Un gran porcentaje de los deportistas sienten dificultad para conciliar el sueño antes de una competición. Numerosos factores influyen en este hecho. Si te sientes identificado, tranquilo, tenemos algunos consejos que pueden ayudarte. Recuerda que descansar correctamente te aporta una mayor capacidad de rendimiento físico e intelectual.

Los nervios, la presión o la impaciencia, son algunos de los factores que intervienen a la hora de lograr conciliar el sueño. Es lógico que antes de una competición, el deportista se sienta agitado a nivel mental y esto le lleve a una mayor dificultad para conseguir un sueño reparador. Sin embargo, pese a la lógica de que esto ocurra, es importante adquirir ciertas habilidades para relajarse y disfrutar de un descanso profundo.

Falta de descanso previo a una competición

Entre las consecuencias de la falta de sueño sobre tu salud, existen algunas que podrían suponer un problema de cara a una competición. Algunas de ellas son la disminución de la capacidad de reacción, agilidad mental y concentración, el aumento del riesgo de lesiones o el incremento de nervios, ansiedad y estrés. Asimismo, tras una mala noche, podrías experimentar dolor muscular, irritabiliad o reducción de la fuerza. Como ves, tanto si te estás preparando para una carrera, media maratón o ironman, o si eres deportista de élite en cualquier disciplina, el descanso es imprescindible para lograr el éxito.

Consejos para descansar bien antes de una competición

1. Exceso de futuro

En muchas ocasiones, lo que te puede conducir al insomnio previo a una día importante, es el exceso de futuro. Te pones a darle vueltas a lo que puede ocurrir, a los innumerables ‘¿Y si…?”, o a plantearte si estás realmente preparado para la prueba. Debes saber que, en realidad, todo eso no importa porque el día ya está ahí y lo que pueda, o no pueda, ocurrir no cambiará por más vueltas que le des. En este contexto, aprende a hacer uso de tu inteligencia emocional e intenta disfrutar de esos nervios que sientes poniéndote, desde el realismo, en el mejor de los casos.

2. Fuera las pantallas

Numerosos estudios han demostrado que la luz que emiten las pantallas de algunos aparatos tecnológicos, puede promover el insomnio. Por ello, sustituye las conversaciones por móvil, las redes sociales o cualquier otro entretenimiento, por la lectura o la realización de algunas técnicas de relajación. Meditar la noche previa a la competición te ayudará a disminuir los pensamientos negativos, te aportará una mayor sensación de paz y bienestar y calmará la agitación.

3. No modifiques tus hábitos

Si generalmente realizarte un masaje en las piernas, tomar una infusión o leer, te sirve para conciliar el sueño, sigue con tu rutina. Independientemente de si duermes en casa o fuera, no modifiques tus hábitos saludables la noche anterior a una competición. Es probable que, si lo haces, te sientas extrañado ante la novedad y no logres conciliar el sueño y disfrutar del necesario descanso.