Has oído hablar de sudores fríos, sudores nocturnos y tal vez incluso sudores nerviosos, pero ¿cuánto sabes sobre los sudores de la caca? Este es el término coloquial para cuando sudas y/o te sientes mareado durante una evacuación intestinal, y aunque puede parecer extraño, no es muy raro.

Tampoco suele ser motivo de preocupación, aunque seguro que puede resultar confuso. Esto es lo que debes saber sobre los sudores de la caca, desde sus causas hasta los posibles remedios.

¿Qué son exactamente los sudores de caca?

Los síntomas asociados con los sudores de caca, que incluyen sudoración, mareos o aturdimiento, calor y, a veces, náuseas al defecar, provienen de un reflejo primitivo normal que involucra al nervio vago, que corre entre el cerebro y el abdomen.

Cuando algo estimula el nervio vago, provoca una disminución de la frecuencia cardíaca y una dilatación de los vasos sanguíneos, lo que provoca una caída significativa de la presión arterial y, a su vez, conduce a una disminución del flujo sanguíneo al cerebro.

Esto también se conoce como síncope vasovagal y es el culpable de los sudores al hacer caca. Si es lo suficientemente significativo, incluso puede provocar que te desmayes.

¿Cuáles son las causas te tener sudores cuando vas a hacer caca?

No hay una razón específica para sudar durante la defecación, pero una de las causas más comunes es el estreñimiento, que se estima que padecen 33 de cada 100 adultos mayores de 60 años.

Mientras empujas, inhalas profundamente y empujas, lo que disminuye la cantidad de sangre que regresa al corazón y, por lo tanto, la cantidad de sangre que sale de él. Los receptores de presión en los vasos sanguíneos de tu cuello detectan el aumento de presión debido al esfuerzo y desencadenan una disminución de la frecuencia cardíaca para disminuir la presión arterial. Esta presión arterial baja puede provocar sudoración, mareos y desmayos.

Si padeces ciertas afecciones crónicas, como el síndrome del intestino irritable (SII) puedes ser más propenso a experimentar esta respuesta vasovagal. Las personas con este síndrome tienen hipersensibilidad a sus vísceras u órganos en su abdomen, lo que puede desencadenar una hiperrespuesta que conduce a una respuesta vasovagal.

Aunque el estreñimiento y el SII son desencadenantes más comunes, también hay otros culpables. Uno son los medicamentos. La categoría clásica son los medicamentos que se describen como que tienen ‘propiedades anticolinérgicas’, que incluyen medicamentos para la presión arterial, medicamentos para espasmos y medicamentos para la vejiga hiperactiva, por nombrar algunos.

Otro desencadenante que vale la pena mencionar es el miedo a sufrir lesiones corporales o malestar asociado con la evacuación intestinal, lo que puede provocar la estimulación del reflejo vasovagal. De hecho, la angustia emocional extrema puede provocar un síncope vasovagal.

Si recientemente comiste alimentos picantes, tampoco es raro experimentar sudoración durante una evacuación intestinal al día siguiente. Para cuando los alimentos llegan a los intestinos, todavía tienen capsaicina (el componente activo de los chiles), que se une a nuestros receptores TRPV1. Estos receptores detectan calor en varias partes del cuerpo, incluido el ano, lo que le indica al cerebro que el cuerpo necesita sudar para enfriarse.

mujer con rollo de papel higienico vacio

¿Son peligrosos estos sudores?

En la mayoría de los casos, especialmente en los jóvenes, los sudores en las heces son un fenómeno benigno. Aún así, es increíblemente importante estar atento a sus síntomas. Si tienes más de 50 años, problemas cardiovasculares o una anomalía del suelo pélvico, debes hacerte una evaluación para descartar una afección más grave.

Los expertos también recomiendan prestar atención a la aparición y frecuencia de los sudores cuando vayas a defecar. Si esto es algo nuevo para ti, es más preocupante.

Si tienes 40 años y esto sucede cada vez que estás estreñido y te esfuerzas desde los 20, es menos probable que esto sea una preocupación que si esto comienza entre los 60 y 70. Además, si esto es algo que sucede una vez cada pocos años, es menos preocupante que si sucede algunas veces a la semana.

¿Cómo prevenir los sudores al hacer deposiciones?

Si crees que los sudores pueden ser causados ​​por cierto medicamento que está tomando, habla con tu médico. Un nuevo medicamento puede tener efectos secundarios que pueden afectar a tu capacidad para evacuar (defecar) o que alteren tu movilidad intestinal.

También es posible que desees considerar cómo tu dieta puede desempeñar un papel en la contribución a tu estreñimiento, si esa es la causa de los sudores.

Se recomienda asegurarte de comer suficientes alimentos con alto contenido de fibra, incluidas frutas como peras, mangos y manzanas, así como legumbres (piense en frijoles, guisantes) y nueces. La fibra puede ayudar a producir heces más voluminosas que son más fáciles de evacuar, lo que puede conducir a un menor esfuerzo.

Beber suficiente agua también es importante para ayudar a estimular el flujo de tu tracto digestivo.

Si estás en el baño durante varios minutos y no sucede nada, trata de no presionar, tanto en sentido figurado como literal. Si lo haces, podrías provocar un esfuerzo que desencadena la respuesta vasovagal y te lleva a la situación que estás tratando de prevenir.