Guía completa sobre la gastritis

Guía completa sobre la gastritis

Sofía Pacheco

Parece irónico pero el estómago se daña a sí mismo con los jugos gástricos, cuando la capa protectora se rompe surge la gastritis. No es irreversible, pero es una situación muy molesta y dolorosa, además, algunos tratamientos son muy largos y suelen desanimar mucho. Vamos a conocer a fondo la gastritis para saber cómo actuar si tenemos algunos síntomas de esta dolencia.

La gastritis es una dolencia estomacal que puede ser aguda, crónica o de caso especial, ya que no hay dos situaciones igual, ni se produce de la misma forma. Las gastritis son muy molestas y dolorosas, y pueden hacer hasta que temamos a la comida y que estemos irritados todo el tiempo.

Cuando un dolor afecta tan directa y negativamente a nuestra vida personal es cuando más énfasis tenemos que poner para remediarlo y solucionarlo. Es por esto que, a lo largo de este texto, vamos a entender bien qué es la gastritis, cómo se produce o qué la causa, cuáles son sus síntomas principales, qué tratamiento hay y si se puede prevenir esta lesión estomacal tan dolorosa.

¿Qué es la gastritis?

La gastritis en realidad son varias enfermedades y todas tiene como nexo de unión la inflamación del revestimiento del estómago. La capa de células que protege al estómago del jugo gástrico se puede romper por diferentes causas que luego veremos con detenimiento y eso provoca dolores y molestias en la zona alta del abdomen.

Puede darse el caso de tener gastritis y no saberlo porque, como decimos hay diferentes tipos desde la aguda, que evidentemente se detecta rápido, pasando por la crónica que es algo que nos acompaña de por vida y nos obliga a hacer grandes cambios en nuestros hábitos alimenticios y otros tipos más especiales de gastritis.

La gastritis es una patología muy común en la sociedad, de hecho, los mayores de 50 años, tiene un 50% de probabilidades de tener o sufrir esta enfermedad. Como ya hemos adelantado antes, la aparición de dicha dolencia tiene mucho que ver con la alimentación.

Una mujer con gastritis

Causas de la enfermedad

Vamos a detenernos en las causas que nos llevan a sufrir gastritis. Seguramente creamos que por tomar mucho picante puede pasarnos, y es ciertos, pero hay mucho más allá. Provocar la destrucción o daño parcial del revestimiento interno del estómago es algo complicado, pero que depende únicamente de nosotros dados los malos hábitos que tenemos a veces.

  • Tomar ibuprofeno por largos periodos de tiempo.
  • Tomar aspirina o ácido acetilsalicílico.
  • Abuso de alcohol.
  • Consumo de drogas como cocaína.
  • Fumar.
  • Infección en el estómago por la bacteria Helicobacter pylori.
  • Reflujo de bilis.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Mucho estrés.
  • Infección viral en personas con un sistema inmune debilitado.
  • Ingesta de alimentos picantes teniendo el estómago sensible o por largos periodos de tiempo.
  • Tomar muchos alimentos ácidos.

También podemos sufrir esta dolencia, si ya de por sí padecemos otras enfermedades en el sistema digestivo, y más concretamente en el estómago. O puede darse el caso de haber sufrido algún tipo de percance tras una intervención quirúrgica en la zona.

Principales síntomas

Los síntomas creemos que siempre son muy evidentes, pero no. Podemos tener gastritis de forma muy leves y muy puntual y no saberlo nunca. No siempre se tienen síntomas, así que vamos a aclarar cuales son los más comunes, por si algún día nos puede ayudar a detectar esta enfermedad y acudir rápido al médico.

  • Ardores.
  • Quemazón.
  • Indigestión.
  • Dolor abdominal de diferentes intensidades.
  • Vómitos normales o con sangre.
  • Fatiga casi constante.
  • Pérdida de apetito.
  • Acidez de estómago.
  • Aerofagia, es decir, gases.
  • Heces con sangre o de color negro.

Cabe decir que si vomitamos sangre o tenemos heces negras o con sangre es una señal inequívoca de que algo no está bien y tenemos que acudir de inmediato. Con respecto a los gases, la acidez o los ardores… todos hemos tenido esos síntomas en algún momento de nuestra vida, lo que nos separa de la gastritis es que esos síntomas sean casi diarios.

Un hombre con dolor de esttómago

Diagnóstico y tratamiento

Para determinar el tipo de gastritis y el estado en el que se encuentra, lo más normal es hacer una endoscopia, aunque las primeras pruebas serán preguntas, palpar la zona y hacer una ecografía.

La endoscopia no es nada agradable, pero es necesaria para comprobar el estado del interior del estómago. Se trata de un tubo flexible con cámara en su extremo que se introduce por la boca y llega hasta el estómago. Lo normal es que antes de realizar esta prueba, se mande un tratamiento, siempre y cuando los síntomas sean leves como náuseas, ardores, dolor abdominal, etc.

Si ya hay síntomas más graves como sangre en los vómitos o en las heces, es bastante probable que se haga la endoscopia y no nos podamos librar de esta prueba. Es importante controlar el estado en el que se encuentran las paredes del estómago para determinar la gravedad de la gastritis.

El tratamiento suele empezar por fármacos como antiácidos, si con eso no remiten los síntomas, hay veces que hay que administra antibióticos, en el caso de ser gastritis por infección de bacteria. Si es por estrés, lo mejor es cambiar nuestros hábitos de vida y hacer terapia con un psicólogo. Si la enfermedad esta avanzada y hay hemorragia, los médicos deberán detener cuanto antes esa hemorragia.

Cómo prevenir la gastritis

A lo largo del texto hemos dado algunos consejos, sobre todo entre las causas que provocan esta dolencia. Para prevenir la gastritis lo mejor es tener unos hábitos de vida saludables, y eso va desde comer saludable con una dieta variada y rica en nutrientes y lejos de ultraprocesados, carnes rojas, azúcares, bollería industrial, aceites refinados y tal, hasta practicar ejercicio moderado varias veces por semana.

Sin olvidarnos de que esta dolencia también la causa el tabaco, el alcohol, las comidas picantes, mucha cantidad de frutas ácidas, tomar muchas medicinas por largas temporadas (aunque se use protector de estómago), etc.

Si notamos que tenemos muchas náuseas, gases, dolor abdominal, acidez y por más cosas que tomemos, no se quita, lo mejor es consultar al médico, es la única forma de prevenir la gastritis aguda o consecuencias peores como úlceras y hemorragias internas.

dieta para la gastritis

Dieta recomendada

Cuando el sistema digestivo está bajo estrés o no funciona de la mejor manera, la cantidad de alimentos que comemos y el tiempo que pasa entre comidas pueden contribuir a la irritación. Si somos propensos a tener malestar estomacal debido a la gastritis, puede resultarle útil cambiar el horario de las comidas. Intentaremos hacer comidas más pequeñas con más frecuencia durante el día.

Alimentos permitidos

Algunos alimentos pueden ayudar a controlar la gastritis y disminuir los síntomas. La alimentación generalmente no causa gastritis crónica, pero comer algunos alimentos puede empeorar los síntomas. Algunas personas encuentran que los siguientes alimentos y bebidas ayudan a aliviar los síntomas de la gastritis:

  • Ricos en fibra: como cereales integrales, frutas, verduras y legumbres
  • Bajos en grasa: como pescado, carnes magras y verduras
  • Baja acidez: como verduras y legumbres
  • Bebidas no carbonatadas
  • Bebidas sin cafeína

Algunos estudios dicen que los probióticos podrían ayudar con las complicaciones estomacales causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori. Estas bacterias causan una infección en el sistema digestivo, lo que puede provocar gastritis o úlceras estomacales. De hecho, H. pylori es la causa más común de gastritis. Es por eso que los alimentos probióticos saludables podrían ayudar con la gastritis. Algunos ejemplos son la kombucha, el yogurt, el kimchi o el chucrut.

Incluso, hay tipos de gastritis que pueden dificultar que el cuerpo absorba el hierro o la vitamina B12, lo que provoca deficiencias.

Alimentos a evitar

Los alimentos ricos en grasas pueden empeorar la inflamación en el revestimiento del estómago. Para algunas personas, las alergias alimentarias pueden desencadenar gastritis. En estos casos, identificar y evitar estos alimentos puede tratar y prevenir la afección. Algunas formas de gastritis son causadas por beber alcohol con demasiada frecuencia o beber mucho en un período corto.

Los alimentos que pueden irritar el estómago y empeorar la gastritis son:

  • Alimentos ácidos, como los tomates y algunas frutas
  • Alcohol
  • Frutos secos
  • Carne roja
  • Legumbres
  • Maíz
  • Bebidas carbonatadas
  • Café
  • Alimentos grasos
  • Comida frita
  • Jugos de fruta
  • Alimentos en escabeche
  • Comida picante

Aunque se debe evitar la cafeína, algunas personas con gastritis leve pueden tolerar el té o el café suave con un chorrito de leche baja en grasa o crema no láctea. No obstante, el agua, las infusiones, la leche no láctea y los zumos bajos en azúcar son mejores opciones.

Consejos al cocinar

La dieta de la gastritis restringe principalmente la grasa. La comida frita, la mantequilla y la crema espesa deben evitarse en la dieta para la gastritis porque pueden agravar la inflamación del revestimiento del estómago. Es menos probable que los métodos de cocción bajos en grasa irriten el estómago. Los más famosos son hornear, hervir, a la plancha o al vapor.

La dieta gástrica también restringe los alimentos sabrosos y los condimentos comúnmente utilizados en la cocina. Es decir, se recomienda evitar la pimienta negra, el ají picante, ajo, pimientos picantes, mostaza, nuez moscada, cebollas, pimiento rojo, tomates y azúcar. Es mejor evitar el uso de estos ingredientes que pueden irritar la gastritis. Nos aseguraremos de revisar también la lista de ingredientes de cualquier condimento, aderezo, glaseado o adobo que utilicemos.

Otras hierbas y especias, como la albahaca, el orégano, la salvia y el estragón, tienen menos probabilidades de causar irritación estomacal. Algunas especias, como el jengibre y la cúrcuma, pueden incluso aliviar el malestar estomacal y disminuir la inflamación.

¡Sé el primero en comentar!