Si tienes un congelador lleno de carnes que de alguna manera necesitan transformarse en la cena de esta semana, debes saber que descongelarla no tiene que ser complicado. Antes de meter la mano en el congelador y comenzar el gran deshielo, asegúrate de no cometer errores inadvertidamente que puedan dañar la frescura de tu carne y poner en riesgo tu salud.

A continuación, te contamos los dos errores más comunes de descongelar carne que tienes que evitar, además de estrategias de descongelación más seguras que deberías usar en su lugar.

Lo descongelas en la encimera de la cocina

Si descongelar carne a temperatura ambiente es tu técnica de descongelación, escucha.

La carne (y todos los alimentos perecederos) nunca deben descongelarse en la encimera y no deben dejarse a temperatura ambiente por más de dos horas. Y para entornos más cálidos, donde las temperaturas alcanzan los 32ºC o más, la comida no debe estar fuera de un frigorífico por más de una hora.

Eso es porque tan pronto como el alimento perecedero comienza a descongelarse y se calienta a más de 4ºC, las bacterias pueden estar presentes y comenzar a multiplicarse rápidamente. De hecho, las bacterias dañinas como estafilococos, salmonella, E. coli y campylobacter que causan enfermedades transmitidas por los alimentos florecen en temperaturas entre 4 y 60º C.

Apodada la «zona de peligro«, el número de patógenos molestos puede duplicarse en solo 20 minutos cuando las temperaturas caen dentro de este rango. Para evitar esta situación insegura, nunca descongeles alimentos en un garaje, sótano, automóvil o al aire libre.

Lo sumerges en agua caliente

Cuando hayas olvidado sacar la carne de la nevera y tengas prisa, podría pensar que descongelarla en agua caliente es una solución rápida factible. Esto puede parecer que acelerará las cosas, pero no debes descongelar la carne en agua caliente porque el exterior se calentará mucho más rápido que el interior.

En otras palabras, la capa externa puede alcanzar la zona de peligro de temperatura y correr el riesgo de que se acumulen bacterias y toxinas a niveles dañinos, incluso si el centro del elemento perecedero aún puede estar congelado.

como descongelar carne ternera

¿Cómo descongelar carne de la manera correcta?

En el frigorífico

La mejor manera de descongelar la carne de manera segura es planificar con anticipación. Esto significa descongelar lentamente la carne en el frigorífico.

Aunque la mayoría de los alimentos necesitan uno o dos días para descongelarse en el frigorífico, puedes descongelar alimentos más pequeños durante la noche. Por el contrario, los trozos de carne más grandes, como los pavos enteros, requerirán más tiempo; por cada 2 kilos de alimento, necesitará aproximadamente un día de descongelación.

Después de descongelar, la carne molida, las aves y los mariscos deben mantenerse bien en el frigorífico por un día o dos más, mientras que la carne roja como la carne de res, cerdo, cordero y filete se mantiene fresca durante tres o cinco días más.

Y siempre coloca las carnes en el estante inferior de la nevera. Si los jugos gotean, algo que puede suceder, puede contaminar otros alimentos. Hacerlo puede ayudar a mantenerte a salvo de posibles intoxicaciones alimentarias u otras enfermedades transmitidas por alimentos.

En agua fría

A pesar de que descongelar en agua caliente es una mala idea, descongelar en agua fría del grifo es completamente seguro.

Simplemente coloca la carne en una bolsa a prueba de fugas, eliminando la mayor cantidad de aire posible, y sumérgela completamente en un recipiente grande con agua fría. Lo expertos recomiendan cambiar el agua cada 30 minutos a medida que la carne se descongela.

Y, aunque depende de la cantidad de carne que esté descongelando, este proceso de descongelación de agua fría puede ahorrar tiempo en comparación con el método de descongelación en el frigorífico.

Un paquete de carne de medio kilo puede descongelarse en una hora o menos, mientras que los paquetes de 1’5kg pueden tomar más de dos horas.

En el microondas

En algunos escenarios, la carne congelada puede ser una opción rápida y conveniente. Este método solo funciona realmente para cortes más pequeños.

Si tu microondas tiene un ajuste de descongelamiento que puede regular la temperatura para cortes específicos de carne, úsalo. Si no es así, configura tu microondas a un nivel de potencia más bajo y calienta en ráfagas cortas hasta que la carne se descongele.

Y siempre cocina inmediatamente después de descongelar en el microondas, ya que algunos puntos de la carne pueden calentarse, e incluso cocinar durante el proceso de descongelación, posiblemente creando temperaturas en la zona de peligro.

Cocinar sin descongelar

¿Qué pasa si quieres saltarte el gran deshielo por completo? Es posible, y seguro, cocinar alimentos congelados sin descongelar en absoluto.

Pero ten en cuenta que este método de cocción llevará aproximadamente un 50 por ciento más de tiempo que el tiempo recomendado para carnes y aves completamente descongeladas o frescas.