¿Por qué a veces damos calambres a otras personas?

¿Por qué a veces damos calambres a otras personas?

Sofía Pacheco

Muchas veces cuando tocamos a alguien, incluso con animales, sentimos un chispazo o un calambre, y nos asustamos. Tranquilos todos, no se trata de corriente eléctrica como la de nuestro hogar, ni tampoco es un voltaje peligroso. ni tampoco tenemos superpoderes. Se trata de electricidad estática y vamos a explicar qué es, porqué damos calambres a veces y qué podemos hacer para evitarlos.

Esos chispazos que sentimos a veces no son nada malo, nuestro cuerpo tiene energía y a veces nos cargamos de energía negativa o positiva y, al entrar en contacto con una carga contraria sentimos el chispazo. No hay de qué preocuparse, no afecta a nuestra salud, no es una señal de que algo va mal, ni nada por el estilo, simplemente se trata de electricidad estática y vamos a explicar todo lo que esto significa.

Qué es la electricidad estática

Todos los objetos y los cuerpos están formados por átomos y estos mismos átomos pueden ser protones (carga positiva), electrones (carga negativa) o neutrones (sin carga). Realmente los átomos de un cuerpo no tienen carga, y esto se debe a que tenemos la misma cantidad de protones que de electrones, esto hace que la carga se anule.

Lo curiosos es que podemos cargarnos de carga positiva si pierde electrones y de carga negativa si los gana. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que ese desequilibrio puntual entre carga es lo que se conoce como electricidad estática. Por eso a veces nos peinamos y el pelo se abre lentamente o tocamos a alguien y damos un calambre.

A lo largo de este texto vamos a profundizar en los calambres y también vamos a explicar cómo regular la carga para evitar esos calambres. Como decimos no es nada peligroso para la salud, pero sí que los niños pueden llevarse algún susto innecesario, o incluso si queremos peinarnos mejor y tener el pelo bien bonito, estos consejos nos ayudarán.

Por qué damos calambres

Ya hemos aprendido que todos estamos compuestos por átomos, y unos con son carga positiva, otros negativa y otros neutros. También sabemos que nosotros al tener la misma cantidad de carga negativa que positiva nos convertimos en carga neutra y que el desajuste es lo que crea ese chispazo.

Pero vamos a profundizar más, ese calambre surge cuando una persona con carga negativa entra en contacto con un objeto, animal o persona con carga positiva. En este caso, ambos seres sintientes notaran el calambre. Ese calambre o chispazo es la transferencia de electrones de un ser vivo a otro para equilibrar la carga de los cuerpos.

Lo curiosos es que el calambre se nota cuando la diferencia es elevada, pero debemos saber que tenemos chispazos invisibles varias veces al día y no los notamos, de ahí que se les conozca como invisibles o indetectables. Los calambres se notan a partir de 1 miliamperio, pero que no supone un riesgo para la salud. Son bajas energías, no es la misma electricidad que fluye por los enchufes de casa, por ejemplo.

Cómo evitar los calambres

Hay varias formas de evitar esos chispazos, y es que a veces hasta podemos notar el desajuste al tocarnos el pelo o algún material que se nos queda pegado a la mano, así como tocar un aparato electrónico mientras carga y notar la vibración, sobre todo cuando suelen ser cargadores imantados.

Una pareja descalzos

Andar descalzo en tierra

Es un recurso muy rápido y sencillo. Tan solo tenemos que descalzarnos y nadar en una superficie con tierra o con hierba, sobre todo si es hierba fresca. Esto nos ayudará a liberar carga eléctrica y a regular nuestra cantidad de protones y electrones devolviendo al organismo a su posición neutral.

También podemos optar por andar descalzos en casa, pero lo bueno de la tierra y la hierba fresca es que son buenos conductores eléctricos y nos ayudaran a equilibrar mejor las cargas que si nadamos descalzos por un suelo de cerámica, mármol o parquet, que también son buena opción, pero nunca por encima de alfombras y moquetas.

Hidratarnos bien

Tener una piel sana e hidratada es de vital importancia para evitar ese desajuste de cargas en nuestro cuerpo y evitar dar chispazos a otras personas. Pero no solo tener una piel hidratada, sino el hecho de beber agua también equilibra las energías y nos devuelve al estado neutral.

Además, cuando lleguemos de la calle, lo más adecuado es ducharnos, ya que el agua nos ayudará a eliminar el exceso de carga que hemos ido absorbiendo durante todo el día al tocar elementos electrónicos y a otras personas y animales.

Evitar algunos tejidos

Hay tejidos que favorecen la carga eléctrica, es decir, que ayudan a que el cuerpo acumule electricidad estática, así que debemos evitarlos. Suelen ser materiales sintéticos como el poliéster y el nailon. Es por esto que, desde aquí, recomendamos no usar este tipo de materiales en nuestra ropa, aunque sabemos que casi la mitad o más de cada prenda actual lo incluyen en su proceso de elaboración.

Si usamos este tipo de materiales, lo mejor es no frotar nuestras manos, por ejemplo, no secarnos el agua en la camiseta o los pantalones, no sacudirnos los pelos con movimientos enérgicos, no acercarnos aparataos electrónicos, etc.

Con el calzado de goma sucede algo similar, y es que este tipo de deportivas, botas, zapatillas, chanclas y demás, acumulan electricidad estática y al estar en contacto con nuestra piel están desajustando nuestras cargas de forma constante.

Lo mismo pasa con las alfombras. Andar por alfombras de materiales sintéticos hace que acumulemos electricidad estática. Existen alfombras ya preparadas para evitar estas consecuencias, e incluso espray y productos para rociar.

Lavarse el pelo con agua fría

El agua caliente propicia la carga de electricidad estática, por lo que los expertos recomiendan ducharnos con agua más bien fresquita y el pelo con agua fría. Así conseguiremos equilibrar las cargas y evitar la acumulación y el desajuste. El cual nos lleva a sufrir la electricidad estática en el flequillo, y en otros mechones cortos cuando intentamos peinarnos. Esto afecta a hombres y a mujeres, e incluso a los animales. De hecho, los expertos recomiendan peinarnos con cepillos o peines de madera.

Podemos crear un experimento casero de restregar un globo por el lomo de nuestro perro o gato y veremos cómo se le ponen los pelitos de punta y se mueven lentamente mientras acercamos el globo al pelaje del animal.

Humidificar el ambiente

Ya hemos dejado claro que el agua es nuestro aliado, y es que el hecho de humidificar el ambiente rebajará la electricidad estática y evitaremos dar esos chispados a otras personas y animales. Una buena solución puede ser poner plantas por la casa, pero si no podemos o no queremos, podemos obtener por un humidificador electrónico. Ya hemos dicho antes que la hierba fresca es un buen conductor por lo que estar rodeados de plantas frescas y tocarlas nos ayuda a regular la carga de nuestro organismo.

¡Sé el primero en comentar!