Estarás acostumbrado a ver que en los países asiáticos es muy común dormir en el suelo. Se podría decir que un hábito que forma parte de la cultura ancestral cuyos beneficios son mucho más favorables que dormir sobre un colchón y una almohada.

Los japoneses usan un tatami, que es una especie de esterilla rellena de paja con bordes cerrados, y puede acompañarse de algunos otros objetos bajos como los cojines.
A pesar de ser una tradición motivada por el tipo de construcción de las viviendas japonesas, en la cultura occidental comienza a resultar atractivo dormir en el suelo. Te contamos los beneficios qué aporta este hábito.

Beneficios de dormir en el suelo

Es cierto que no cualquier persona puede iniciarse directamente en este tipo de práctica de descanso. Algunos requieren un periodo de adaptación, ya que estamos acostumbrados a dormir sobre un colchón de cierta densidad, elevado del suelo y con almohadas que acomoden nuestra cabeza y cuello.

Aún así, aporta beneficios como:

Es más económico

Al igual que estaremos ahorrando espacio, adquirir un tatami es mucho más barato que hacer más con el colchón y todos los accesorios para mantenerlo elevado del suelo. Además, es de fácil traslado y puedes guardarlo en cualquier parte durante el día. Así que si tienes un piso pequeño, esta es una buena idea para ti.

Libera dolores musculares

Al acostarnos sobre el colchón, el cuerpo tiende a hundirse y se provocan tensiones y contracturas musculares. En el caso del tatami, nuestro cuerpo no necesitará mantener la estabilidad, y ya que está descansando sobre una superficie plana. Aseguran que a la mañana siguiente no te dolerán los huesos ni los músculos.

Alinea las articulaciones

Al dormir sobre una superficie plana, no aparecen malas posturas y se evitan todo tipo de tensiones musculares. El caso de los hombros y de las caderas, se puede lograr un equilibrio físico.
Es muy probable que al dormir de lado sobre un colchón, las caderas se encuentren en desequilibrio a nivel muscular y te provoque dolor de espalda o nuca.

Corrige la postura

Puede parecer una tontería, pero con el paso del tiempo el colchón se adapta a nuestra forma corporal. Con una superficie plana no tendremos este problema y siempre descansaremos en una posición alineada y recta.
Además, nuestra columna dorsal estará mucho más distendida y se disminuirán los dolores en el lumbago.