Hay personas que desprenden una luz especial. No les hacen falta grandes cantidades de maquillaje ni adornos para transmitir una belleza natural envidiable. Si alguna vez te has preguntado cómo hacen para lograr ese brillo y casi perfección en sus rostros, presta atención. Tú también puedes lograrlo. ¿No nos crees?

Como a menudo te hacemos saber, la belleza y el aspecto exterior, depende en gran medida de nuestro estado de salud interna. Por ello, para lograr una imagen que desprenda brillo y evidencie tranquilidad, calma y bienestar, es importante prestar atención a algunos aspectos básicos.

Belleza natural mediante la salud física

El primer paso para sentirte bien por dentro y reflejarlo por fuera, es cuidar el estado de tu salud general. Pero no debes hacerlo únicamente como medio para lograr la belleza, sino tomar conciencia de que solo tienes un cuerpo, el que te acompañará toda la vida. Por ello, de nada sirve estar pendientes de ponernos cremas cosméticas y realizar todo tipo de cuidados estéticos, si no estamos cumpliendo las necesidades de nuestro organismo.

Alimentación

Es muy importante que te alimentes bien y, si crees que no tienes conocimientos suficientes, empieces a informarte o a pedir la ayuda de un profesional experto. Piensa en la cantidad de demandas que le haces a tu cuerpo. Madrugas por la mañana, pasas el día trabajando, te encargas de las tareas personales y otros deberes, haces ejercicio, te diviertes en buena compañía y, a veces, le quitas tiempo de descanso para poder cumplir con todos los objetivos cotidianos. Si no te alimentas como corresponde, no estás permitiendo que éste pueda responder a todas tus demandas con éxito.

belleza natural

Ejercicio físico

Por otro lado, el ejercicio físico es fundamental. Además de favorecer tu salud general, tu apariencia física se ve muy beneficiada por la práctica deportiva regular. Ésta mejora el aspecto de piel, contribuyendo a un mejor color, brillo y textura; retrasando la aparición de síntomas de la edad; tonificando la musculatura y disminuyendo la retención de líquidos y celulitis; se eliminan toxinas e impurezas en forma de exfoliación natural a través del sudor…

Descanso

El descanso es imprescindible para recargar la batería de tu mente y cuerpo. Por ello, respetar las horas de sueño, entre 6 y 9 aproximadamente en función de cada caso, es fundamental. Habrás vivido en tus propias carnes, el aspecto con el que amaneces tras una noche de pesado insomnio, o tras una plácida noche de sueño reparador.

Llevando a cabo una dieta completa y variada (y estando bien hidratado), practicando regularmente ejercicio físico que, además, te guste y satisfaga, y durmiendo las horas necesarias, tienes todas las papeletas para sentirte mejor por fuera a niveles indescriptibles.

Belleza natural mediante el bienestar mental

No al estrés

De la misma manera que no podemos llenar a nuestro cuerpo de exigencias, sin dotarle de los cuidados necesarios, tampoco podemos hacerlo con nuestra mente. En ocasiones, el estrés viene dado por la necesidad de abarcarlo todo sin medida. Éste tiene grandes consecuencias negativas sobre la salud física y mental y, en consecuencia, el aspecto físico. Estarás con nosotros en que una persona estresada y angustiada, no transmite lo mismo que una relajada, calmada y serena. El estrés puede favorecer la aparición de problemas dermatológicos, apariencia fatigada, así como potenciar los signos del envejecimiento como las manchas, opacidad de la piel, arugas, aparición de acné…

Meditación

Los momentos de meditación, relajación y atención consciente, son parte del alimento de nuestra mente. Hay que darle descanso, liberarla de las preocupaciones, tensiones y estrés. Es necesario quitarle peso, cambiar pensamientos negativos por otros positivos y constructivos y dotarla de energía para enfrentar la vida. Encontrar momentos para practicar la meditación, tiene muchos efectos positivos.

belleza natural

Ejercicios mente cuerpo

Las actividades que promueven la relajación ayudan, de una forma activa, a encontrar el equilibrio mente, cuerpo y espíritu, tan importante para sentir la paz y la calma. Si aún no te has atrevido con el yoga, el Tai Chi u otras, anímate.

Dedicar un momento en el día a llevar a cabo actividades creativas, también supone un importante empujón para nuestra mente y estado emocional. Por ello, si te gusta escribir, leer, dibujar, tejer… simplemente hazlo por el placer de hacerlo.

Diversión y buenas compañías

Por otro lado, realizar actividades que te hagan sentir bien, con las que te diviertas en buena compañía, es fundamental para mejorar tu salud física, mental, emocional y, por supuesto, tu belleza. Dicen que las personas felices son las más guapas. Para ello, solo tienes que adaptar a tu vida estos hábitos saludables que te contamos y que, seguro, darán un cambio hacia mejor.

Imagina que logras alimentarte como corresponde, cuadrar tu horario para hacer ejercicio cada día y, además, descansar 8 horas cada noche, de una forma plácida y efectiva. Ahora imagina que, además, has decidido dedicar 15 minutos cada noche a meditar, has dado con una lectura que te mantiene enganchado y, dos días a la semana, has descubierto una práctica de yoga que te encanta. ¿No crees que la belleza se potenciaría y transmitirías más luz?