Ya no resulta tan extraño ver a personas que se decantan por un estilo vegano, tanto en alimentación como en todo lo que les rodea. Pero, aunque está muy aceptado, la resaca es completamente distinta en aquellos que se alimentan solo de vegetales o los tienen mucha más flexibilidad. ¿Te gusta tomarte unas copitas al terminar la semana? Presta atención a lo que sucede en tu cuerpo.

Un estudio ha descubierto que los vegetarianos y veganos tienen resacas más severas que los que comen carne. Ahora ya has encontrado el por qué te estás levantando como un trapo al día siguiente (además de la edad, claro).

¿Por qué afecta el alcohol de manera diferente?

En ese estudio se analizaron los efectos del alcohol en 13 personas y se llegaron a monitorizar 23 síntomas propios de la resaca; entre los que se incluyen los clásicos dolores de cabeza, náuseas, palpitaciones, vómitos, mareos, sudoración, sensibilidad a la luz y al sonido y sed. Por supuesto, fue fundamental conocer qué comían.

El estudio concluyó diciendo que las personas que contaban con menos ácido nicotínico (vitamina B3) y zinc en su alimentación tuvieron resacas más severas. Concretamente, el bajo consumo de zinc se vincula notoriamente con vómitos, y el bajo nivel de vitamina B3 produce síntomas más graves de resaca.
Estos dos micronutrientes se encuentran en alimentos de origen animal, por eso se destaca que los veganos tienen un amanecer mucho más diferente. El zinc se encuentra comúnmente en la carne, mariscos y legumbres; mientras que la vitamina B3 está en productos de origen animal como carne, pollo y pescado, además de cereales integrales, cacahuetes, aguacate y champiñones.

Según los investigadores, es muy común escuchar a los veganos decir que tienen una tolerancia mucho más baja al alcohol, o desde que cambiaron su estilo de alimentación les afecta mucho más. Tanto la vitamina B3 como el zinc son necesarios para descomponer el etanol, que es el alcohol; por lo que si nos falta en el organismo, es normal que la resaca sea peor.

¿Basta con un suplemento vitamínico?

Estarás pensando en que si eres vegano y te faltan algunos micronutrientes, a lo mejor puedes paliar ese déficit con un suplemento vitamínico, ¿verdad? Pues lo cierto es que tomar mucho zinc no es una cura definitiva para un viernes por la noche. La composición genética, la ingesta total de alimentos y otros factores determinarán también cómo será tu recuperación. Olvídate de creer que existe una cura mágica para evitar levantarte con el cuerpo descolocado.

Asegúrate de hidratarte correctamente con agua durante toda la noche, y cuando llegues a casa. Es alcohol es una bebida deshidratante, por lo que puede poner en riesgo las funciones de tu cuerpo si no estás bien hidratado.