¿Conoces todos los anticonceptivos que hay?

Todos sabemos qué es un condón, quién debe usarlo, para qué se usa y cuál es su porcentaje aproximado de fiabilidad, pues bien, seguro que no sabemos todo sobre los condones ni sobre todos los anticonceptivos que hay actualmente en el mercado. Hay una gran variedad más allá de los profilácticos, gomitas o como queramos llamarles, y hoy vamos a descubrirlos todos, tanto para chicas como para chicos.

Los anticonceptivos son un grupo de métodos de anticoncepción, es decir, que su principal función es que no haya concepción. Dicho de otra forma, evitan los embarazos, pero algunos de ellos también nos protegen de Enfermedades de Transmisión Sexual, conocidas como ETS.

Vamos a hablar de los anticonceptivos femeninos y también de los masculinos. En unos entraremos más en profundidad, con el objetivo de estar bien informados y que este texto caiga en manos de quien lo necesite, sobre todo de adolescentes camino a sus primeras relaciones sexuales.

Anticonceptivos masculinos

La baja cantidad de anticonceptivos que hay para hombres es una clara evidencia del heteropatriarcado que ha dejado toda la responsabilidad siempre a las mujeres y ahora, en pleno siglo 2021, se está empezando a investigar sobre un posible anticonceptivo inyectable, un gel y una especie de píldora.

De momento solo tenemos como método real, fiable y al alcance de todos: el preservativo. Vamos a explicar cómo se coloca adecuadamente, el porcentaje de fiabilidad y de momento es el único que podría protegernos de las ETS, por eso siempre se recomienda su uso, conozcamos a nuestra pareja sexual o no.

Lo primero es asegurarnos de que no está caducado, ni dañado, ni previamente abierto, ni nada similar. A continuación, colocamos el envoltorio con la parte sin dibujo mirando hacia arriba y al abrirlo debe parecer un «sombrero». Si es así lo hemos hecho bien. Intentaremos no manipularlo demasiado para no arrastra bacterias de nuestras manos al condón ni quitarle lubricante.

Si nos lo ponemos del revés, se desenrollará durante el acto sexual. Si es así, nos lo quitamos y abrimos un nuevo condón, ya que en el anterior podría haber restos de ETS, por ejemplo. Se recomienda usar un condón nuevo para el sexo oral.

Un plátano con un condón

Anticonceptivos femeninos

La lista es muy larga, y esto no es un artículo médico por lo que no podemos ni debemos recomendar un tipo de anticonceptivo para cada tipo de mujer. Recomendamos ir al ginecólogo o un especialista que nos informará mucho mejor y nos recomendará el mejor anticonceptivo para nuestro caso concreto.

  • Preservativo femenino: funda de mayor tamaño que el condón masculino y se coloca recubriendo las paredes de la vagina. (El único que protege de las ETS).
  • Diafragma: media circunferencia de látex o silicona y se coloca en el fondo de la vagina antes del coito. Protege parcialmente de las ETS.
  • Capuchón cervical: parecido al diafragma y recubre el cuello uterino. Protege levemente de las ETS y es de un solo uso.
  • Anillo vaginal: un aro que se introduce en la vagina antes del acto sexual y libera hormonas similares a la píldora. Dura 3 semanas y no protege de las ETS.
  • Píldora combinada. No protege de las ETS.
  • Píldora de gestágeno. No protege de las ETS.
  • Parche cutáneo. No protege contra ETS.
  • Implante subdérmico. Dura hasta 5 años, pero no protege contra ETS.
  • Inyección hormonal. Se puede perder capacidad reproductora y no protege frente a ETS.

Anticonceptivos permanentes

Existen una serie de métodos anticonceptivos que son permanentes y ninguno de ellos nos protegen a las mujeres frente a las ETS, ni a los hombres con los que tengamos relaciones sexuales. Son 3 métodos y son muy conocidos, tanto para mujeres como para hombres. Los 3 requieren una reflexión profunda, hablarlo con nuestra pareja, estar muy seguros de tomar esa decisión, consultar todas las dudas, pensar a futuro, etc.

  • Ligadura de trompas: las trompas de Falopio se unen de manera que el óvulo no llega al útero y no puede encontrarse con el espermatozoide, eso sí, la regla sí continúa apareciendo cada mes, solo que no hay óvulo y nunca podrá haber embarazo.
  • Vasectomía: las hay reversibles e irreversibles y consisten en cortar los conductos por los que viajan los espermatozoides. La duda es si después de esa operación el hombre puede correrse, y la respuesta es sí, solo que el semen no tendrá espermatozoides.
  • DIU: más conocido como dispositivo intrauterino y tiene forma de T, solo lo ponen los médicos y es una decisión muy seria. No protege frente a las ETS, pero sí es muy eficaz contra los embarazos. Si se usa durante mucho tiempo, las mujeres corremos el riesgo de quedar estériles. Hay dos tipos el hormonal que dura hasta 5 años y el de cobre que dura hasta 5 años si somos jóvenes y si tenemos más de 40 años podemos usarlo hasta que nos llegue la menopausia.

Una pareja con pies descalzos en la cama

Métodos no recomendados

Queremos dejar claro que el único método viable y eficaz frente a embarazos no deseados y que nos ayudan a no contraer una ETS son los preservativos, ya sean femeninos o masculinos. Se trata de remedios que no se recomiendan bajo ninguna circunstancia y que no debemos creer en la palabra de nadie ni en «por una vez no pasa nada».

Si un chico nos dice de usar uno de estos métodos o nos dice que es estéril y por eso no usa condón o se tira el farol de que no hay de su talla, que sepamos que es una RED FLAG enorme y una luz roja que nos grita que ahí no es y que nos vayamos.

  • Remedios caseros como infusiones y mezclas de alimentos.
  • Dar saltos después de hacer el coito.
  • Mantener relaciones sexuales sentadas, creyendo que el semen no subirá.
  • Hacer mucho deporte después de hacer el amor.
  • La marcha atrás, es decir, sacar el pene antes de correrse.
  • Controlar el calendario menstrual, no es útil, ya que la regla puede descontrolar o puede haber fallos que nos hagan quedar embarazadas, aparte del riesgo de contraer una ETS.
  • Usar la píldora del día después como si fueran gominolas. Se trata de un choque hormonal muy fuerte que puede causar graves trastornos en nuestro cuerpo si las tomamos sin control.
¡Sé el primero en comentar!