¿Alguna vez has comido una porción de pizza de una caja que estuvo en la encimera durante la noche? ¿Tuviste un brunch tan relajado que, unas horas después, comenzaste a picar huevos y tocino en la mesa para una segunda ronda? Los expertos en seguridad alimentaria dicen que este tipo de comportamiento es desaconsejado y es una receta para contraer una enfermedad transmitida por los alimentos.

¿Cuánto tiempo pueden reposar los alimentos de forma segura?

Después de haber preparado la cena, pedido comida para llevar o empacado las sobras de una comida en un restaurante, esa comida debe guardarse en el frigorífico en las dos horas posteriores. Y, si la temperatura exterior es cálida, ese tiempo se reduce. Cuando llega a los 32ºC, la comida solo se puede dejar fuera de manera segura durante una hora; tenlo en cuenta en tu próximo picnic.

Hay una muy buena razón para esta pauta de dos horas: los alimentos que se mantienen a temperatura ambiente crean un caldo de cultivo para las bacterias nocivas.

Las bacterias pueden crecer rápidamente en los alimentos cuando se dejan a temperaturas entre 4 y 60ºC. De hecho, ese rango de temperatura generalmente se conoce como la «zona de peligro» porque es muy propicio para el crecimiento de bacterias, como Staphylococcus aureus, Salmonella Enteritidis, Escherichia coli y Campylobacter.

¿Qué pasa con los snacks?

Esos consejos sobre cuánto tiempo puede dejar los alimentos fuera del frigorífico también se aplica a tus snacks. Por eso, si vas a comprar alimentos, debes planificar tu viaje para que el mercado sea la última parada justo antes de regresar a casa.

En los días calurosos, coloca los alimentos perecederos en el asiento trasero en lugar del maletero, para que la comida pueda estar en un espacio con aire acondicionado. También puedes guardar comida en una hielera.

Distintos alimentos pueden permanecer a temperatura ambiente en diferentes momentos. Incluso si están en el frigorífico, los alimentos tienen una vida útil diferente: mientras que una manzana puede durar semanas, el pollo sobrante tiene una vida útil más corta.

lasaña fuera del horno en una bandeja

¿Qué enfermedades son transmitidas por alimentos?

Cualquiera que haya sido víctima de una enfermedad transmitida por los alimentos está muy familiarizado con la razón por la que es mejor evitarlo: es doloroso y desagradable. Los síntomas más comunes de las enfermedades transmitidas por los alimentos incluyen diarrea y/o vómitos, así como calambres y dolores abdominales, náuseas, fiebre y fatiga.

Los síntomas precisos de las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden variar según los microorganismos o toxinas que se consumieron. El botulismo, que es causado por la bacteria Clostridium botulinum, puede provocar dificultad para tragar y respirar, visión borrosa y parálisis, dice.

Algo como E. Coli, que puede suceder cuando manipulas carne molida cruda y luego cortas una sandía o verduras crudas con el mismo cuchillo, puede provocar síndrome urémico hemolítico, que en última instancia puede provocar insuficiencia renal.

Por supuesto, no todos estos casos de enfermedades transmitidas por alimentos se deben a alimentos que se han dejado fuera por mucho tiempo; muchos son el resultado de una carne poco cocida o de comer productos con patógenos. Las verduras de hoja, en particular, han sido una fuente de muchos brotes recientes de enfermedades.

Si crees que puedes tener una enfermedad transmitida por los alimentos, informa a tu médico o proveedor de atención médica.

¿Puedes recalentar la comida que has dejado fuera?

Incluso si recalientas las sobras que se han quedado fuera del frigorífico demasiado tiempo, no puedes garantizar que matará las bacterias dañinas.

El recalentamiento no destruirá todas las bacterias potencialmente dañinas que han crecido en los alimentos y tampoco lo hará la congelación o la refrigeración (que no destruyen las bacterias, solo reducen la tasa de crecimiento).

Lo más seguro es tirar la comida que se ha dejado fuera por mucho tiempo. Y aunque todo el mundo sabe que debe tener cuidado con la ensaladilla de patatas en los picnics, no es la única comida a tener en cuenta. Otros alimentos también son problemáticos, ya que a las bacterias les gusta alimentarse de ellos.

Estos son los que tienen alto contenido de carbohidratos y proteínas, alto contenido de humedad y un pH de ligeramente ácido a neutro. Estos incluyen frutas cocidas, arroz y verduras, aves de corral crudas o cocidas, carne, pescado, huevos, leche y productos lácteos y tofu y con base de soja.

rollitos de canela en el horno

¿Es realmente peligroso comer alimentos que se quedan fuera?

Muchos de nosotros tenemos un amigo que presume de tener un estómago de hierro. O tal vez eres tú: te das cuenta de que eres insensible a los problemas de estómago y has comido pizza hasta altas horas de la noche sin tener ningún problema.

Todos deberían verse a sí mismos como iguales cuando se trata de enfermedades transmitidas por los alimentos. Dicho esto, las personas con sistemas inmunitarios más débiles, como los niños pequeños, los adultos mayores y las personas embarazadas o inmunodeprimidas, pueden ser particularmente susceptibles a las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Pero seguir la regla de las dos horas es recomendable para todos. Muchas personas pueden decir que tienen un ‘estómago fuerte’, pero no debemos jugar con nuestra salud de esta manera.

Entonces no, no debes comer alimentos que se hayan dejado fuera durante la noche, sin importar cómo de tentadora sea la pizza para el desayuno.