La clave para mejorar tu resistencia podría estar en el intestino

La clave para mejorar tu resistencia podría estar en el intestino

Carol Álvarez

Hace menos de un mes que se puso punto y final al Tour de Francia 2019, y es normal que nos asombre la capacidad de resistencia que todos los ciclistas deben tener para completar una carrera de 2.300 kilómetros en 23 días de duración. Pero cuando se trata de actividades físicas que requieren que los atletas mantengan un gran rendimiento durante un largo período de tiempo, como el Tour, una reciente investigación demuestra que las personas solo pueden aguantar durante tanto tiempo antes de alcanzar un límite de esfuerzo. Y la razón de ese límite podría tener que ver con tu intestino.

En el estudio, publicado en la revista Science Advances, los científicos observaron cuántas calorías diarias quemaron los atletas que corrieron una carrera de 4.900 kilómetros en los Estados Unidos, así como otras carreras de resistencia como las carreras de 160 kilómetros, el Tour de Francia y un trekker antártico de 95 días.

Los resultados mostraron que, aunque todos comienzan a quemar calorías a un nivel alto, la cantidad se nivela a 2’5 veces el valor de calorías de su Tasa Metabólica Basal (TMB) al día. La TMB se refiere a la tasa que quema calorías cuando estás completamente en reposo. Pero puedes quemar calorías más rápido que eso: los ciclistas del Tour de Francia queman entre 4 y 5 veces su TMB durante la carrera, por ejemplo. Aunque su tracto digestivo solo puede absorber 2’5 veces el valor de calorías de su TMB por día.

¿Tenemos un límite para ingerir nutrientes?

Tu reservas de energía son tu grasa y glucógeno. Si gastas esa energía todos los días y luego la vuelves a reponer con los alimentos que comes, existe un límite para la velocidad con la que reponer. Por lo tanto, gastar calorías por encima de 2’5 veces tu TMB no es realmente sostenible, ya que tu cuerpo tiene un déficit. Puedes hacerlo durante un tiempo, pero no para siempre. Es decir, es cierto que puedas estar quemando más calorías al comienzo de este tipo de competiciones, pero todo se estabiliza eventualmente.

La alimentación para obtener energía es extremadamente importante para mantenernos en cualquier competición de resistencia. Según el American College of Sports Medicine, se debe consumir entre 30 y 60 gramos de carbohidratos por hora de entrenamiento, si hacemos ejercicio durante más de una hora. Además, el consumo de electrolitos también se debe consumir si haces ejercicio durante más de una hora.
Pero dado que nuestros cuerpos no pueden absorber más nutrientes pasado cierto punto, las calorías ingeridas más allá de ese límite se desperdiciarían.

Es posible que existan problemas gastrointestinales, pero lo más probable es que la persona se sienta incapaz de seguir comiendo. Es algo así como la sensación de intentar comer cuando estás totalmente saciado y lleno. Debido a esto, llega un punto en el que es imposible que los humanos rompan récords, porque no pueden absorber suficientes nutrientes que alimenten sus cuerpos después de un cierto punto, y como todos sabemos, si no obtienes el combustible necesario, tu rendimiento podría caer en picado.