Los 9 peores errores que cometes con el gel hidroalcohólico

Quién nos diría hace un año que íbamos a tener una relación tan intensa con el gel hidroalcohólico. Como mucho lo usábamos en el transporte público, para sentirnos un poco mejor después de tocar la barandilla. Ahora se ha convertido en un indispensable, por lo que es hora de conocer si lo estás utilizando tan bien como piensas.

La higiene de las manos ayuda a prevenir la propagación de infecciones. Así que el desinfectante es una opción muy económica y convincente. Nunca podrá equipararse a lavarnos las manos con agua y jabón durante 20 segundos, pero también es un buen aliado para reducir la irritación.

Pero el proceso de rociar y frotar solo te protege si eliges el tipo adecuado de desinfectante y lo aplicas correctamente.

¿Cómo usar correctamente el gel hidroalcohólico?

Elige el tipo adecuado

La composición de los ingredientes y la eficacia de los desinfectantes para manos pueden variar. Se recomienda buscar geles hidroalcohólicos que tengan al menos un 60 por ciento de alcohol. Estos son los más efectivos para matar gérmenes.

Evita cualquier desinfectante de manos elaborado con metanol y 1-propanol, que son formas potencialmente tóxicas de alcohol. También deberías huir de los desinfectantes para manos con envases que sean similares a los de los alimentos y bebidas.

Los desinfectantes para manos perfumados y de colores brillantes pueden ser atractivos para los niños, que pueden incitar a qje prueben su sabor. Eso podría provocar intoxicación por alcohol, así que asegúrate de que esté fuera del alcance de los niños pequeños.

Unta la cantidad suficiente

No seas modesto al exprimir el bote de desinfectante. Se recomienda usar la cantidad del tamaño de una moneda. Lógicamente, si tienes las manos muy grandes, deberás usar más cantidad.

Escatimar en gel hidroalcohólico puede evitar que se eliminen los patógenos de la piel.

Cubre toda la mano

Cuando te frotas con agua y jabón, te lavas toda la mano, entre los dedos, así como la palma y el dorso de la mano. Intenta llevar el mismo nivel de minuciosidad al aplicar desinfectante de manos.

Tu objetivo debe ser usar la cantidad suficiente para cubrir adecuadamente la parte delantera y trasera de las manos, así como los dedos y el área entre los dedos. Si solo frotas tus palmas, no estás haciendo bien la tarea.

mujer usando gel hidroalcoholico en el trabajo

No seas rápido al aplicarlo

Si piensas que usar desinfectante para manos es una opción más rápida que lavarte las manos con agua y jabón, no es del todo cierto. Es mejor frotar el desinfectante de manos durante unos 20 segundos.

Si esa regla de los 20 segundos te suena familiar, es porque es la misma cantidad de tiempo que debes tardar en lavarte las manos con agua y jabón.

No limpies el exceso en tu ropa

Te has echado un buen chorro y ahora tienes una sensación húmeda que quieres eliminar cuando antes. Resiste la tentación de secar tus manos en los pantalones o en una toalla. Este gesto podría eliminar la eficacia del gel hidroalcohólico. Además, si tienes gérmenes en la pierna del pantalón, acabas de volver a contaminar tus manos.

Lo almacenas en frío o calor

¿Puedes dejar tu desinfectante de manos en el coche para que nunca se te olvide en casa? Eso depende del clima en el que te encuentres. Idealmente, el desinfectante de manos debe almacenarse entre 15 y 30ºC.

También se recomienda evitar las temperaturas bajo cero o el calor extremo (más de 40ºC). Así que si tu coche alcanza una temperatura gélida o húmeda una vez que el motor está apagado, es mejor que te lleves el bote contigo.

No lo uses con las manos sucias visiblemente

El gel hidroalcohólico puede hacer mucho, pero cuando tus manos están visiblemente sucias, no funciona tan bien y es un poco guarrada.
Siempre que tus manos estén muy sucias o grasosas, los desinfectantes para manos pueden no funcionar igual de bien como lavarse las manos con agua y jabón. Así que, después de arreglar la cadena en tu bicicleta o de pasar algún tiempo desyerbando en el jardín, ve al fregadero si es posible.

Si no tienes uno disponible de inmediato, usa un desinfectante para manos y toma nota mental de que tus manos aún no están limpias, por lo que debes asegurarte de no tocar tu cara, ojos, nariz y boca. Además, ten en cuenta que todo lo que toques con esas manos, como el teléfono, el volante, el pomo de la puerta, necesitará una limpieza con desinfectante en cuando puedas.

persona usando gel hidroalcoholico en las manos

Úsalo en los momentos adecuados

Incluso si sigues todos estos pasos, debes usar un desinfectante de manos o lavarte las manos en momentos clave para garantizar una higiene adecuada de las manos. Asegúrate de higienizar las manos (ya sea con agua y jabón o un poco de desinfectante):

  • Antes de preparar o comer alimentos
  • Después de usar el baño o cambiar un pañal
  • Después de tocar o quitarte la mascarilla (solo debes tocarte la cara con las manos limpias)
  • Cuando se suenes la nariz o te cubras la boca mientras estornudas o toses (debes usar desinfectante incluso si has tosido o estornudado en un pañuelo de papel)
  • Después de estar en un lugar público, como un supermercado
  • Al estar en contacto con mascotas
  • Después de estar en contacto con personas enfermas

No uses solamente gel hidroalcohólico

El desinfectante de manos es una gran opción. Pero no es el único camino hacia la higiene de manos, ni es necesariamente la mejor opción. Por ejemplo, el agua y el jabón son más efectivos que el desinfectante de manos contra el germen detrás del COVID.