¿Cómo debe ser la dieta para personas con bilirrubina alta?

Si no es Halloween, la piel y los ojos amarillos pueden no ser la apariencia que buscas. Cuando los niveles de bilirrubina, un subproducto de los glóbulos rojos, aumentan demasiado, puede provocar ictericia o coloración amarillenta de la piel. La bilirrubina alta no es común en adultos, pero ocurre y generalmente se debe a una enfermedad subyacente que involucra el hígado, como cirrosis, hepatitis o síndrome de Gilbert, una enfermedad hereditaria. Ninguna dieta especial ayudará a reducir los niveles de bilirrubina, pero seguir una dieta saludable que respalde la función hepática puede mantener los niveles dentro del rango normal.

¿Por qué la alimentación es importante para el hígado?

Tu hígado procesa todo lo que comes y bebes. Es un órgano que ayuda a tu cuerpo a absorber los nutrientes de los alimentos y convertirlos en energía. El hígado también expulsa del cuerpo toxinas y glóbulos viejos y dañados. Cuando este proceso se interrumpe, puede hacer que se acumule la bilirrubina del producto de desecho. Esto, con el paso del tiempo, puede resultar en ictericia.

Lo que comes y bebes tiene un impacto directo en la función de tu hígado. Llevar una dieta saludable permite que el hígado funcione de manera más eficiente y elimine el exceso de toxinas de tu cuerpo. Esto puede ayudar a eliminar los síntomas y reducir el riesgo de futuros episodios de ictericia.

Come alimentos ricos en nutrientes

Tu hígado procesa los nutrientes que comes en energía y filtra las toxinas en tu sangre. Comer una dieta llena de alimentos ricos en nutrientes puede ayudar a que tu hígado funcione correctamente y puede favorecer a tu cuerpo a procesar mejor la bilirrubina para mantener los niveles dentro de un rango aceptable. Los alimentos ricos en nutrientes para un hígado saludable incluyen granos integrales; frutas verduras; fuentes magras de proteínas, como pescado, pollo y frijoles; lácteos bajos en grasa; y grasas saludables como los aceites.

Obtén más fibra para controlar la bilirrubina alta

Una dieta alta en fibra es buena para el hígado. Ayuda a tu hígado al promover la regeneración de las células, según un estudio publicado en 2005 en el «Journal of Enteral and Parenteral Nutrition». Las mujeres necesitan de 21 a 25 gramos de fibra al día, y los hombres de 30 a 38 gramos. Las frutas, verduras, granos enteros y frijoles son buenas fuentes de fibra. Comer 2 tazas de fruta y 1 taza de vegetales cada día puede ayudarte a alcanzar tus objetivos diarios de fibra. Con casi 10 gramos de fibra en una porción de 1/2 taza, se pueden agregar frijoles a las ensaladas, sopas y guarniciones integrales para aumentar su consumo.

alimentos para dieta de bilirrubina alta

Ingiere más frutas rojas y verduras

El licopeno es un químico y antioxidante natural que le da a ciertas frutas y vegetales su color rojo. Según un artículo de revisión de 2004 sobre antioxidantes y salud del hígado publicado en «Critical Reviews in Food Science and Nutrition», comer más alimentos ricos en licopeno puede ser beneficioso para la salud del hígado. Las guayabas, la sandía y los tomates cocidos contienen la mayor cantidad de licopeno, con más de 6.000 microgramos por porción de 1 taza. De hecho, los productos de tomate, como el jugo de tomate y la pasta de tomate, son una fuente importante de licopeno. Otras buenas fuentes incluyen papayas, pomelo y pimientos rojos cocidos.

Alimentos que debes limitar para la bilirrubina alta

Limite la ingesta de alimentos con alto contenido de grasas poco saludables, como la comida frita y rápida, y alimentos con azúcar añadida, como refrescos, pasteles y galletas. Obtener grandes cantidades de grasas y azúcar no saludables en tu dieta puede aumentar los depósitos de grasa y la inflamación en tu hígado. Algunos expertos recomiendan que también limites tu consumo de sal.
El alcohol también puede dañar el hígado, por lo que las mujeres no deben tomar más de una bebida alcohólica al día y los hombres no más de dos.

Lo mejor también es que optes por proteínas magras, como el pescado, que es menos probable que contribuyan al daño hepático. Las grasas saturadas, como las que se encuentran en la carne, también son más difíciles de procesar. Las insaturadas, como el aceite de oliva, se pueden utilizar con moderación.

El azúcar refinado puede provocar la acumulación de grasa en el hígado, así que elige alimentos que contengan azúcares naturales. Usa agave como edulcorante y busca frutas para satisfacer tu gusto por lo dulce.

Es importante evitar o limitar las comidas o bebidas que pueden causar daño adicional a tu hígado. Esto incluye:

Hierro

Es importante tener en cuenta la ingesta de hierro. Demasiado hierro puede causar cicatrices en el hígado (cirrosis ).

La proteína es una buena fuente de hierro, por lo que debes conocer la cantidad adecuada para ti cuando intentes reducir los problemas hepáticos. Habla con tu médico sobre la cantidad de proteínas que debes comer y siempre opta por proteínas magras, como pescado y pollo, en lugar de carne de res o cerdo.

salero en una mesa

Grasas

Los alimentos fritos y con alto contenido de grasa deben consumirse con moderación o eliminarse por completo, ya que pueden causar acumulación de grasa en el hígado.

Las grasas saturadas, como las de la carne y los lácteos, pueden ser más difíciles de procesar para el hígado que las grasas insaturadas. Aunque las grasas insaturadas, como el aceite de oliva, se consideran saludables, deben consumirse con moderación. La ciencia actual sugiere que las grasas insaturadas pueden contribuir a la enfermedad del hígado graso.

Sal

Una dieta rica en sal también puede contribuir al daño hepático y la retención de agua. Eliminar los alimentos procesados y enlatados puede ser una forma fácil de reducir la ingesta de sodio.

En lugar de alcanzar el salero, intenta usar hierbas como ajo en polvo, cebolla en polvo u orégano para agregar sabor a tu plato. Aunque cualquier especia es saludable.

Ejemplo de comidas saludables para bilirrubina alta

Un desayuno saludable que reduzca la bilirrubina podría incluir un tazón de cereal rico en fibra, busca cereales con más de 2 gramos de fibra por porción, con leche baja en grasa y medio pomelo. Para el almuerzo, puedes disfrutar de un pollo y verduras salteadas – agrega pimientos rojos dulces en rodajas para el licopeno – con arroz integral y una manzana pequeña. Una opción de cena saludable podría incluir albóndigas de pavo con espagueti integral y salsa de tomate, verduras mixtas y brócoli al vapor.