Los baños de mar tienen innumerables beneficios a nivel físico y mental. Y es que el agua marina nos relaja, al mismo tiempo que proporciona salud a nuestro cuerpo. Si eres de los que se lo piensa demasiado antes de zambullirse en el agua, ¡cambia la mentalidad! El veranito se acerca y ya va siendo hora de conocer las ventajas de esta práctica.

Es cierto que, para la mayoría de mortales, bañarse en la playa es cosa del verano. Sin embargo, hay muchos valientes que viven cerca del mar, que lo hacen a lo largo de todo el año. ¡Sí, sí! ¡En invierno también!

5 Beneficios de los maños de mar

No es raro que hayas escuchado a lo largo de tu vida que bañarse en el mar es bueno. Pero es probable que no te hayas parado a preguntarte por qué. Está claro que la naturaleza es sabia y nos da herramientas para que utilicemos en beneficio de nuestro cuerpo.

  • Bañarse en el mar ayuda a desinfectar y a cicatrizar heridas. Esto se debe a su contenido en sal y yodo, bueno para mejorar el estado de las heridas en la piel. Además, el yodo beneficia en gran medida a la glándula tiroidea, encargada de nuestro metabolismo.
  • Activa la circulación sanguínea. Esto se debe a que el agua ejerce una mayor presión que el aire. De este modo, estimula la circulación e impulsa el flujo sanguíneo hacia el corazón. Si sufres de problemas circulatorios como varices, decántate por los baños de mar, siempre y cuando sea posible.
  • Sus propiedades antiinflamatorias, mejoran la condición de las articulaciones. Si sufres problemas como artrosis, o dolores articulares, bañarte en el mar te resultará muy positivo.
  • Revitalizan la textura de la piel, gracias a su contenido en minerales como el calcio, magnesio, potasio y azufre.
  • Es relajante. La sensación de flotar aporta relajación a nuestra mente. Los baños de mar regulan el sistema nervioso y nos hace sentir más calmados y tranquilos.

Además de todo ello, sirve como exfoliante natural y purifica la piel. La brisa marina limpia nuestros pulmones y nos aporta sensación de plenitud y confort. Así que ya sabes, aprovechar los beneficios que nos brinda la naturaleza, no es tan difícil. Seguro que, ahora que conoces las ventajas de los baños de mar, no te lo piensas tanto a la hora de darte un buen chapuzón; o dejarte llevar por el vaivén de las olas.