Motivos por los que sudas cuando comes

Motivos por los que sudas cuando comes

Carol Álvarez

Sabemos que el sudor implica refrescar el cuerpo. Conforme se evaporan las gotas de sudor, la piel se enfría. Así que si tu labio superior comienza a sudar al comer un plato de sopa humeante o pequeñas gotas corren por la frente después de algo súper picante, entiendes por qué estás sudando.

Pero también existen causas médicas detrás de la sudoración después de comer, un término llamado «sudoración gustativa». Este es un síntoma de una afección que los médicos denominan síndrome de Frey. La afección causa sudoración incluso cuando comemos algo frío, como helado. Otras veces, sudar al comer se debe a otra afección médica que puedas tener.

¿Por qué sudas cuando comes?

Algunas personas comentan que sudan mientras comen. Sin embargo, pensar o hablar sobre la comida también puede provocar sudoración al comer. Los expertos consideran que tanto los factores como los síntomas e historial médico pueden determinar una posible causa subyacente.

Es culpa de un alimento específico

Hay alimentos específicos conocidos por desencadenar la respuesta del sudor, que pueden incluir café, chocolate, alimentos picantes o ácidos, alimentos calientes, alcohol y dulces .

No es normal escuchar a alguien decir que cuando comen sudan en todo el cuerpo. Cuando esto sucede, las personas se dan cuenta de que cuando comen un determinado alimento, sudan. Si notas que cierto alimento lo provoca, y un médico te ha examinado para detectar otras afecciones médicas, el consejo más simple es evitar este alimento para evitar el sudor.

Tienes el síndrome de Frey

Esta es una condición poco común que ocurre después de una cirugía facial alrededor de las glándulas parótidas, que son glándulas salivales debajo de las orejas. Esto puede suceder como resultado de una cirugía de un tumor benigno o maligno en la glándula parótida, una extirpación de cáncer de piel o una cirugía plástica.

Lo que sucede es que conforme la piel y los nervios se curan después de la cirugía, las ramas de los nervios que iban a estas glándulas salivales pueden mezclarse y conectarse a las glándulas sudoríparas de la piel. A medida que las glándulas salivales se estimulan en respuesta a la alimentación, que es parte del proceso digestivo, provocan por error que las glándulas sudoríparas suden.

Este es un sudor que gotea. A pesar de que no es una condición médica grave, puede ser incapacitante socialmente.

Es casi seguro que suceda si te sometiste a una cirugía en una glándula parótida, aunque es poco común en los casos de cirugía plástica. La mayoría de los casos de Frey involucran solo un lado de la cara.

En cuanto al tratamiento, las inyecciones de Botox son el tratamiento más efectivo y más fácil, y los resultados generalmente duran de nueve a 12 meses y hasta dos años.

queso que provoca sudor al comer

Tienes dañados los nervios por la diabetes

Las personas que tienen neuropatía autonómica diabética , una complicación de la diabetes que implica daño a los nervios, pueden sudar en la frente, la cara, el cuero cabelludo y el cuello después de masticar alimentos, especialmente después de comer queso.

No les pasa nada a las glándulas sudoríparas, es el interruptor que las controla. En este caso, ese interruptor está activado y los nervios estimulan el sudor cuando de otra manera no deberían hacerlo.

Tienes culebrilla

Esta es una reactivación del virus varicela-zóster, el que causa la varicela. Puede causar una erupción bastante dolorosa, y si esta erupción está en la cara, los nervios pueden dañarse y provocar sudoración gustativa.

Esto se conoce como hiperhidrosis secundaria. Es probable que sudes en ambos lados de la cara, así como en el cuello y el pecho. Es posible que tengas esta respuesta cuando comes o incluso solo pienses en la comida.

El tratamiento para el herpes zóster incluye medicamentos antivirales, así que pregunta a tu médico si esto es lo que te está sucediendo.

Es un síntoma de la enfermedad de Parkinson

Este es un trastorno cerebral progresivo que causa temblores, dificulta caminar y afecta el equilibrio. Tanto los trastornos cerebrales como los nerviosos están relacionados con las condiciones de sudoración.

Si la causa de la sudoración después de comer es un efecto secundario de una afección médica, tu médico de cabecera u otro especialista que pueda tratar la afección subyacente debe tratarlo adecuadamente y aportar sugerencias específicas sobre cómo controlar los efectos secundarios de la sudoración.

Tipos de comida

Se sabe que algunos alimentos y bebidas causan sudoración al comer. Estos incluyen alimentos picantes y muy calientes. Algunas personas también descubren que sudan más cuando beben alcohol. Esto se debe a que el alcohol dilata o ensancha naturalmente los vasos sanguíneos periféricos, lo que hace que el cuerpo libere calor.

Sin embargo, si tienes problemas con la sudoración al comer debido al síndrome de Frey u otra afección médica subyacente, es posible que encuentres que una variedad de alimentos o incluso solo pensar en la comida causa sudoración. Algunas personas informan que un tipo de alimento en particular las afecta, como por ejemplo los dulces, agrios, picantes o salados.

La sudoración al comer debido a una afección médica subyacente como la diabetes mellitus normalmente causa sudoración en ambos lados de la cara y otras áreas del cuerpo. Esto incluye las mejillas, la frente y el cuello. Es mejor acudir a un médico para que determine el origen de este sudor.

Consejos para evitar sudar al comer

Una forma en la que puedes comenzar a ayudar a prevenir la sudoración mientras comes es llevar un diario. Durante aproximadamente una semana, ten un control de:

  • Los momentos en los que sudas
  • En qué parte del cuerpo sudas
  • Lo que comías cuando empezaste a sudar

Revisa esta información al final de la semana para determinar si existen patrones alimentarios que te hagan sudar más. Puedes intentar eliminar estos alimentos para ver si abstenerte de comerlos reduce la sudoración. Si descubres que tienes que restringir severamente tu dieta, es posible que debas consultar a un médico.

También puede ayudar tener algunos accesorios a mano para reducir el sudor y la humedad en la cara. Los ejemplos pueden ser pañuelos o papeles para secar.