Si eres un amante de la tónica, y no solo para tomarla con ginebra, es posible que te hayas parado a revisar la etiqueta nutricional y te has encontrado con la frase «contiene quinina» o «fuente de quinina». Pero, ¿qué es este ingrediente? ¿Debe preocuparnos su consumo o podemos alegrarnos de ingerirlo?

Normalmente, esta sustancia se utiliza en las bebidas para potenciar el sabor, y darle ese toque tan amargo que caracteriza a la tónica. En algunos países incluso se le llama agua quinada, en lugar del nombre comercial. Aunque a fin de cuentas, estamos ante un alcaloide (sustancia nitrogenada que encontramos vegetales y es estimulante natural) de apariencia cristalina y de origen natural.

¿Cuál es el origen de la quinina?

Durante muchos años, esta sustancia se obtenía de la corteza del árbol de la quina, un árbol de Perú que se encuentra sobre todo en la selva de Amazonia. Esta corteza era muy utilizada por las culturas precolombinas de Perú, Ecuador y Colombia por sus efectos medicinales. De hecho, después del descubrimiento de América, sus propiedades fueron reconocidas en Europa en el año 1631, cuando el jesuita Alonso Messia llevó la corteza de quina a Roma.
Con el paso de los años se realizaron distintos estudios botánicos de diferentes especies de quino. Por ejemplo, la Chinchona, que decían que había curado a la condesa de Chinchón.

A partir de estos sucesos, el uso de la corteza de quino se impuso como remedio natural para una amplia diversidad de afecciones, destacando sobre todo su uso como remedio para la gripe y la malaria. Por lo que se empezó a vender a un alto precio y cada vez aumentó más su demanda.

¿El agua con gas es una bebida saludable?

¿Sirve para algo?

La quinina es sin duda uno de los principales compuestos de la tónica, una famosa bebida carbonatada que utiliza este compuesto como aromatizante para aportar ese famoso sabor amargo. Aun así, consumir grandes cantidades puede causar efectos secundarios, y la FDA americana ha limitado su concentración a un máximo de 83 ppm.

Muchas personas usan el agua tónica como bebida digestiva, tanto para calmar los mareos como para favorecer al vómito. Además, ejerce una vascularización de la mucosa gástrica. Por otra parte, como decíamos antes, también se convirtió en un remedio muy utilizado en el tratamiento médico de la malaria, hasta que fue sustituido por otros medicamentos sintéticos más eficaces, como la primaquina, la cloroquina o la quinacrina. Aun así, aún se sigue utilizando la quinina en tratamientos de malarias resistentes.

Cuidado con abusar de la quinina

Lo comentábamos anteriormente, la quinina puede ocasionar efectos secundarios si se ingiere en exceso. Algunos ejemplos son reacciones alérgicas, picores o disminución de los niveles de azúcar en sangre; que pueden provocar una pérdida de la audición, dolor de cabeza, mareos, sudoración, fatiga y debilidad.

Si tomamos una tónica o no sobrepasamos la cantidad recomendada, no debería existir un gran peligro para la salud.