¿Cuántas veces has oído hablar de la hormona del crecimiento en el mundo fitness? Estoy casi segura de que habrás leído más de un artículo para maximizar la producción y mejorar la hipertrofia o reducir la grasa corporal. Y, por supuesto, también tendrás conocimiento sobre esas personas que se inyectan hormona del crecimiento o toman suplementos que la aumentan para mejorar el rendimiento corporal o detener el proceso de envejecimiento.

Ahora bien, ¿sabes realmente cuál es la función de esta hormona? ¿Y por qué varía según el género? Te lo contamos todo.

¿Por qué se produce?

La hormona del crecimiento se produce partir de las células ubicadas en la hipófisis anterior (glándula que está en la base del cráneo). Se libera mediante pulsos que son controlados por el hipotálamo. Este envía señales para apagar la liberación o iniciar un nuevo pulso de hormona de crecimiento para el torrente sanguíneo. Así que podemos decir que el hipotálamo es el jefe de todo este proceso.

Cuando el cuerpo tiene “suficiente” hormona de crecimiento, el hipotálamo envía somatostatina (un pequeño mensajero) para decirle a la hipófisis anterior que pare la liberación de hormona. Sin embargo, cuando no hay suficiente hormona de crecimiento en la sangre, el hipotálamo envía un mensaje distinto (factor de liberación de la hormona de crecimiento) para indicar a la hipófisis anterior que libere más.

¿Cuál es la funcionalidad de la hormona del crecimiento?

En resumen, se podría decir que la hormona del crecimiento hace que las cosas crezcan, por eso su nombre. Vale, ¿y cómo hace que las cosas crezcan? Lo logra a través de mecanismos como:

  • Aumento de la síntesis de proteínas
  • Aumento de la lipólisis (disminución de la grasa)
  • Incremento del crecimiento del sarcómero (unidad funcional del músculo)
  • Reducción de la absorción de glucosa en el hígado y aumento de la formación de nueva glucosa (gluconeogénesis)
  • Ayudando al páncreas en su producción de diferentes hormonas como la insulina, glucagón, grelina, etc.

Es decir, la hormona del crecimiento apoya y comienza el crecimiento de tejido en el cuerpo de muchas formas, incluso también puede disminuir el tejido adiposo. Se considera que los niveles óptimos son beneficiosos para los deportistas y para cualquier persona que quiera mantener una composición corporal, salud ósea y bienestar físico favorable.

¿Qué afecta a esta hormona?

Existe una infinita lista de factores que influyen en la producción de la hormona del crecimiento. Por ejemplo: el sueño profundo y adecuado, entrenamiento intenso, ayuno, bajo nivel de azúcar en la sangre, la hormona grelina, la arginina o algunas vitaminas B.
Incluso, la testosterona (natural) y el estrógeno aumentan los niveles de la hormona de crecimiento. Por eso muchas personas recurren a los suplementos.

El estrés crónico, la falta de sueño, los niveles altos de azúcar en la sangre, los glucocorticoides son algunos factores que disminuyen la hormona. Pero ten en cuenta que aunque el ayuno y el entrenamiento vigoroso pueden aumentar la hormona del crecimiento, eso solo sucede hasta cierto punto. Si estresamos demasiado como para que el cuerpo sea capaz de perder el control, cualquier mecanismo anabólico se estancará.

Hombres vs Mujeres

Las mujeres producen más hormona del crecimiento que los hombres. Sorprendente, ¿eh?

A pesar de que se supone que los hombres son más grandes, fuertes y tienen un nivel más alto de testosterona, pero hay estudios que han comprobado cómo existe una mayor concentración en mujeres premenopáusicas.
El estrógeno es la principal razón por la que las mujeres producen más hormonas del crecimiento que los hombres.

Algunos estudios compararon los niveles de hormona en mujeres premenopáusicas con hombres de la misma edad, y encontraron que las mujeres tienen niveles más altos y mayores amplitudes de ruptura secretora.
En algunas investigaciones llegaron incluso a introducir estrógenos en los hombres, con la finalidad de saber cómo su hormona de crecimiento aumentaba con la hormona añadida. Además, los niveles medios aumentan en las mujeres cuando están en las fases del ciclo menstrual donde el estrógeno es más alto. Incluso cuando toman pastillas anticonceptivas que contienen estrógeno.

El patrón de secreción de hormona de crecimiento en mujeres es diferente al de los hombres. Los hombres tienen mayores pulsos nocturnos y no tienden a producir tanto durante el día; sin embargo, las mujeres pasan aproximadamente el doble de tiempo durante el día secretando activamente la hormona del crecimiento.