A veces, lograr la pérdida de grasa no se consigue solo en el gimnasio. Además de entrenar, hay otros trucos que puedes incluir en tus rutinas diarias y que te ayudarán a conseguir tu objetivo. Se trata de que puedas llevar a cabo un estilo de vida saludable, más allá de tus horas de entrenamiento. Complementar el deporte con los buenos hábitos, hará que te sientas mejor contigo mismo y más motivado. ¿Quieres quemar grasas? ¡Atento!

Acude a un profesional

Por muy bien que intentes comer, la preparación de tu propia dieta nunca estará a la altura de la de un buen nutricionista. Éste te realizará un estudio personalizado y te preparará un plan adecuado a tu condición y a tus capacidades.

No te saltes el desayuno

Saltarse el desayuno podría estar actuando en tu contra. Hay personas que relacionan la pérdida de peso, con quitarse alguna comida y esto no es del todo acertado ni correcto. Cumple con las comidas recomendadas e incluye fibra en tu desayuno.

Mueve tu cuerpo

Hay muchas horas a lo largo del día, más allá de las que empleas en el gimnasio. Sube por las escaleras, ve andando a los sitios cuando tengas la posibilidad. Mantente activo, en movimiento.

Reconoce el hambre y olvida el resto

Hay ocasiones en las que comemos sin distinguir si lo que sentimos es hambre. Intenta pensártelo dos veces cuando la razón por la que comes sea el aburrimiento, la ansiedad o cualquier otro motivo.

No pases hambre

Si dejas de comer lo suficiente, acabarás suprimiendo el metabolismo y tu cuerpo no podrá trabajar tan duro para perder calorías. Mantén el ritmo del metabolismo dándole a tu cuerpo los nutrientes que necesita.

Bebe agua

Evita los refrescos y opta por el agua. Hidrata tu cuerpo, es fundamental para una buena salud.

Cambia el “look” de tu cocina

Convierte tu cocina en un espacio saludable. Elimina la comida basura, márcate unas pautas y organiza tu compra. Lo que más cuesta es empezar. Una vez que programas tus nuevos hábitos, la motivación por continuar hasta tu meta hará el resto.

Aumenta tu masa muscular

No te centres solo en perder grasa de forma aislada. Levanta pesas y trabaja para ganar masa muscular.

Llévate bien con tu táper

Cuando comas fuera de casa, haz del táper tu aliado. Prepara tu propia comida y no caigas en tentaciones.

El concepto de “dieta”

No interpretes la dieta como restricciones y hambre. Más bien todo lo contrario. Supone un cambio de hábitos que te acercarán a tu objetivo. Créenos, llevar una vida sana, además de ser vital, ¡engancha!