Desde que el Coronavirus irrumpió en nuestra rutina, la mayoría de la población se ha visto envuelta en un confinamiento sin salir de casa. Una de las mejores maneras de luchar contra esta pandemia es evitar su rápida propagación, por lo que la medida de no salir de casa es efectiva (y radical). En los últimos días hemos visto cómo las redes sociales se llenan de personas haciendo deporte en el salón de casa, con un par de botes de leche y una garrafa de aceite. Lo primero que pensamos es en mantener activo nuestro físico, ¿pero qué ocurre con la salud mental?

Los facultativos de la plataforma Omnidoctor, especializados en COVID-19, nos cuentan algunos consejos para evitar que el confinamientos nos afecte mentalmente. Además, han puesto a disposición un servicio de consultas gratuitas para ayudar a combatir el virus sin salir de casa.

10 consejos para mejorar tu salud mental estos días

Centrar el pensamiento en el ahora

Es importante que nos centremos en el aquí y el ahora. Estamos en plena situación de incertidumbre, por lo que la percepción que tenemos de las cosas suele ser negativa y tendemos a la preocupación. Debemos evitar que la mente se aventure en lo que podría pasar, y dedicarlos a afrontar el día de hoy de forma positiva.

Aceptar la situación

En cualquier situación traumática tenemos que pasar por un contexto sin precedentes al que debemos adaptarnos. En este proceso de adaptación, debemos tener en cuenta que esto no se debe a una decisión que hayamos podido tomar, por lo que no debemos dejar que el sentimiento de culpabilidad por no estar con algunos seres queridos, acompañar a los enfermos o despedirnos de alguien que nos deje se apodere de nosotros.

Transformar el miedo en oportunidad

Debemos darle la vuelta a la situación. El miedo es una emoción necesaria y primaria que nos permite la supervivencia y, por tanto, mejorar en muchos ámbitos. Tener miedo es normal, pero hay que evitar que se transforme en pensamientos alarmistas que nos desborden hacia el ámbito de la posibilidad y no de la realidad.

Crear una nueva rutina

No poder salir de casa no debe ser un impedimento para continuar con nuestra vida, solo tenemos que adaptar nuestras costumbres a estar dentro de casa. Levantarnos a una hora prudente, mantener una rutina de higiene personal, crear un horario, realizar ejercicio físico y comer de manera saludable. Además, es muy importante intentar que nos dé un poco el sol, aunque sea desde la ventana, balcones, terrazas…

Saber en qué día vivimos

Es importante que, aunque no salgamos de casa, tengamos un control del tiempo que dedicamos a cada tarea, así como del día de la semana en el que estamos. Si sigues trabajando en casa, será más fácil llevar este control. Es necesario crear rutinas diferenciadas para los días de entre semana y el fin de semana, continuar haciendo planes especiales dentro de casa los sábados y domingos nos ayudará a todos a sobrellevar el confinamiento.

Ponerse en la situación de los más pequeños

El confinamiento es difícil de entender para los niños. Es importante que las madres y los padres les cuenten qué es el Coronavirus de una forma comprensible para ellos, como puede ser un cuento en el que el virus es muy malo y hay que quedarse en casa para vencerlo. También hay que disfrutar del tiempo que pasamos con ellos creando momentos irrepetibles, jugando juntos, así como haciéndoles partícipes de las tareas de casa para que se sientan útiles y tengan buenos recuerdos de esta complicada situación que todos estamos viviendo.

Por supuesto, no tengamos miedo es usar la tecnología durante el confinamiento.

Mantenernos cerca de nuestros seres queridos

En los momentos difíciles hay que apoyarse en la gente que quieres y, ante una situación tan inusual como la que estamos viviendo, es aún más necesario. Las nuevas tecnologías nos ayudan a sentirnos cerca de la familia y de los amigos, algo esencial en los días de confinamiento. Realiza videollamadas o quedad a alguna hora para jugar a juegos online a la vez. Mantener el contacto con ellos de forma habitual, aunque no nos apetezca o estemos cansados.

Encontrar momentos para uno mismo

Es importante encontrarnos con nuestros pensamientos de forma sosegada. Debemos buscar, al menos, 15 minutos al día para disfrutar de uno mismo eligiendo la actividad que a cada uno le guste y disfrutando de ella de manera individual.

Ser consciente de la realidad

Cada persona vive una realidad diferente, es imprescindible ser consciente de ello y afrontar y analizar cada situación de forma individual, así como desde la calma.

Ayudar a todo tu entorno a sobrellevar la situación

No estamos solos, esta crisis la están enfrentando familias, amigos, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo… En definitiva, toda la sociedad. Una forma de pasar estos días de confinamiento y sentir la cercanía de todos, es compartir noticias positivas, mensajes de apoyo, vídeos divertidos o retos que nos hagan desviar el pensamiento unos minutos.