La retención de líquidos puede afectar a cualquier persona, aunque suele predominar en mujeres. Ésta, no indica ningún riesgo grave, aunque sí puede estar asociada a enfermedades hepáticas, renales o cardíacas. Si alguna vez has experimentado esta sensación, tal vez te preguntes cómo puedes evitar que suceda. Te damos algunas pautas para combatir la retención de líquidos.

Las mujeres son más propensas a sufrir este problema, acentuándose en momentos como la menstruación, el embarazo o la menopausia. La retención de líquidos puede manifestarse a través de hinchazón en algunas zonas, calambres o, incluso, debilidad.

Los hábitos en la alimentación, juegan un papel muy importante a la hora de prevenir el problema. Por ello, si siempre te decimos que deberías llevar una alimentación saludable y variada, en este caso, te lo volvemos a repetir.

Consejos para prevenir la retención de líquidos

  • Aumenta el consumo de alimentos ricos en agua como las frutas y las verduras.
  • Practica ejercicio que favorezca la activación de la circulación sanguínea, como salir a caminar, bailar, nadar o montar en bicicleta.
  • Bebe como mínimo, 2 litros de agua al día. Si eres de los que les cuesta beber agua, toma zumo de fruta natural, sin azúcares añadidos, caldos vegetales o infusiones.
  • Decántate por infusiones que tengan propiedades diuréticas y favorezcan la eliminación de líquidos, como la cola de caballo o el té verde, entre otras.
  • Reduce el consumo de sal o sustitúyelo por especias más saludables.
  • Aumenta la cantidad de proteínas en tus comidas.
  • Sería ideal llevar prendas de ropa más holgadas, pues la ropa súper ceñida puede agravar el problema.
  • Evita alimentos procesados, con azúcares y alto contenido de grasas.
  • Intenta llevar una alimentación lo más natural posible.
  • Sustituye el café por infusiones.
  • Olvídate de los refrescos enlatados.
  • Reduce o elimina el consumo de bebidas con alcohol.
  • Masajea la zona dos veces al día. Existen algunos productos o aceites naturales que son un excelente complemento para tu masaje.
  • Lleva un estilo de vida activo. Sustituye los largos ratos sentado por paseos u otras actividades. Practicar ejercicio físico a diario es imprescindible.