Significado del color de los mocos
Carol Álvarez

Los mocos, ese material pegajoso y viscoso dentro de tu nariz es clave para mantenerte saludable. De hecho, considérelo como el humectante natural del propio cuerpo.

No debería sorprender que la nariz produzca de media 1 litro de mocos todos los días. Gran parte se ingiere y ni siquiera lo sabemos. Pero durante la temporada de alergias, o cuando estás luchando contra una infección respiratoria, puede parecer que la mucosidad está obstruyendo la nariz, dejándonos congestionados, sonándonos constantemente y sintiéndonos muy mal.

El cuerpo está respondiendo deliberadamente al peligro aumentando la mucosidad para combatir la infección y eliminarla. Puede ser molesto tener la nariz goteando, pero no es dañino.

¿Por qué los mocos cambian de color?

Al estornudar sin un pañuelo, probablemente hayamos tenido una experiencia cercana con los mocos. Es posible que hayamos notado que cambia de color o textura de vez en cuando. La secreción nasal puede ser transparente, verde, negra y muchos otros colores intermedios.

La mucosidad está ahí para proteger la nariz y senos paranasales de elementos como el polvo, las bacterias y otros peligros ambientales. Normalmente, los cambios de color tienen algo que ver con lo que sucede dentro o fuera del cuerpo. Podemos estar saludables o tener un resfriado, alergias u otra afección subyacente.

El moco es una sustancia importante que el cuerpo produce para protegerse de sustancias extrañas como virus y bacterias. Protege el cuerpo de dos formas. La primera es como una barrera física: el moco es pegajoso y atrapa partículas extrañas, que el cuerpo puede barrer como una escoba. La segunda forma es a través de sus propiedades antimicrobianas, ya que es una sustancia acuosa pegajosa con base de componentes como enzimas y anticuerpos que combaten las infecciones.

Tipos de mucosidad

Dependiendo de los colores, los mocos pueden indicar una cosa u otra. Entender estos significados puede ayudarnos a conocer lo que ocurre dentro del organismo.

Claro

Tu moco está hecho de moléculas largas (llamadas mucinas) mezcladas con agua. Así que el color predeterminado es generalmente claro.

No obstante, si comienzas a producir una gran cantidad de moco transparente, puede indicar alergias y que tu cuerpo está tratando de deshacerse de partículas como polvo, polen o caspa de animales.

En estos casos, el mejor tratamiento es un aerosol de esteroides nasales de venta libre, junto con el uso de un aerosol nasal salino varias veces al día para ayudar a enjuagar los conductos nasales. Si eso no es suficiente para aliviarlo, un antihistamínico de venta libre también puede ayudar.

Blanco

El moco blanco significa que probablemente tengas una infección respiratoria como un resfriado. Cuando tenemos este tipo de infección, el moco nasal comenzará a ser acuoso y claro. Pero después de un día más o menos, se espesa y se vuelve blanco. Esto se debe a un aumento en las proteínas producidas por células que combaten infecciones llamadas neutrófilos.

El resfriado común puede hacerte sentir mal en general. los síntomas generalmente se desarrollarán entre uno y tres días después de haber estado expuesto al virus. Otros síntomas incluyen dolor de garganta, congestión, tos, estornudo, fiebre leve, dolores corporales leves y dolor de cabeza leve.

Verde o amarillo

El moco verde o amarillo puede aparecer varios días en un virus de las vías respiratorias superiores. El color proviene de los glóbulos blancos muertos, que pueden volverse verdosos si tienes muchos.

Aunque solemos asumir que el moco verde significa que tienes una infección bacteriana como la sinusitis, la realidad es que la mayoría de las veces esto es solo el curso normal de un virus respiratorio.

Una vez que el virus haya desaparecido, la mucosidad se secará y tu nariz volverá a la normalidad. Pero si realmente te molesta, un vapor tibio (no caliente) de cinco a 10 minutos puede ayudar a diluir la mucosidad y aliviar la congestión.

También puede usar un aerosol nasal de solución salina, que ayuda a suavizar y aflojar la mucosidad para que pueda expulsarla más fácilmente. Y, a pesar de que un medicamento para el resfriado que contenga el ingrediente guifenesina puede ayudar, la evidencia no es excelente.

Puedes omitir los medicamentos de venta libre con la palabra «sinus», que probablemente incluyan un descongestionante como la fenilefrina. Estos pueden ayudarte a respirar más fácilmente por la nariz, porque disminuyen la hinchazón en las cavidades nasales, pero en realidad no reducen la producción de moco. Tampoco son seguros si tiene presión arterial alta y no deben usarse durante mucho tiempo.

Y aunque las frotaciones como el eucalipto o el mentol pueden aliviar el dolor, tampoco disminuirán la producción de moco.

Rosado

Cuando tenemos mucosidad rosada o roja, significa que tenemos sangre en la nariz. Esto puede ser causado por sonarse mucho la nariz, hurgarse, recibir un golpe, fosas nasales secas o embarazo.

La sangre en la nariz es más común si vive en un clima seco o en una gran elevación. Tener asma o alergias también puede causar sangre en la nariz. Una nariz que moquea constantemente puede irritar las fosas nasales y hacer que uno de los pequeños capilares de la nariz explote.

Si hemos tenido algún tipo de traumatismo en la nariz o la cara, como un accidente automovilístico, debemos consultar a un médicos de inmediato. Otras razones para buscar ayuda médica pueden ser un sangrado prolongado de más de 30 minutos, sangrado abundante, o más de una cucharada de sangre o dificultad para respirar con sangre en la nariz.

Negro

Las personas que fuman o están en hogares con fumadores pueden tener mocos de color negro grisáceo. Estar sujeto a una fuerte contaminación del aire puede hacer que los mocos salgan negros. Las personas que consumen drogas también pueden tener este tipo de color en su mucosidad.

La mucosidad nasal negra también puede ser un signo de una infección fúngica grave. Aunque no es común, las personas con sistemas inmunológicos comprometidos pueden ser susceptibles a este tipo de enfermedad.

dos personas con mocos

¿Cuándo deberías ir al médico?

Hay algunos casos en los que es conveniente acudir a un médico para que valore nuestra situación personal.

Mocos verdes durante más de 10 días

Si tienes una infección de las vías respiratorias superiores que dure más de 10 días o empeora después de una semana, acude a un médico. Puede indicar que el virus se ha convertido en una infección bacteriana que necesita antibióticos para su tratamiento.

También debes consultar a tu médico si tienes fiebre superior a 39ºC, o cualquier fiebre que dure más de dos días, o si los síntomas no responden en absoluto a los remedios básicos como los enjuagues salinos y los productos para el resfriado de venta libre.

Restos de sangre y moco rosado

Si te has sonado la nariz muy fuerte porque estás resfriado, puede causar irritación que lleve a sangrado. Esto puede quedarse alrededor de la cavidad nasal durante un tiempo, haciendo que la mucosidad sea de color rojo claro o incluso rosa. La irritación también puede ser causada por el aire seco del interior.

Si tienes moco rosado o rojo, puede usar un aerosol nasal salino o gotas nasales salinas dos o tres veces al día en cada fosa nasal para mantener húmedas las fosas nasales. También puede hacer funcionar un humidificador en tu habitación por la noche para agregar humedad al aire.

Mocos marrones o naranjas

Este tipo de moco puede ser un signo de sangre seca en la nariz. También podría ser el resultado de entrar en contacto con partículas como suciedad o humo de cigarrillo.

Nosotros, como sociedad, hemos sido entrenados para pensar que el color es igual a la infección, pero recuerda que la mucosidad está destinada a atrapar partículas extrañas, como el polvo o el polen. Por lo tanto, un tinte marrón podría ser solo una señal de que la mucosidad está haciendo su trabajo.

Negro

Los mocos negros pueden indicar una infección por hongos o exposición a un contaminante peligroso. Acude a tu médico lo antes posible si tienes mocos negro. Hay cuatro tipos de infecciones fúngicas de los senos paranasales:

  • Sinusitis fúngica por micetoma. Este tipo resulta de grupos de esporas que invaden las cavidades de los senos paranasales. El tratamiento consiste en raspar los senos paranasales infectados.
  • Sinusitis fúngica alérgica. Este tipo es más común en personas con antecedentes de rinitis alérgica. La infección debe extirparse quirúrgicamente.
  • Sinusitis fulminante. Este tipo puede dañar los senos paranasales y el área ósea que contiene los globos oculares y el cerebro.
¡Sé el primero en comentar!