¿Llevas un estilo de vida saludable y comer fuera de casa te parece un suplicio? Lo primero que debes hacer es no obsesionarte con la comida. Más o menos, durante la semana realizas unas 35 comidas (5 comidas al día x 7), así que porque un par de veces no sean todo lo saludables que tú quisieras, no pasa nada. El problema sería que de esas 35 comidas, 20 fueran de comida rápida o procesada, pero teniendo una dieta equilibrada y haciendo ejercicio físico no debes sentirte culpable. Lógicamente, esto depende de tus objetivos físicos, si tan solo buscas mantenerte en forma, puedes ser mucho más flexible que si estás en fase de definición.

Así que supongamos que nos toca comer fuera porque hemos quedado con los amigos o porque se nos ha olvidado llevarnos el tupper al trabajo o a clase, ¿qué podemos pedir en restaurantes de comida rápida? Te enseñamos las mejores opciones para McDonald’s y TGB.

¿Qué pedir en McDonald’s?

Debemos intentar siempre que esta comida no tire por la borda todo el trabajo que realizamos durante la semana, tanto con la alimentación como con el entrenamiento. Olvídate de ponerte tibio de hamburguesas y pedir un refresco light para compensar.

¿Ensalada? La ensalada es una de las mejores opciones, pero dependerá del tipo que elijas. Las salsas y el pollo empanado es lo que convierte en una bomba de calorías a las ensaladas preparadas. Lo mejor es que optes por aquella que tenga como aliño el aceite y vinagre. ¿Te quedas con hambre comiendo solo una ensalada? Puedes pedir dos de las que contienen pollo a la plancha o pedir una ensalada de pollo y una hamburguesa pequeña. A la hamburguesa le quitaremos el pan y añadiremos la carne a la ensalada. Tendremos dos tipos de proteínas diferentes y nos saciarán mucho más.

¿Y de beber? La opción más saludable es pedir una botellita de agua, pero si vas a pecar con los refrescos, elije el que sea sin azúcar.

¿Y en el TGB?

En esta cadena de restaurantes encontramos opciones más saludables. Existen hamburguesas de pollo a la plancha y boniato como guarnición. Podemos pedir dos hamburguesas de pollo y comernos solo el pan de abajo. Además, tienen un tipo de pan bajo en calorías, que nos vendrá genial para no aumentarlas gratuitamente.

En cuanto a la bebida, igual que en McDonald’s.

Como veis, no es difícil elegir saludable y acorde a nuestra alimentación. No se trata de pecar por todo lo alto aprovechando que vamos a ir a un restaurante de comida rápida. Evita los menús prediseñados de hamburguesa, patatas fritas, refresco y helado. Seguramente estarás ingiriendo en una sola comida, todas las calorías que debes ingerir a lo largo del día.