¿Cómo evitar babear al dormir?

¿Cómo evitar babear al dormir?

Carol Álvarez

Babear al dormir es una de las maneras más cómicas de ilustrar a alguien que está disfrutando de un profundo y delicioso sueño. Pero levantarnos con la almohada húmeda no es siempre la mejor opción. De hecho, podría indicar un problema de salud.

El babeo es el exceso de saliva que sale de la boca. Aunque puede resultar incómodo cuando sucede, la mayoría de nosotros babeamos de vez en cuando, sobre todo durante el sueño. Por la noche, los reflejos para tragar se relajan al igual que el resto de los músculos de la cara. Esto hace que la saliva se acumule y se pueda escapar por los lados de la boca.

Causas de babear al dormir

Parece bastante inofensivo, y probablemente te olvides una vez que limpies la almohada, pero si tienes otros síntomas, podría tratarse de infección, una reacción alérgica o incluso una afección digestiva.

Posición para dormir

La causa más común de babear mientras dormimos es tan sencilla que es posible que nunca lo hayas pensado, y tiene que ver con la gravedad. La posición en la que duermes suele hacer que la baba se acumule dentro de la boca.

Las personas que duermen de lado o boca abajo tienen más probabilidades de babear cuando duermen. Especialmente si tienden a respirar por la boca, o si tiene conductos nasales estrechos, la baba acumulada puede comenzar a salir de los labios cuando se abren para respirar.

Senos paranasales bloqueados u obstrucción nasal

Si tienes congestión nasal debido a un resfriado o una infección, es posible que te des cuenta de que estás babeando más de lo habitual. Al tener los conductos nasales inflamados o bloqueados con regularidad, o los senos nasales más estrechos que otras personas, es posible que babeemos todo el tiempo.

Los senos nasales bloqueados hacen que sea más probable que respiremos por la boca al dormir, y la «respiración por la boca» hace que salga más saliva. El moco puede ser el culpable, pero cosas como la hinchazón nasal o cualquier tipo de bloqueo, como un tabique desviado, un pólipo nasal o adenoides agrandados, pueden causar respiración bucal o empeorarla.

ERGE

El trastorno del reflejo gastrointestinal (ERGE) es una afección digestiva en la que el contenido del estómago regresa al esófago y daña el revestimiento del esófago. La ERGE puede causar disfagia (dificultad para tragar) o hacer sentir como si tuviéramos un nudo en la garganta. Esta sensación conduce a un babeo excesivo en algunas personas, ya que tu cuerpo reacciona a la irritación produciendo una gran cantidad de saliva.

Algunas personas con ERGE tienen acidez estomacal, pero no siempre es así. Otros síntomas de la afección incluyen dolor o dificultad al tragar, o la sensación de que la comida se ha quedado atascada en la garganta, eructar, mal aliento, dolor de garganta crónico o irritación de garganta, inflamación de las encías o la voz ronca por la mañana.

Babear al dormir por alergias

Tanto si eres sensible al polen de los árboles como a los ácaros del polvo, las alergias no son una broma para quienes las combaten. Si las alergias se están intensificando, es común tener saliva excesiva y congestión nasal durante el día, y particularmente por la noche. También podemos tener tos seca, dificultad para respirar, picazón o ojos llorosos.

Cuando nos vamos a dormir, la congestión nasal tiende a empeorar debido a un aumento del flujo sanguíneo a la nariz y la cabeza. Y cuando se intenta conciliar el sueño con la nariz tapada, tiende a respirar por la boca, lo que facilita la fuga de la baba.

Efectos secundarios de los medicamentos

Algunos medicamentos pueden hacernos más propensos a babear. Se ha demostrado que los fármacos antipsicóticos (especialmente la clozapina) y los medicamentos utilizados para tratar la enfermedad de Alzheimer provocan un babeo excesivo. Esto sucede como consecuencia de dificultar la deglución. Algunos antibióticos también pueden provocar exceso de saliva al dormir.

Apnea del sueño

Cuando se tiene apnea del sueño, el sueño se interrumpe porque tu cuerpo deja de respirar ocasionalmente durante la noche. Babear al dormir puede ser un factor de riesgo para la apnea del sueño. Esta puede ser muy grave y debe recibir un diagnóstico adecuado. Si babeas mucho por la noche, pregúntate si tienes alguno de los otros signos de apnea del sueño, como ronquidos fuertes, despertarse sobresaltado o sin aliento durante la noche, problemas de atención o dificultad para concentrarse durante el día, dolor de garganta o boca seca al despertar.

Es importante acudir a un médico para saber si tienes uno o más de estos síntomas además de babear.

bebé que le gusta babear al dormir

Soluciones para dejar de babear al dormir

Lo primero que debemos intentar es cambiar la posición para dormir. Al dormir boca arriba, podremos controlar mejor el flujo de saliva para que no termine en la cara o empapando la almohada. Si tenemos problemas para dormir boca arriba, quizás sea porque nos resulta más difícil respirar cuando estamos en una nueva posición.

Presta atención si te sientes “congestionado” o si tienes reflujo ácido mientras intentas dormir boca arriba. Simplemente prestar atención a cómo te sientes mientras te duermes puede ser la clave para descubrir si hay un problema más profundo.

Remedios caseros

Es importante mantener un equilibrio saludable de saliva en la boca. La saliva juega un papel vital en la protección del cuerpo de infecciones.

Si estás tratando de babear menos, es posible que pruebes a morder una rodaja de limón. Algunas personas creen que los cítricos pueden diluir la saliva, lo que hace que sea menos probable que se acumule. También puedes considerar beber más agua, ya que mantenernos hidratado diluirá la saliva que producimos.

Si sufres alergia, duerme con la cabeza elevada. También puede ser una gran idea encender un humidificador por la noche para abrir los conductos nasales y proporcionar humedad dentro de la nariz. Incluso, se puede usar un aerosol de solución salina antes de dormir para limpiar la nariz.

Dispositivo mandibular

Un dispositivo mandibular es un aparato bucal. Es algo que se pone en la boca, como un protector bucal, para dormir más cómodamente y reducir la baba y los ronquidos.

Estos aparatos están disponibles para comprar online o en algunas tiendas especializadas de suministros quirúrgicos. Además también funcionan como protectores de bruxismo. Lo más recomendable es acudir a un especialista para que evalúe tu caso y recomiende la mejor férula.

Máquina CPAP

Si el babeo es un indicio de apnea del sueño, deberás buscar tratamiento. El tratamiento más recomendado para la apnea del sueño es algo llamado máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP).

Una máquina de CPAP no solo te ayudará a dormir más profundamente, sino que también te asegurará de que estés en una posición segura y respires correctamente por la noche. Puedes babear con la máquina CPAP encendida sin ningún problema. Habla con un especialista en tratamiento de la apnea del sueño para saber cómo puede evitar que esto suceda.

Inyecciones de Botox

Algunas personas optan por adoptar un enfoque agresivo para la salivación extrema. Uno de estos tratamientos consiste en inyectar Botox en las glándulas salivales que rodean la boca. Esto evita que las glándulas produzcan saliva en exceso.

Por desgracia, este tratamiento no es permanente, ya que el Botox desaparecerá con el paso del tiempo y las glándulas volverán a ser funcionales. Habrá que analizar si es una opción económica a largo plazo o si se requieren otro tipo de tratamientos más duraderos.

Cirugía para dejar de babear al dormir

Hay casos en los que un médico recomienda que se extraigan las glándulas salivales. Las personas que necesitan que les extirpen las glándulas salivales generalmente tienen problemas neurológicos subyacentes que son mucho más graves que simplemente babear mientras duermen.

Estas cirugías normalmente tienen éxito para frenar la salivación excesiva, pero se recomendará a las personas que estén considerando la cirugía para este síntoma que prueben primero otros tratamientos.

¡Sé el primero en comentar!