Los seres humanos requerimos energía para poder funcionar. De este modo debemos cumplir con los valores nutricionales que nuestro organismo demanda. Cuando nos sentimos bajos de energía somos incapaces de llevar a cabo todas las tareas cotidianas de una forma eficiente.

La manera de adquirir energía es, principalmente, a través de una correcta alimentación. Por ello, es muy importante conocer qué alimentos nos la aportan, e incluirlos en la dieta de forma imprescindible.

Alimentos que aumentan nuestra energía

1. Cacao

El cacao o el chocolate negro, combate el estrés de una forma muy eficaz. Además, nos ayuda a recargar nuestra energía cuando está a niveles bajos. Por ello, es un alimento sabroso y saludable, que resulta muy energético y aporta bienestar mental.

2. Plátano

Es una fruta con alto contenido en potasio y vitamina B, importante para el metabolismo energético. Sabemos que es un alimento muy consumido en deportistas, por su aporte de energía a largo plazo.

3. Nueces

Las nueces son ricas en grasas vegetales por lo que suponen una considerable fuente de energía. Contiene minerales como fósforo, magnesio, potasio, vitaminas del grupo B y ácidos grasos omega-3 y 6. Llevar a mano un puñado de nueces puede aportar el subidón que necesitas cuando te cuesta centrarte, tanto intelectualmente como en el ejercicio.

4. Agua

El agua es vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Y es que mantenerlo hidratado es imprescindible para que nuestra energía esté a punto. Por ello bebe abundante agua durante el día. Anticípate a la sed e hidrata tu cuerpo correctamente.

5. Té verde

La cafeína es un estimulante que supone un arma de doble filo. Consumir café en pequeñas dosis puede resultar energizante y nos mantiene despiertos y atentos. Sin embargo, cuanto más consumimos, más reclama nuestro organismo y este aspecto puede resultar contraproducente. Es más recomendable optar por el té verde. Éste es natural y ayuda a aumentar la energía. Además, es diurético y tiene muchas propiedades antioxidantes.

6. Huevos

Los huevos son ricos en vitamina B, especialmente en la yema. Son ideales para el desayuno y juegan un importante papel en nuestro metabolismo.

7. Cítricos

Las naranjas, pomelos o limones resultan muy energizantes. Asimismo, contienen vitamina C y propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Gracias a la vitamina C, ayudan a extraer el hierro de los alimentos, manteniendo unos óptimos niveles de este mineral en la sangre.

¡Infórmate acerca de otros trucos para mantener la energía arriba!