¿Por qué la regla afecta a tu tránsito intestinal?

Los cambios de humor, los calambres y los antojos de alimentos son solo algunos de los síntomas infalibles que puedes esperar durante tu regla. Pero este ciclo mensual también suele venir con efectos secundarios gastrointestinales desagradables, como una caca menstrual.

A continuación analizamos cómo la menstruación puede afectar a tus hábitos de defecación, además de los trucos para volver a encarrilar tus intestinos.

5 cambios que ocurren en tus deposiciones durante la regla

La diarrea es común

Las heces sueltas pueden predominar cuando tienes la regla.

La diarrea se ha asociado la menstruación debido al aumento de prostaglandinas [compuestos similares a las hormonas] durante la muda uterina. Aunque las prostaglandinas hacen que el útero se contraiga y se desprenda de su revestimiento, también provocan que los intestinos se contraigan, lo que provoca un aumento de los calambres y diarrea en algunos casos.

Podrías estar estreñida

También puede ocurrir al contrario, y durante la menstruación retrasarse tus deposiciones. Las hormonas relacionadas con el período pueden causar estreñimiento, pero el mecanismo exacto aún se desconoce.

Hay muchos más estudios en modelos preclínicos (es decir, ratones) que en humanos, pero los estudios han demostrado que el estrógeno puede disminuir la motilidad gastrointestinal.

Los niveles altos de estrógeno parecen reducir el tiempo de tránsito del colon, es decir, ralentizan el viaje de las heces a través del tracto gastrointestinal, lo que puede provocar una obstrucción.

Otros estudios han sugerido que la progesterona puede desempeñar un papel más importante en la causa del estreñimiento. Independientemente de qué hormona sea la culpable, el estreñimiento se ha relacionado con el ciclo menstrual debido a las fluctuaciones en los niveles hormonales.

mujer tomando un café con nata con la regla

Los antojos de comida no ayudan

Si estás ansioso por la comida basura durante tu período, es probable que los cambios en tus hormonas sean los culpables. Por ejemplo, el neurotransmisor serotonina fluctúa a lo largo de tu ciclo, y cuando los niveles son bajos, es posible que experimente antojos de alimentos.

El problema es que comer muchos alimentos azucarados y grasos puede afectar a tus evacuaciones intestinales. Si estás experimentando cambios intestinales relacionados con el período, es importante evitar los alimentos que desencadenan la diarrea y continuar con una dieta alta en fibra para evitar el estreñimiento.

Ciertas condiciones de salud pueden empeorar el tránsito

Ciertas condiciones de salud pueden exacerbar los cambios intestinales relacionados con el período.

Los fibromas uterinos, que son tumores pélvicos benignos que surgen de las células del músculo liso del útero. Si el fibroma se encuentra cerca del recto, existe la posibilidad de que ejerza presión sobre el recto y provoque estreñimiento.
Además, si padeces una enfermedad del intestino irritable o síndrome del intestino irritable, los síntomas pueden fluctuar durante tu ciclo.

El estrés y la ansiedad juegan un papel importante

Existe un vínculo entre los síntomas emocionales relacionados con el período y las molestias estomacales. Las personas que tienen sentimientos de ansiedad o depresión durante la menstruación son más propensas a tener más problemas gastrointestinales. Los investigadores pensaron que esto tenía algo que ver con el vínculo entre el intestino y el cerebro.

Los factores emocionales como el estrés pueden afectar los hábitos intestinales. El estrés puede hacer que los intestinos se ralenticen, lo que aumenta el tiempo para que las heces pasen a través del tracto digestivo, lo que puede provocar estreñimiento.