Si no es Halloween, la piel y los ojos amarillos pueden no ser la apariencia que buscas. Cuando los niveles de bilirrubina, un subproducto de los glóbulos rojos, aumentan demasiado, puede provocar ictericia o coloración amarillenta de la piel. La bilirrubina alta no es común en adultos, pero ocurre y generalmente se debe a una enfermedad subyacente que involucra el hígado, como cirrosis, hepatitis o síndrome de Gilbert, una enfermedad hereditaria. Ninguna dieta especial ayudará a reducir los niveles de bilirrubina, pero seguir una dieta saludable que respalde la función hepática puede mantener los niveles dentro del rango normal.

Come alimentos ricos en nutrientes

Tu hígado procesa los nutrientes que comes en energía y filtra las toxinas en tu sangre. Comer una dieta llena de alimentos ricos en nutrientes puede ayudar a que tu hígado funcione correctamente y puede favorecer a tu cuerpo a procesar mejor la bilirrubina para mantener los niveles dentro de un rango aceptable. Los alimentos ricos en nutrientes para un hígado saludable incluyen granos integrales; frutas verduras; fuentes magras de proteínas, como pescado, pollo y frijoles; lácteos bajos en grasa; y grasas saludables como los aceites.

Obtén más fibra

Una dieta alta en fibra es buena para el hígado. Ayuda a tu hígado al promover la regeneración de las células, según un estudio publicado en 2005 en el «Journal of Enteral and Parenteral Nutrition». Las mujeres necesitan de 21 a 25 gramos de fibra al día, y los hombres de 30 a 38 gramos. Las frutas, verduras, granos enteros y frijoles son buenas fuentes de fibra. Comer 2 tazas de fruta y 1 taza de vegetales cada día puede ayudarte a alcanzar sts objetivos diarios de fibra. Con casi 10 gramos de fibra en una porción de 1/2 taza, se pueden agregar frijoles a las ensaladas, sopas y guarniciones integrales para aumentar su consumo.

¿Cuál es la diferencia entre fibra soluble e insoluble? ¿Y por qué necesitas ambas?

Ingiere más frutas rojas y verduras

El licopeno es un químico y antioxidante natural que le da a ciertas frutas y vegetales su color rojo. Según un artículo de revisión de 2004 sobre antioxidantes y salud del hígado publicado en «Critical Reviews in Food Science and Nutrition», comer más alimentos ricos en licopeno puede ser beneficioso para la salud del hígado. Las guayabas, la sandía y los tomates cocidos contienen la mayor cantidad de licopeno, con más de 6.000 microgramos por porción de 1 taza. De hecho, los productos de tomate, como el jugo de tomate y la pasta de tomate, son una fuente importante de licopeno. Otras buenas fuentes incluyen papayas, pomelo y pimientos rojos cocidos.

Alimentos que debes limitar para un hígado saludable

Limite la ingesta de alimentos con alto contenido de grasas poco saludables, como la comida frita y rápida, y alimentos con azúcar añadida, como refrescos, pasteles y galletas. Obtener grandes cantidades de grasas y azúcar no saludables en tu dieta puede aumentar los depósitos de grasa y la inflamación en tu hígado. Algunos expertos recomiendan que también limites tu consumo de sal.
El alcohol también puede dañar el hígado, por lo que las mujeres no deben tomar más de una bebida alcohólica al día y los hombres no más de dos.

Ejemplo de comidas saludables

Un desayuno saludable que reduzca la bilirrubina podría incluir un tazón de cereal rico en fibra, busca cereales con más de 2 gramos de fibra por porción, con leche baja en grasa y medio pomelo. Para el almuerzo, puedes disfrutar de un pollo y verduras salteadas – agrega pimientos rojos dulces en rodajas para el licopeno – con arroz integral y una manzana pequeña. Una opción de cena saludable podría incluir albóndigas de pavo con espagueti integral y salsa de tomate, verduras mixtas y brócoli al vapor.