Las mujeres tenemos gran tendencia a sufrir infecciones de orina en cualquier momento del año, pero más aún en verano. Acabamos de empezar los meses de calor, por lo que aún estás a tiempo de saber cómo evitar la cistitis en verano. El calor, el sudor, la piscina y la playa son factores que influyen en el desequilibrio de la flora vaginal y favorecen a la aparición de hongos y bacterias. Como resultado obtendremos infecciones que pueden ser graves si no le ponemos remedio pronto.

¿Qué es la cistitis y por qué es más frecuente en verano?

La gran mayoría de los casos con cistitis (80%) se deben a la bacteria e.coli. Esta se encarga de vivir en el intestino, pero puede desviarse hasta la vejiga pasando por la uretra y vagina. Generalmente se elimina por el flujo vaginal y las propiedades de la orina, pero existe una probabilidad de que se adhiera e inflame la vejiga. La uretra de la mujer es muy corta y está muy cerca al orificio anal, por lo que favorece al paso de gérmenes a la vejiga y a la aparición de infecciones.

En verano son mucho más comunes porque la humedad influye en que la e.coli viaje hasta la vejiga. Los bañadores, las prendas ajustadas, la ropa interior sintética o los jabones pueden alterar la flora y provocar cistitis.

Los hombres pueden llegar a tener cistitis también, pero no es usual. A no ser que tengan algún problema de interferencia en el flujo de la orina (piedras), cambios en el sistema inmunológico (diabetes, cáncer o VIH) o uso prolongado de una sonda, no es normal su aparición.

¿Cómo puedes evitar tenerla?

Ten una correcta higiene

Es importante tener una adecuada higiene en la zona genital, pero también influye la manera en la que te limpias. Siempre debe ser desde la zona delantera hacia la trasera, para así evitar que los gérmenes del ano lleguen a la uretra. Aun así, no se aconseja tampoco estar limpiando con jabón la zona de manera continua. La vagina tiene su propio pH y sistema de auto limpieza, por lo que estar lavando compulsivamente podría alterar la flora.

Cámbiate de bañador

Muchas mujeres tienen episodios de cistitis porque aguantan con el bañador mojado mucho tiempo. Lo ideal es retirar las prendas mojadas porque la humedad favorece a la proliferación de bacterias. Lleva uno de repuesto y quítatelo antes de montarte en el coche o volver a casa andando.

Usa prendas que permitan la transpiración

Muy relacionado con el punto anterior, la ropa ceñida y los materiales sintéticos favorecen al desarrollo de la cistitis. Es cierto que la ciencia aún no ha podido demostrarlo completamente, pero es más recomendable usar prendas que permitan la transpiración y que no alteren la flora.

No aguantar las ganas de hacer pis

Según la Asociación Española de Urología , es conveniente ir al baño cada cuatro horas, incluso aunque no tengas. Así evitamos retener la orina, aunque se hace una excepción a la hora de ir a dormir.
No te olvides de que debes limpiarte de delante hacia atrás para evitar el traspaso de gémenes y bacterias.

Cuida tus relaciones sexuales

Sí, las relaciones también son un factor de riesgo, y en algunos casos se requiere un tratamiento concreto. Uno de los trucos que recomiendan los expertos es orinar después del coito. Además. la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria considera que las mujeres deberían prescindir de cremas o preservativos con espermicidas y apostar por productos lubricantes (en caso de tener sequedad vaginal).

Mantente bien hidratada (con agua en abundancia)

La hidratación mediante agua es fundamental para asegurarnos de tener un buen volumen de orina y ayudar a la eliminación de gérmenes. Por eso, no debes limitar la ingesta de líquidos en la alimentación.

Por otra parte, algunos médicos recomiendan suplementación con arándanos y D-manosa, pero la ciencia no ha encontrado una prueba fehaciente de que funcionen. Los suplementos con arándanos se relacionan con la prevención de cistitis porque disminuye la adherencia de la bacteria e.coli, pero los estudios no son definitivos y no pueden generalizar a cualquier caso.

No abuses del alcohol y el café

Es recomendable no tomar ningunas de estas dos bebidas en exceso por los problemas que pueda generar en la presión arterial, pero es que además también pueden irritar la vejiga y agravar los síntomas de la cistitis (como el prurito y el ardor).

Consume alimentos ricos en fibra

Llevar una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para gozar de una buena salud. Come frutas, verduras, cereales integrales y aumenta la ingesta de fibra. Esta sustancia hace que se regule el tránsito intestinal y se evite el estreñimiento, por lo que también se huye la acumulación de bacterias.