Hay una razón por la que los baños están equipados con un ventilador: sí, es para eliminar la humedad de la ducha, pero también elimina los olores. Porque, amigos, la caca huele mal. Vale, probablemente ya lo sepas. ¿Pero sabías que la fragancia de tus heces, puede darte una pista de lo que está pasando dentro de tu cuerpo?

¿Por qué huele la caca?

Puedes notar que tus evacuaciones intestinales tienden a tener un olor similar.

El olor rutinario de las heces se basa en tu microbiota intestinal; es decir, el tipo de bacteria que tienes y cómo esta bacteria fermenta los alimentos en tu dieta.

Esta microbiota te la «dio tu madre» y es difícil de cambiar. Si estás tomando antibióticos o probióticos, una vez que deje de tomarlos, tu microbiota intestinal volverá a la normalidad de tu cuerpo.

Aún así, es la comida que comes lo que puede hacer que una caca específica sea más pútrida o agradable:

  • Los carbohidratos son altamente fermentables e influyen en este olor.
  • El ajo y la cebolla son los principales infractores que hacen que las cosas sean más olorosas, ya que contienen sulfatos, que se descomponen en sustancias malolientes. Por lo tanto, es por eso que tu caca huele tan mal o huele a azufre.
  • Las legumbres y los frijoles contienen una enzima que inhibe tu digestión, lo que te dará más gases.
  • ¿Ese olor a huevo podrido? Otros culpables que contienen sulfato, además de las espinacas con ajo o las fajitas cubiertas con cebollas salteadas, son los alimentos ricos en grasas, los lácteos, la carne y el alcohol.

ajo que produce mal olor caca

¿Qué significan los diferentes olores en las heces?

Es totalmente normal tener caca maloliente. No es necesariamente insalubre que las heces huelan mal. Algunas personas tienen heces más olorosas que otras, y la mayoría de las personas ocasionalmente experimentan heces con olor rancio.

Dicho esto, es una buena idea prestar atención a tu perfume personal (ya sea dulce o similar a una mofeta) porque hay algunas señales de que puede estar sucediendo algo más.

Si tiene sangre en las heces, tus heces tendrán un olor acre, único e inconfundible. Los médicos gastrointestinales pueden identificar esto fácilmente cuando caminan por el pasillo de un hospital, pero para la nariz inexperta (como tú), en lugar de olfatear sangre, presta atención a su apariencia.

Las heces negras y alquitranadas son una bandera roja, ya que esto indica la presencia de sangre, lo que indica sangrado en la parte superior del tracto gastrointestinal (esófago, estómago o parte del intestino delgado). Este síntoma puede indicar una úlcera péptica o incluso cáncer de esófago o estómago. Llama a tu médico si tienes heces de este tipo.

Si las heces que tienen una textura cerosa o pegajosa, o si hay un cambio repentino y drástico en la frecuencia, consistencia o comodidad al ir al baño, llama a tu médico. Estos pueden ser signos de infección o una afección digestiva.
Un ejemplo de una infección que contribuye a un desagradable episodio de evacuaciones intestinales: la giardiasis, un parásito intestinal. Puedes contraer esto al comer alimentos contaminados o beber agua contaminada (como de un arroyo al acampar). Además de oler mal, también tendrás diarrea acuosa y explosiva. La parte complicada es que los síntomas no suelen comenzar hasta una o dos semanas después de la infección, por lo que puede ser difícil precisar qué sucedió exactamente.

Otra infección que puede provocar heces fecales muy desagradables y con olor dulce es C. diff, que puede ocurrir cuando estás tomando antibióticos y también incluye síntomas como diarrea, fiebre, pérdida de apetito y dolor de estómago.

Las afecciones digestivas que pueden contribuir al mal olor de las heces incluyen la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn, la pancreatitis crónica y las enfermedades que causan mala absorción, como la fibrosis quística y la infección pancreática.

La malabsorción podría significar que no estás absorbiendo adecuadamente las grasas (lo que se denomina esteatorrea), lo que produce un «olor a comida podrida». También busca heces de color más claro (como arcilla o blanco), que pueden indicartw que algo está sucediendo con tu páncreas.