¿Por qué retenemos líquido?

¿Por qué retenemos líquido?

Carol Álvarez

Nuestro cuerpo contiene aproximadamente un 65% de agua. El agua es el modo de transporte que tienen los nutrientes, es necesario en muchas funciones biológicas y fundamental para la eliminación de residuos. Un adecuado nivel de agua hará que evitemos la retención de líquidos, aunque también afectan otros muchos factores que a continuación te contamos.

Esa desagradable sensación de sentirte hinchado por una acumulación de líquidos, suele afectar en mayor medida a las mujeres. Tiene una estrecha relación con los cambios hormonales, como la menstruación, el embarazo o la menopausia; por lo que seguramente tú también la hayas sufrido. Aunque es normal, la retención de líquidos puede volverse un problema para la salud, ya que suele estar relacionada con otras cuestiones patológicas.

Causas

La retención de líquidos sucede cuando nuestro organismo detecta que estamos en déficit de líquidos. Puede ser porque no ingerimos suficiente cantidad o porque nos hemos excedido con el consumo de sodio. Así que el cuerpo activa un mecanismo de defensa y comienza a acumular todo el líquido que considere necesario para mantener un buen equilibrio.

Entrando un poco más en detalles, ese desequilibrio se origina cuando los vasos sanguíneos depositan demasiado líquido en el tejido corporal, o cuando el líquido almacenado no se elimina a través de la sangre de forma normal. De igual manera ocurre si los vasos linfáticos no son capaces de transportar el exceso de líquido del organismo. En ambos casos, el cuerpo retendrá líquido.

Daño capilar

Los capilares son pequeños vasos sanguíneos con un papel clave en el manejo del equilibrio de líquidos en el cuerpo. Algunos medicamentos, como los que se usan para la presión arterial alta, pueden dañar los capilares. Los capilares llevan líquido a los tejidos circundantes. Si los capilares se dañan, puede producirse edema. Los posibles problemas incluyen cambios en la presión dentro de los capilares y que las paredes de los capilares presenten demasiadas fugas.

Si estos problemas ocurren, habrá mucho líquido saliendo de los capilares y entrando en los espacios entre las células. Si los capilares no pueden reabsorber el líquido, se quedará en los tejidos, causando hinchazón y retención de agua.

Sistema linfático

El sistema linfático transporta la linfa a través del cuerpo. La linfa es un líquido que contiene glóbulos blancos. Ayuda al sistema inmunitario a defender el cuerpo contra infecciones. A medida que el sistema linfático entrega y reabsorbe el líquido linfático, también ayuda al cuerpo a mantener el equilibrio de líquidos.

Si un problema impide que el sistema linfático funcione correctamente, puede comenzar a acumularse líquido alrededor de los tejidos. Esto puede causar hinchazón en varias partes del cuerpo, incluido el abdomen, los tobillos, las piernas y los pies.

Riñones dañados

Los riñones filtran la sangre y ayudan a mantener los niveles de líquido en el cuerpo. Los desechos, líquidos y otras sustancias pasan a pequeños túbulos en los riñones, que actúan como un filtro. El torrente sanguíneo reabsorbe cualquier cosa que el cuerpo pueda reutilizar y elimina los desechos en la orina.

Si los riñones no funcionan correctamente, no se puede quitar el material de desecho, incluidos líquidos y sodio. Por lo tanto, el líquido permanecerá en el cuerpo. Las personas con enfermedad renal crónica, por ejemplo, pueden notar hinchazón en las extremidades inferiores, las manos o la cara.

mujer embarazada con retención de líquidos

Embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo retiene más agua de lo normal, y esto puede provocar hinchazón en las extremidades inferiores, sobre todo durante el clima cálido o después de estar de pie durante mucho tiempo. Los cambios hormonales y el exceso de peso en el abdomen también pueden causarlo. No suele ser peligrosa y, en su mayoría, se resuelve después del parto.

Sin embargo, si la hinchazón repentinamente se vuelve más severa, puede ser un signo de preeclampsia. Este es un tipo de presión arterial alta que puede dañar tanto a la madre como al feto. Cualquier persona que experimente dolores de cabeza, vómitos, dolor debajo de las costillas o problemas de visión junto con un aumento de la hinchazón durante el embarazo debe buscar atención médica de urgencia.

Inactividad física y obesidad

Las personas con problemas de movilidad o un estilo de vida sedentario pueden desarrollar edema en la parte inferior de las piernas. La infrautilización puede hacer que el bombeo muscular de la pantorrilla pierda fuerza.

Las personas con obesidad pueden experimentar hinchazón debido al peso extra que cargan. La obesidad también aumenta el riesgo de presión arterial alta, enfermedad renal y enfermedad cardíaca, todo lo cual puede provocar edema.

Desnutrición

La albúmina es una proteína que ayuda al cuerpo humano a manejar los fluidos. Cuando una persona tiene una deficiencia grave de proteínas, puede ser más difícil para su cuerpo mover el líquido intersticial de regreso a los capilares. No hace falta ser delgado para estar desnutrido, también puede haber desnutrición en personas con sobrepeso u obesas.

Si una persona está severamente desnutrida, puede desarrollar kwashiorkor. Los síntomas incluyen una pérdida de masa muscular y un abdomen agrandado. Esto se debe a la retención de líquidos en los tejidos corporales.

Infecciones y alergias

El papel del sistema inmunitario es defender al cuerpo de enfermedades e infecciones. Cuando el sistema inmunitario detecta un invasor no deseado, como una bacteria o un alérgeno, montará un ataque. Inflamación es parte de este proceso.

Cuando ocurre la inflamación, el cuerpo libera histamina. La histamina hace que se amplíen los espacios entre las células de las paredes capilares. Hace esto para permitir que los glóbulos blancos que combaten las infecciones lleguen al sitio de la inflamación. Sin embargo, también puede hacer que el líquido se escape de los capilares hacia los tejidos circundantes. La hinchazón que resulta de esto suele ser a corto plazo.

Cambios hormonales

Un desequilibrio hormonal puede conducir a la retención de líquidos de las siguientes maneras:

  • Menstruación: los cambios en el equilibrio hormonal pueden provocar una acumulación de líquido antes de la menstruación. Como resultado, una persona puede experimentar hinchazón y sensibilidad en los senos.
  • Problemas de la tiroides: la glándula tiroides libera hormonas que desempeñan un papel en el control de los niveles de líquidos. Por lo tanto, las personas con una afección que afecta la glándula tiroides pueden experimentar retención de líquidos.

mujer bebiendo agua para la retencion de liquidos

Consejos para evitarla

La base para evitar este tipo de problema es evidente: llevar un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio físico, tener una alimentación saludable y equilibrada y descansar correctamente, nos asegura que nuestro organismo funcionará de la mejor manera posible.

Mejorar la alimentación

Si quieres mejorar la retención de líquidos, es fundamental que cuides tu alimentación. Evita los alimentos con alto contenido en azúcar y sal. Apuesta por alimentos frescos y naturales. Ni los embutidos, salsas, aderezos, salazones, chucherías, productos ultraprocesados o la comida rápida son tu mejor opción. Un exceso de glucosa arrastra agua por ósmosis y favorece la retención.
Es importante que tomes una buena cantidad de proteína, ya que si existe un déficit, se reduce la producción de albúmina (y tiende a acumularse líquido entre tejidos).

Por supuesto, no pueden faltar los vegetales de manera diaria. Para contrarrestar el nivel de sodio y mantener el equilibrio de líquidos, es conveniente consumir alimentos ricos en potasio (plátanos, ciruela, melón, sandía); así como verduras como las alcachofas, las espinacas, los berros, las acelgas o la calabaza, ya que son ricos en agua.

Comer menos sal

La sal se compone de sodio y cloruro. El sodio se une al agua en el cuerpo y ayuda a mantener el equilibrio de líquidos tanto dentro como fuera de las células.

Si normalmente comemos alimentos con alto contenido de sal, como muchos alimentos procesados, el cuerpo puede retener agua. De hecho, estos alimentos son la mayor fuente dietética de sodio en la mayoría de las dietas occidentales. El consejo más común para reducir la retención de agua es disminuir la ingesta de sodio. Sin embargo, muchos otros factores están involucrados en la regulación del equilibrio de líquidos, y los efectos de la sal en la retención de agua pueden variar de persona a persona.

Aumentar el magnesio

El magnesio es un mineral muy importante. Está involucrado en más de 300 reacciones enzimáticas que mantienen el cuerpo funcionando correctamente. Además, aumentar la ingesta de magnesio puede ayudar a reducir la retención de agua.

De hecho, algunas investigaciones sugieren que los suplementos de magnesio pueden ayudar a disminuir los síntomas del síndrome premenstrual, incluida la hinchazón y la retención de líquidos. Algunas fuentes de magnesio son los frutos secos, los cereales integrales, el chocolate negro y las verduras de hoja verde.

Tomar vitamina B6

La vitamina B6 es una vitamina soluble en agua que juega un papel central en la formación de glóbulos rojos, el metabolismo de las proteínas, la función cerebral y la salud inmunológica. También regula el equilibrio de líquidos y puede ayudar a reducir la retención de agua.

Varios estudios describen que esta vitamina puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual, como la hinchazón, cuando se usa sola o combinada con otros suplementos como el calcio. Aunque faltan investigaciones sobre si la vitamina B6 afecta la retención de líquidos fuera del síndrome premenstrual, podemos aumentar fácilmente el consumo de esta vitamina al comer alimentos como plátanos, patatas, garbanzos, nueces y atún.

Hacer ejercicio físico de manera habitual

La Organización Mundial de la Salud recomienda al menos 150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad intensa por semana. Es importante también mantenernos activos a lo largo del día para mejorar la circulación. Con 30 minutos diarios (e intensos) notarás resultados rápidos. Evita pasar mucho tiempo sentado. Si trabajas de esta manera, realiza estiramientos o levántate cada media hora para activar tu cuerpo.

Estar hidratado correctamente

Decíamos antes que una de las causas por las que el cuerpo retiene líquidos es porque siente que no ingiere la cantidad suficiente. Al consumir la suficiente agua, dejará que los líquidos retenidos se expulsen. Eso sí, tampoco abuses de beber agua, o podría sufrir una hiponatremia.

Asimismo, el consejo más escuchado para evitar la retención de líquidos es beber infusiones de diferentes hierbas con propiedades diuréticas. El diente de león es una de las más conocidas, junto con la cola de caballo. Esta última tiene una mayor acción diurética, por lo que se aconseja tomarla con cuidado o un abuso de su uso podría ir en nuestra contra.

diente de leon para la retencion de liquidos

¿El diente de león funciona?

El diente de león (Taraxacum officinale) se ha utilizado durante mucho tiempo como diurético natural en la medicina popular. Los diuréticos naturales pueden ayudar a reducir la retención de agua al aumentar la producción de orina. Son muchos los estudios que aseguran que esta infusión provoca un aumento significativo en la producción de orina. De todos modos, son necesarios estudios más grandes y más recientes.

Otros estudios han encontrado que las propiedades diuréticas del extracto de hoja de diente de león pueden proteger contra condiciones tales como cálculos renales. Además, esta hierba puede ofrecer otros beneficios, incluidos efectos antivirales, antifúngicos y antioxidantes.

Los suplementos de diente de león pueden ayudar a perder peso en agua al indicarle a los riñones que expulsen más orina y más sal o sodio. Esto está respaldado por estudios que muestran que tomar suplementos de diente de león aumenta la frecuencia de la micción durante un período de 5 horas. Sin embargo, aunque ya es de uso popular, definitivamente se necesita más investigación sobre los suplementos de diente de león.

¡Sé el primero en comentar!