Es posible que se lo escuches a tu madre, a tu compañero de trabajo o tu farmacéutico local (o, lo más probable, a los tres): «No olvide su vacuna contra la gripe«. Pero, ¿sabías que vacunarse ofrece más beneficios que solamente protección contra la enfermedad?

Por supuesto, no hay garantía de que no te pondrás enfermo, ya que la vacuna está destinada a proteger solo contra las cepas más comunes del virus, y hay años en los que evoluciona y la vacuna no es efectiva. Aún así es muy eficaz: entre 2016 y 2017, la vacuna contra la gripe evitó aproximadamente 5.3 millones de casos de gripe.

Si puedes ponerte la vacuna, deberías conocer que no solamente existe un solo beneficio. Además de ser económica, es fácil de conseguir y te mantiene seguro; incluso, nunca es demasiado tarde para vacunarse contra la gripe, siempre que esté disponible.

Puede ayudar a prevenir problemas de salud más graves

La gripe realmente puede noquearte o, literalmente, llevarte al hospital. Los síntomas de la gripe, como la falta de apetito, fiebre, vómitos y diarrea pueden provocar deshidratación y neumonía. Además, si tienes una enfermedad crónica, como la diabetes o problemas respiratorios, contraer la gripe puede provocar complicaciones de salud peligrosas e, incluso, aumentar el riesgo de morir.

Ahí es donde entra la vacuna. Según los expertos, la vacuna reduce el riesgo de hospitalizaciones relacionadas con la gripe en aproximadamente un 40%. También disminuye en gran medida las probabilidades de que el trancazo te lleve a la UCI.

Las futuras mamás transmiten los beneficios a sus bebés

Según la Clínica Mayo, las mujeres embarazadas están particularmente en riesgo de contraer gripe y tienen más probabilidades de tener síntomas graves frente a las mujeres que no están embarazadas. Por esta razón, es importante que las mujeres embarazadas se vacunen lo antes posible en el embarazo y en la temporada esta enfermedad.

Ten en cuenta que la vacuna actúa como un doble golpe de protección porque los beneficios para combatir la gripe se transfieren al bebé y pueden durar hasta seis meses después del nacimiento, cuando los pequeños ya tienen la edad suficiente para vacunarse.

Está relacionado con una tasa de mortalidad más baja para personas con presión arterial alta

Para las personas con presión arterial alta, la vacuna está vinculada a un riesgo reducido de muerte del 18% durante la temporada, según una nueva investigación presentada este mes en el Congreso Mundial de Cardiología de la Sociedad Europea de Cardiología.

Según los investigadores, los pacientes con presión arterial alta vieron una disminución en los ataques cardíacos, derrames cerebrales y la muerte cuando recibieron la vacuna contra la gripe. Algunas personas con hipertensión, especialmente si son mayores, tienen un mayor riesgo de morir. Y si contraen la gripe, además de esos factores, tienen una tasa de mortalidad más alta que la mayoría.

Ayuda a proteger a otras personas que no pueden vacunarse

Vacunarse aumenta los beneficios más que tu propia salud y bienestar: también ayuda a disminuir la propagación general de la gripe, lo cual es una buena noticia para todos. Protegernos a nosotros mismos significa que estamos previniendo una gran epidemia de gripe, como hemos visto en el pasado. Además, si la enfermedad no tiene la oportunidad de circular, las personas que no pueden recibir la vacuna, como aquellas con sistemas inmunes comprometidos, tienen menos probabilidad de caer enfermos.

Las personas con un sistema inmunológico débil se benefician enormemente de las vacunas. Así que si estás cerca de alguien que es vulnerable, y no tienes la vacuna contra la gripe, podrías ponerlo en un mayor riesgo de exposición.