¿Cómo puedo recuperar el deseo sexual con la menopausia?

La menopausia es un cambio hormonal muy brusco, y con ella llegan algunas anomalías y entre ellas la pérdida de deseo sexual. Esto se debe principalmente a 3 factores que contaremos a continuación y a los que les daremos una solución. Vamos a explicar por qué la menopausia causa tantos estragos en las mujeres y cuando ella llega la libido se va y qué podemos hacer para reactivar nuestras ganas de tener relaciones sexuales.

No a todas las mujeres les afecta igual la menopausia, ya que depende de muchos factores, pero por norma general el deseo sexual disminuye bastante. Esto suele frustrar a muchas mujeres y parejas, sobre todo si meses antes a la llegada de la menopausia tenían una vida sexual activa.

A lo largo de las líneas que componen este artículo vamos a explicar qué sucede en nuestro cuerpo y por qué nuestro deseo sexual ha desaparecido, aparte de dar algunas soluciones al alcance de todas las mujeres. Como siempre, si notamos algunas anomalías como dolores en el útero, sangrados irregulares, dificultad al orinar, infecciones de orina, y similares, lo mejor es consultar con un especialista.

¿Qué sucede con la libido en la menopausia?

En esta etapa de la vida, las mujeres sufren cambios físicos, psicológicos, hormonales y de todo un poco. Es por esto por lo que sienten que su vida ha cambiado para siempre, pero no está todo perdido. Antes de entrar al meollo del tema, vamos a explicar qué sucede con exactitud en el cuerpo de la mujer con menopausia para después dar paso a porqué la libido desaparece y damos algunos motivos.

La menopausia afecta a nivel físico, emocional, psicológico, sexual y en todos los aspectos. Esto se debe a los cambios hormonales, es decir, el cuerpo de la mujer produce cada vez menos cantidad de estrógeno y progesterona. Son dos hormonas sexuales claves en el cuerpo femenino porque controlan los ciclos menstruales y producen cambios en el endometrio preparándolo para un posible le embarazo. Asimismo, la escasez de estas hormonas afecta a los órganos sexuales femeninos, al estado de ánimo, al descanso, a los niveles de energía, etc.

Es por esto por loque la menopausia afecta tanto al plano sexual de las mujeres y es que hay otras razones físicas y psicológicas más concretas que responden a la pregunta de ¿dónde está la libido?

Por un lado, las razones físicas, son bastante molestas, y se trata de la barrera principal para que la libido desaparezca. La vagina se seca, los músculos ya no son elásticos por lo que la penetración duele bastante, ya no hay tanta sensibilidad como antes, así que se pierde emoción durante el acto, el canal vaginal reduce su tamaño y cuesta más llegar a sentir placer y no se disfruta del proceso y los orgasmos suelen costar más en llegar.

Las razones psicológicas se deben a los cambios hormonales que afectan al estado de ánimo de las mujeres llegando incluso a provocar depresión, ansiedad, tristeza, frustración, cansancio, agotamiento físico, dolores de cabeza, etc. Todo esto hace que la libido no exista durante esta etapa, pero hay soluciones.

Una pareja de aduktos queriendo recuperarla libido

Formas de reactivar el deseo sexual

La falta de apetito sexual puede solucionarse, sin entrar en temas privados de si nuestra pareja nos sigue gustando o no, vamos a intentar dar algunas soluciones para reactivar la pasión. Lo que no recomendamos es automedicarnos, ni dejarlo pasar, ni forzarnos a hacer algo que no sentimos de verdad, todo esto acrecentará los sentimientos negativos.

Visitar a un ginecólogo

Solo un experto puede ayudarnos, y será él quien nos diga qué sucede realmente, cómo afrontar la situación y nos dará una serie de soluciones entre las que podemos escoger. Muchas de ellas las vamos a ver a continuación, pero lo mejor es consultar con un experto de confianza que conoce nuestro caso. Además, una vez que llega la menopausia, debemos cuidar nuestra dieta y realizar ejercicio de forma frecuente para disminuir los efectos adversos de esta etapa natural de la vida.

Además, con el ginecólogo podremos hablar demuestra vida sexual y podremos decir si sentimos placer o no, si nos duele, hablar de la sequedad vaginal, mejores posturas, juguetes sexuales, etc. El ginecólogo dará su opinión de experto y nos recetará el mejor tratamiento para nuestro caso y recuperar el deseo sexual.

Terapia de reemplazo hormonal

Es una de las opciones más comunes en la menopausia y es probablemente lo que haga nuestro médico. Antes hemos hablado de la importancia de las hormonas en el cuerpo femenino. Pues bien, esta terapia de reemplazo de hormonas lo que va a hacer es volver a los niveles normales de estrógenos y progesterona para equilibrar todo el organismo. Suelen ser píldoras y parches, aunque también hay geles vaginales y geles para el cuerpo, ya depende de si queremos tratamiento local o general.

No solo recuperaremos el deseo sexual, sino que trataremos también los sofocos, la sudoración nocturna, los cambios de humor, reduciremos los síntomas de depresión y ansiedad, el nerviosismo, etc. Pero solo un experto ha de evaluarnos y dar luz verde a este tratamiento.

Lubricación para dejar fluir la libido

La lubricación natural se va perdiendo con los años, aunque no a todas las mujeres les pasa lo mismo. Usar una buena lubricación ayudará en las relaciones sexuales, pero no podemos basar la solución solo en eso, ya que el dolor por la estrechez del canal vaginal seguirá latente. Es por esto que el uso de geles contra la sequedad ha de ser un acompañamiento del tratamiento que usemos.

En el mercado hay multitud de opciones entre las que elegir, hay lubricantes normales, con efecto frío y con efecto calor. Lo más importante es elegir uno de calidad que nos aporte lubricación durante un largo periodo de tiempo y no se seque rápido como les pasa a algunos, por eso lo ideal es con base acuosa.

Diferentes juguetes sexuales

Juguetes y masajeadores sexuales

Si vemos si la lubricación funciona y vamos recuperando el deseo sexual, podríamos incluir masajeadores y juguetes sexuales poco a poco para mejorar la vida sexual. Lo bueno de los masajeadores íntimos es que aumentan el flujo de sangre en la zona vaginal, por lo que esta se dilatará más y mejor aliviando los dolores, aumentando la sensibilidad y promoviendo la lubricación.

Recomendamos empezar poco a poco solo por ver qué tal nos funciona esta opción en la cama, ya sea en solitario o en pareja. Recordemos que recuperar el deseo sexual puede ser un proceso lento y no debemos decaer, pero tampoco obsesionarnos y forzar nuestro cuerpo.

Ejercicios de Kegel para recuperar la libido

Este tipo de ejercicios son saludables y naturales para promover el deseo sexual durante la menopausia y que la libido vuelva a nuestra persona. Se trata de una seri8e de ejercicios suaves con multitud de beneficios para las mujeres que están en la etapa de la menopausia.

Para practicar estos ejercicios hace falta hacer uso del masajeador Kegel, los hay manuales e inteligentes. Lo que conseguiremos es aumentar la circulación sanguínea en la zona vaginal promoviendo la lubricación natural, reactivando el deseo sexual, aumentado la elasticidad y más sensación de placer.

¡Sé el primero en comentar!