¡Mantente activo, coge buenos hábitos y evita el exceso de peso!

Fortalecer la espalda y el Core

Una espalda y núcleo central fuerte y con un desarrollo aceptable permite que la musculatura no se sobrecargue ni se contracture ante determinados esfuerzos.

Cuanta mas masa muscular haya, más protegido estará el disco intervertebral y las demás estructuras de la columna vertebral. Esto hará que estas estructuras sean mas resistentes a las cargas.