6 cosas que nunca debes hacer cuando estás estreñido

Cuando sufres estreñimiento, lo último que deseas es hacer algo sin darte cuenta que pueda atascar aún más las tuberías. A continuación te contamos los seis comportamientos que pueden bloquear el intestino y empeorar tu día a día.

¿Cómo empeorar el estreñimiento?

Comes alimentos procesados

Desde cenas congeladas hasta comida rápida para llevar, los alimentos procesados pueden ofrecer comodidad, pero también pueden causar estreñimiento al ralentizar el sistema digestivo.

Por un lado, los alimentos procesados suelen carecer de fibra, lo que podría alterar la digestión y agravar los síntomas gastrointestinales existentes. Además, contienen altos niveles de grasas trans, que aumentan la inflamación intestinal, y aditivos como conservantes, edulcorantes o colorantes, que pueden alterar el equilibrio del microbioma intestinal.

En su lugar, mantén los alimentos procesados al mínimo y rellena tu plato con alimentos integrales ricos en fibra como frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Pero ten cuidado con los granos que contienen gluten como el trigo, la cebada, el centeno, la espelta, el kamut y el triticale, que pueden provocar estreñimiento.

Beber alcohol

Si estás estreñido, el alcohol puede bloquear tus intestinos aún peor.

Eso se debe a que si bebes alcohol en grandes cantidades, puedes aumentar la cantidad de líquidos que se pierden a través de la orina, provocando deshidratación. Y la mala hidratación, ya sea por no beber suficiente agua o por perder demasiada a través de la orina, suele estar relacionada con un mayor riesgo de estreñimiento.

Dicho esto, no hay investigaciones que respalden un vínculo directo entre el consumo de alcohol y el estreñimiento, y es posible que estos efectos varíen de una persona a otra (por ejemplo, algunas personas comentan que sufren diarrea, en lugar de estreñimiento.

Para calmar esto, limita tu ingesta de alcohol y aumenta la de H2O.

Aquellos que quieran contrarrestar los efectos potencialmente deshidratantes y estreñidos del alcohol deben tratar de compensar cada porción de alcohol con un vaso de agua u otra bebida no alcohólica.

café recien hecho para el estreñimiento

Consumes cafeína

Lo creas o no, tu café matutino puede atascar tus intestinos. Aunque es cierto que la cafeína puede estimular la contracción de los músculos del sistema digestivo, provocando una evacuación intestinal, la cafeína también puede causar estreñimiento.

Al igual que el alcohol, la cafeína (especialmente mucha) deshidrata, lo que puede evitar que las tuberías funcionen sin problemas.

Si estás estreñido, elige bebidas descafeinadas (pero ten en cuenta que el café descafeinado puede no ser 100 por ciento libre de cafeína) y evita los alimentos con cafeína como el chocolate.

Evitas la actividad física

Aunque tu barriga puede sentirse incómoda, es poco probable que el estreñimiento disminuya si tan solo te sientas en el sofá.

No moverte lo suficiente retrasa el paso de los alimentos a través del intestino grueso. Esto puede ser particularmente problemático para las personas que tienen que permanecer mucho tiempo en la cama o que no pueden moverse mucho debido a un problema de salud.

Si estás físicamente capacitado, levántate del sofá y muévete. El colon reacciona a la actividad física, por lo que el ejercicio regular promueve la defecación. Incluso caminar ligero puede ser beneficioso.

Además, los músculos abdominales juegan un papel integral en tu capacidad para defecar. Por lo tanto, cualquier ejercicio que estimule el core ayudará a contrarrestar el estreñimiento.

Tomas suplementos de hierro y calcio

Tu suplemento diario puede exacerbar (o incluso ser la fuente de) tus problemas estomacales. Un metaanálisis de febrero de 2015, publicado en PLOS One, encontró que los suplementos de hierro parecen alterar la microbiota intestinal y causar inflamación en el revestimiento de la mucosa, lo que puede causar efectos secundarios gastrointestinales como estreñimiento.

De manera similar, los suplementos de calcio también pueden tener un efecto aglutinante, que a veces resulta en gases, estreñimiento e hinchazón.

Si tienes una condición de salud o una deficiencia específica que requiere que tomes hierro o calcio, habla con un médico antes de dejar de tomar un suplemento de vitaminas o minerales. Tu médico puede sugerirte alternativas (como consumir más alimentos ricos en hierro o calcio) cuando el estreñimiento sea una preocupación.

Exageras con los laxantes

Los laxantes se utilizan para tratar el estreñimiento, pero cuando se abusa, los laxantes pueden hacer que el estreñimiento empeore.

Los laxantes actúan estimulando o irritando artificialmente los nervios del intestino grueso, lo que hace que los músculos intestinales se contraigan y saquen las heces del cuerpo.

Pero el uso prolongado de laxantes podría dañar los nervios del colon, impidiendo la capacidad de los intestinos para contraerse por sí mismos. Por lo que es menos probable que esto ocurra gracias a las nuevas versiones de laxantes.

Intenta beber líquidos calientes, especialmente por la mañana; beber de dos a cuatro vasos de agua adicionales al día (a menos que tu médico te indique lo contrario); y mordisquear ciruelas pasas y cereales de salvado.

Si estas cosas no te brindan alivio, puedes pedirle a tu médico o farmacéutico que te oriente para elegir un laxante (cada uno funciona de una manera diferente para aliviar el estreñimiento) y que te aconseje cuánto tiempo debes tomarlo.