El 31 de diciembre de 2019 saltaron las alarmas con varios casos de neumonía en Wuhan, una ciudad situada en la provincia china de Hubei. Se trataba de un virus distinto a los ya conocidos, lo cual era preocupante porque no se sabe de qué manera pueden afectar los nuevos virus a las personas.

Una semana más tarde, el 7 de enero, las autoridades chinas confirmaron que habían identificado un nuevo coronavirus, una familia de virus que causan el resfriado común y enfermedades como el MERS y el SARS. Este nuevo virus se denominó, provisionalmente, 2019-nCoV. Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves. En este caso, el 2019-nCoV es una nueva cepa que no se había encontrado antes en el ser humano.

¿Cuáles son sus síntomas?

Desde la Organización Mundial de la Salud alertan de que esta versión del coronavirus tiene similitudes con otras cepas anteriores, aunque puede presentarse de diferentes maneras. En algunas personas puede aparecer como un resfriado común, mientras que en otras puede llegar a la neumonía aguda. Entre los síntomas más frecuentes, entre los pacientes infectados hasta la fecha, se encuentra la fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares, dificultades para respirar, fatiga, congestión nasal, dolor de cabeza y, en casos más graves, insuficiencia renal, neumonía o síndrome respiratorio agudo severo.

¿Cómo protegernos?

Las recomendaciones estándares de la OMS dirigidas al público en general con el reducir la exposición a distintas enfermedades, además de su transmisión son las siguientes:

  • Lávate las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo. Después tira el pañuelo inmediatamente y lávate las manos.
  • Evita el contacto físico con cualquier persona que tenga fiebre y tos.
  • Si tienes fiebre, tos y respiras con dificultad, busca atención médica lo antes posible e informa a tu médico de los lugares en los que has estado.
  • Si visitas mercados de animales vivos en zonas donde se han registrado casos del nuevo coronavirus, evita el contacto directo sin protección con animales vivos y con las superficies en contacto con dichos animales.
  • Evita el consumo de productos animales crudos o poco cocinados. La carne cruda, la leche o las vísceras de animales deben manipularse con cuidado a fin de evitar la contaminación cruzada con alimentos no cocinados.

¿Existe tratamiento?

Las infecciones causadas por el nuevo coronavirus no tienen tratamiento específico, aunque sí lo hay para muchos de sus síntomas. Las opciones terapéuticas dependen del estado clínico de cada paciente, y es necesario mencionar que el tratamiento sintomático de los infectados puede ser muy eficaz.

Se habla mucho sobre una posible vacuna inmediata, pero cuando aparece una nueva enfermedad, no se dispone de una vacuna para prevenirla y puede tardarse años en obtenerla. Por ahora, se ha asegurado que se necesitarán unos 40 días para fabricar las primeras muestras, pero el ciclo de producción de las vacunas puede durar hasta cinco o seis meses.

Como decíamos antes, algunos coronavirus se pueden contagiar de una persona a otra, normalmente por contacto estrecho con un paciente infectado, por ejemplo, en el domicilio o en un centro de salud. Lo ideal es tomar medidas de protección para reducir los posibles riesgos a contagio.

Todos los mitos que deberías dejar de creer

Como era de esperar, una vez que comienza la alerta mundial sobre una posible pandemia, los mitos populares comienzan a expandirse y a crear pensamientos erróneos sobre el virus. Hemos leído que los mucolíticos podrían eliminar el virus del organismo, o que los paquetes procedentes de China contienen la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud ha querido desmentir los ocho más sonados para tranquilizar a gran parte de la población.

  • ¿Sirve de algo lavarse la nariz regularmente con una solución salina para ayudar a prevenir infecciones del nuevo coronavirus (2019-nCoV) No hay evidencia de que lavarnos la nariz haya protegido a la gente de la infección.
  • ¿Comer ajo puede ayudar a prevenir las infecciones? El ajo es una comida sana que puede tener algunas propiedades microbióticas, pero no hay evidencia de que comer ajo haya protegido a la gente del nuevo coronavirus.
  • ¿Las vacunas contra la neumonía protegen contra el 2019 nCoV? No. Estas vacunas no proveen protección contra el virus, ya que es nuevo y diferente. Necesita su propia vacuna.
  • ¿Es seguro recibir una carta o un paquete de China? Sí, es seguro. La gente recibiendo paquetes de China no tiene riesgo de contraer la enfermedad. De acuerdo con los análisis previos, sabemos que el coronavirus no sobrevive mucho tiempo en objetos como cartas o paquetes.
  • ¿Poner o comer aceite de sésamo bloquea el ingreso de virus en el cuerpo? No. El aceite de sésamo es delicioso pero no mata el 2019-nCoV.
  • ¿Pueden las mascotas domésticas esparcir el virus? Hasta el momento no hay evidencia de que los animales/mascotas de compañía como perros o gatos puedan infectarse con el virus.  De todas formas, es una buena idea lavarse las manos con agua y jabón después de tener contacto con mascotas.
  • ¿El nuevo coronavirus afecta a la gente mayor, o la gente joven es también susceptible? Personas de todas las edades puede ser infectadas por el virus. Personas mayores y aquellos con condiciones médicas preexistentes parecen ser más vulnerables a enfermarse de manera severa por el virus.
  • ¿Los antibióticos son efectivos en prevenir y tratar?No, los antibióticos no funcionan contra los virus, solo contra las bacterias. El 2019-nCoV es un virus y, por lo tanto, los antibióticos no deberían ser usados como forma de prevención o tratamiento.
  • ¿Hay alguna medicina específica para prevenir o tratar el nuevo coronavirus? Hasta la fecha no hay ninguna medicina recomendada para prevenir o tratar el virus. La OMS se encuentra ayudando a acelerar los esfuerzos de investigación y desarrollo con una serie de científicos.