Los test de COVID-19 pueden ser la medida más crucial que podemos tomar como sociedad para frenar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa el coronavirus.

Las pruebas son importantes para que podamos tener medidas de salud pública para evitar que las personas se infecten en primer lugar. Una gran proporción de personas con COVID-19 son asintomáticas en este momento. Necesitamos poder identificar a esas personas y tener medidas para evitar que infecten a otras, especialmente porque no hay vacunas.

6 situaciones en las que deberías hacerte un test de COVID-19

Tienes síntomas

Las personas que tienen síntomas del nuevo coronavirus son una prioridad para hacerse la prueba.

Comunícate con tu médico antes de hacerte un test si sospechas que tienes COVID-19. Si tus síntomas son leves, tu médico puede pedirte que esperet. Y, si se hace la prueba, deberás tener especial cuidado para evitar propagar la infección.

Pero ser sintomático no es la única razón para hacerte una prueba de coronavirus. Si vives en una zona donde los tests están disponibles, te contamos otros momentos en los que es apropiado, incluso necesario, hacerse la prueba.

Has tenido contacto directo con alguien positivo o sintomático

Si sabemos algo en este momento, es que el SARS-CoV-2 viaja con extrema velocidad y eficiencia.

Este es definitivamente el criterio más importante. Si has estado en contacto con alguien que realmente ha dado positivo, absolutamente, absolutamente, sí, debes buscar hacerte un test.

Lo mismo ocurre si una persona tiene síntomas pero no se ha realizado una prueba.

Esto podría ser especialmente importante a medida que se abren más y más lugares de trabajo. Y si las pruebas son abundantes, también puedes considerar hacerte la prueba por segundo grado, es decir, si has estado en contacto con alguien que ha estado en contacto con otra persona que ha dado positivo en la prueba o tiene síntomas.

No te hagas la prueba demasiado pronto

Si te realizas la prueba demasiado pronto después de pensar que has estado expuesto al COVID-19, puedes obtener un resultado falso negativo. Es decir, el resultado de la prueba será negativo, cuando en realidad tienes el virus. Las posibilidades de tener un falso negativo son mayores cuanto más cerca estás de la fecha de la infección.

En la mayoría de las personas, la carga viral aumenta dentro de lo razonable entre tres y cinco días después de la infección.

mujer haciéndose un test de covid-19

Trabajas en una profesión de alto riesgo

Esto podría incluir atención médica o una residencia de ancianos.

Si estás trabajando en una situación en la que tienes un alto contacto con pacientes enfermos, también es imperativo hacerte la prueba con cierta frecuencia. Las personas que trabajan en el cuidado de la salud se consideran de alta prioridad porque entran en contacto con poblaciones vulnerables.

Quieres ver a un familiar o amigo de alto riesgo

Esto podría significar cualquier persona de 65 años o más, así como personas con afecciones de salud subyacentes como enfermedades cardíacas y diabetes, junto con enfermedades que debilitan su sistema inmunológico, como el lupus.

Si están infectados, podría hacer que la infección se salga de control. También debes hacerte la prueba si es el cuidador de alguien en alto riesgo.

Dado que las pruebas son tan precisas, también debes monitorear los signos y síntomas. Los síntomas aparecen unos cinco días después de la exposición al virus, y la mayoría de los pacientes ven los síntomas dentro de los 12 días, según un artículo de julio de 2020 en el Journal of the American Medical Association (JAMA).

Has estado en una multitud

Idealmente, no deberías estar en ningún tipo de multitud o reunión grande. Es muy importante no estar entre una multitud en este momento. Pero, si por alguna razón lo has hecho, hazte la prueba si puedes. Esto es independientemente de si conoces a alguien más en tu grupo que desarrolle COVID-19.

Es probable que no conozcas a todos en esa multitud y no sabes cuáles son sus prácticas. Hasta la mitad de todas las transmisiones pueden ser a través de personas que no presentan síntomas, según un estudio de junio de 2020 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Tienes una cirugía o un procedimiento médico programado

En realidad, esto podría estar fuera de tus manos. La mayoría de las instalaciones en estos días recomiendan pruebas de coronavirus antes de un procedimiento o cirugía. Una vez que tenga un resultado negativo, puedes ingresar. La Anesthesia Patient Safety Foundation recomienda que todos los pacientes se realicen una prueba de SARS-CoV-2 antes de una cirugía que no sea de emergencia.

¿Qué hacer mientras esperas los resultados de la prueba?

Refúgiate en casa. Algunos resultados de las pruebas estarán disponibles en 48 horas, pero muchas tardan algo más.

Mientras esperas, deberías aislarte y ponerte en cuarentena. Tampoco deberías visitar a personas de alto riesgo, incluso si es solo para entregar comida. Y definitivamente significa evitar las multitudes.

La prueba es tan buena como tu comportamiento. Si te has realizado una prueba hoy y todavía sales a la calle sin usar una mascarilla, yendo a entornos de alto riesgo, corres el riesgo de infectarte realmente después. Por lo tanto, los resultados no serían una indicación de tu estado actual.

test de covid-19 rapido

¿Qué tipos de test de COVID-19 existen?

El estándar de oro para detectar posibles infecciones activas de COVID-19 es el test de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa (PCR).

Las pruebas de PCR varían ligeramente, pero todas involucran hisopos nasofaríngeos, lo que significa obtener una muestra del área dentro de la nariz y la parte posterior de la garganta. Algunos recogen muestras del interior de la nariz. También es el más incómodo ya que el hisopo hace una inmersión profunda. Afortunadamente, solo dura un par de segundos.

El «hisopo del medio turbinal» no penetra tan lejos, pero puede no ser tan preciso. También hay nuevas pruebas de antígenos para diagnosticar COVID-19. Las pruebas buscan proteínas en la superficie del virus, pero estas pruebas de antígenos no se utilizan ampliamente.

Los resultados de la prueba son tan buenos como la muestra

La recolección de muestras es clave para la realización de la prueba siempre que tu médico esté debidamente capacitado. Muchos sitios de test requieren que tomes tu propia muestra, lo que podría ser algo dudoso.

Es probable que no te vayas a hacer un frotis profundo. Lo mismo ocurre con los kits de prueba caseros. Todas las muestras van a un laboratorio para obtener resultados. Hay pruebas de resultado rápido aprobadas, pero no están ampliamente disponibles y no está claro cómo de precisas son.

¿Qué pasa con las pruebas de anticuerpos?

Las pruebas de anticuerpos son diferentes de las pruebas de diagnóstico por PCR para el SARS-CoV-2, y no se utilizan para diagnosticar COVID-19.

Los anticuerpos se producen cuando tu cuerpo genera una respuesta de anticuerpos a una infección. Eso significa que las pruebas de anticuerpos te dicen si has tenido COVID-19 en el pasado, pero no si tienes una infección actual. Los anticuerpos pueden tardar de una a tres semanas en desarrollarse después de haber sido infectado.