Especialmente si eres noctámbulo, las mañanas ya son lo suficientemente duras. Empezar el día con el abdomen hinchado y con gases no es la mejor parte de despertar. Algunos de tus hábitos nocturnos, incluido el postre o la copa de vino, pueden ser los culpables de esa sensación de embotamiento.

¿Por qué te despiertas con el abdomen hinchado?

Comiste algo que generó hinchazón la noche anterior

Comer los alimentos incorrectos antes de acostarte suele ser la razón por la que te despiertas sintiéndote hinchado.

A muchos de nosotros nos gusta disfrutar de un dulce después de la cena, pero esta puede no ser la mejor decisión para tu sistema digestivo. Demasiada azúcar puede causar hinchazón en algunas personas, pero los edulcorantes artificiales (aspartamo, sucralosa) pueden ser aún más problemáticos. Cuando se comen en grandes cantidades, estos pueden causar malestar digestivo, como hinchazón, gases e incluso diarrea.

Comer alimentos con alto contenido de sodio antes de acostarse también puede hacer que tu cuerpo retenga más agua, lo que causa hinchazón a la mañana siguiente. Las salsas, las palomitas de maíz y la salsa de soja son solo algunos de los alimentos que pueden causar hinchazón no deseada incluso horas después de haberlos comido.

La solución es agregar frutas y verduras ricas en potasio a tu desayuno. Los plátanos, el melón y las patatas tienen un alto contenido de potasio y pueden ayudar a aliviar el estómago. Los espárragos, el pepino y el apio también pueden ser útiles.
Además, evita los desayunos con muchos carbohidratos si te despiertas con algunas molestias. Los panes, cereales y pasteles pueden hacer que el intestino se sienta presionado e hinchado, especialmente si los combina con alimentos con alto contenido de lactosa, como queso o crema.

cervezas que producen hinchazon abdominal

Las copas es otro culpable

El alcohol es otro culpable común cuando se trata de hinchazón. Cuando bebes una copa de vino (o dos) antes de acostarte, el estómago y el intestino delgado absorben el alcohol y pueden causar inflamación. A la mañana siguiente, esta inflamación inducida por el alcohol puede presentarse como una hinchazón abdominal no deseada.

No es necesario que elimines por completo tu copa de vino por la noche, pero es mejor limitarse a una bebida por la noche. Además, intenta disfrutar de tu bebida los más temprano posible, para darle a tu cuerpo el tiempo suficiente para digerirla y asegúrate de hidratarte antes y después.

Estás comiendo demasiado pronto antes de acostarte

El momento de las comidas es tan importante como los ingredientes. Es posible que desees irte a dormir poco después de cenar, pero es posible que a tu estómago no le guste ese plan. Tu cuerpo necesita tiempo para digerir, por lo que comer más tarde en la noche puede causar problemas como hinchazón o acidez.

No existe una regla estricta en lo que respecta a las ventanas para comer: el sistema digestivo de cada persona es diferente. Pero probablemente sea mejor comer al menos dos o tres horas antes de acostarte para garantizar un sueño reparador y una mañana sin hinchazón.

hombre haciendo ejercicios para evitar la hinchazon abdominal

No estás bebiendo suficiente agua

Tu cuerpo es más sabio de lo que probablemente crees. Cada parte de tu sistema necesita agua para funcionar correctamente, y tu cuerpo es excelente para equilibrar la cantidad de agua que entra y sale.

Estás perdiendo líquidos constantemente al respirar, sudar y (por supuesto) orinar. Pero cuando tu cuerpo no tiene suficiente agua para equilibrar la cantidad que está perdiendo, comienza a retener agua en su sistema (razón por la cual puede ir el baño con menos frecuencia). Por lo tanto, si no te hidratas lo suficiente durante el día, es posible que sientas los efectos en tu abdomen a la mañana siguiente.

Controlar tu orina es una excelente manera de saber si te estás hidratando adecuadamente. Lo ideal es orinar de un color amarillo claro pajizo. Un amarillo oscuro es una buena señal de que no estás recibiendo suficientes líquidos.

No estás haciendo suficiente ejercicio

Tomar un descanso del ejercicio puede ser otra razón por la que te despiertas hinchado. El ejercicio es parte de un estilo de vida saludable en general y puede ayudar a fomentar una nutrición e hidratación adecuadas.

Aunque no puede, por sí solo, solucionar el problema de la hinchazón, puede ayudar a mantener tu sistema funcionando de la mejor manera mientras también ayuda físicamente a mover el gas para facilitar el paso digestivo.

Trata de hacer al menos 150 minutos de actividad cardiovascular de intensidad moderada cada semana, según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salus. La actividad moderada puede incluir caminar, hacer senderismo o trotar.