Catarros

Llega el invierno y los catarros reaparecen en un porcentaje importante de la población. Llega el verano y sucede lo mismo a causa del aire acondicionado. En esta sección aprenderás a combatir los catarros, conocerás los mejores alimentos para paliar sus síntomas y también encontrarás consejos para adaptar tu actividad física en épocas de convalecencia.
causas de la bronquitis

¿Cómo saber si tengo bronquitis?

  • 17 de junio, 2022 • 14:00
  • Carol Álvarez

La bronquitis es la irritación e inflamación de las vías respiratorias que introducen y expulsan aire de los pulmones. Solemos notarlo por la tos persistente y la producción de mocos en el pecho. ¿Es una enfermedad contagiosa?

Un bote lleno de ibuprofeno

Ibuprofeno y paracetamol, ¿se pueden mezclar?

  • 09 de enero, 2022 • 11:00
  • Sofía Pacheco

Cuando nos encontramos mal siempre acudimos al paracetamol, ¿o es al ibuprofeno? Hoy vamos a salir de dudas y sabremos qué se usa en casa ocasión, si se pueden o no mezclar o intercalar, cuál es más efectivo dependiendo de la dolencia, así como algunos efectos adversos por un uso continuado en el tiempo.

mujer recibiendo la vacuna de covid-19

6 razones por las que debes vacunarte (aunque no parezca seguro)

  • 18 de marzo, 2021 • 11:00
  • Carol Álvarez

Desde que el nuevo coronavirus se apoderó de todo el planeta, la vida tal como la conocemos ha cambiado. Muchos de nosotros hemos perdido amigos y seres queridos, y muchos vivimos en un estado constante de estrés y ansiedad por nuestra salud, las facturas, la economía, etc.

Por suerte, parece que ya vemos la luz al final del túnel después de un año gracias a la creación de diferentes vacunas contra el COVID-19. Pero como casi todo en el mundo de la medicina, la vacuna no es «perfecta». Viene con efectos secundarios y no es 100 por ciento efectiva, por lo que aún existe una pequeña posibilidad de que te contagies de coronavirus si estás expuesto después de recibir la vacuna. Además, la mayoría de nosotros no conocemos la ciencia de cómo funciona, y es difícil confiar en algo que no comprendemos por completo.

Aun así, te damos seis buenas razones por las que deberías recibirla una vez que esté disponible, incluso si crees que no tienes un alto riesgo de enfermarte gravemente por COVID.

¿Cómo actúa la vacuna?

El nuevo coronavirus tiene picos en forma de corona en su superficie, llamados proteínas de pico. Cuando esos picos se adhieren a las células de tu cuerpo, te infectas con COVID-19.

El objetivo de la vacuna es que tu cuerpo se familiarice con estas proteínas de pico, de modo que, en caso de que invadan, tu cuerpo sepa exactamente cómo defenderse de ellas. Es decir, tu cuerpo sabrá cómo evitar que los picos se enganchen a las células.

Dos vacunas, las de Moderna y Pfizer, no contienen ninguna parte del coronavirus real. En cambio, están hechos con ARN mensajero (ARNm), un material genético que le dice a tu cuerpo cómo hacer copias de la proteína de pico. Luego, tu cuerpo reconoce la proteína y produce una respuesta inmunitaria dirigida contra ella. Piensa en ello como un correo electrónico a tu cuerpo que lo alerta del peligro y explica exactamente cómo evitarlo.

Esta tecnología no es nueva. De hecho, ha existido y se ha utilizado de forma segura contra otras enfermedades durante más de 30 años.

La tercera vacuna, producida por Johnson & Johnson, utiliza un adenovirus (un virus que normalmente causa resfriados comunes, pero que ha sido desactivado para que no pueda enfermarte) para entregar el modelo de la proteína de pico COVID-19. Como este adenovirus ya se usó en la vacuna contra el ébola de la compañía, también tiene décadas de seguridad y monitoreo detrás de él.

vacuna de covid-19

¿Qué pasa con los efectos secundarios?

Es cierto que puedes tener una reacción alérgica grave (llamada «anafilaxia«) después de la vacunación, pero esto es extremadamente raro, con menos de cinco casos por millón de dosis de vacuna Pfizer administradas y menos de tres casos por millón de dosis de Moderna.

Este tipo de reacción generalmente ocurre dentro de los primeros 15 a 30 minutos después de recibir la inyección, cuando todavía te están observando, y el personal médico puede administrarte medicamentos de inmediato para tratarlo. Nadie quiere pasar por eso, por supuesto. Pero el riesgo palidece en comparación con el riesgo de muerte o discapacidad por el virus en sí.

No olvides el hecho de que el virus real es mucho más peligroso que esta vacuna,. Las personas sanas ahora viven con trasplantes de pulmón, diálisis y anticoagulantes de por vida como resultado de su infección por COVID-19. Estos efectos secundarios del virus son todos permanentes e irreversibles. Al recibir la vacuna, en realidad estás haciendo que todo tu entorno sea más seguro.

¿Por qué debes vacunarte contra el COVID-19?

Se ha demostrado que las tres vacunas disponibles previenen la muerte en un 100 por ciento, por lo que si te pones una de ellas, estás prácticamente garantizado que no morirás a causa del virus.

Pero lo que es más importante, puedes ayudar a salvar la vida de quienes te rodean.

El coronavirus es una enfermedad increíblemente contagiosa. Si la vacuna evita que te contagies, no puedes contagiarla a otras personas. Y aunque sin la vacuna podrías enfermar con solo un caso leve, podrías infectar a otra persona que acabe muriendo a causa del virus.

Previene la hospitalización

Si te ofrecen alguna de las tres vacunas, deberías aprovechar la oportunidad.

Aunque la vacuna Johnson & Johnson ha sido criticada por ser menos efectiva que las otras dos, en realidad no es cierto: la vacuna J&J fue 100 por ciento efectiva en los ensayos cuando se trataba de prevenir la hospitalización y 85 por ciento efectiva en la prevención de enfermedades graves.

A pesar de que la vacuna Pfizer es más efectiva que la de J&J para prevenir enfermedades sintomáticas (94 por ciento después de la segunda inyección, en comparación con 72 por ciento, respectivamente), fue igualmente efectiva en ensayos para prevenir tanto la hospitalización como las enfermedades graves.

La vacuna Moderna tuvo una efectividad de alrededor del 94 por ciento después de dos dosis para prevenir enfermedades sintomáticas y un 89 por ciento de efectividad contra la hospitalización.

Parece ralentizar la propagación de COVID-19

No estamos 100 por ciento seguros de que impida propagar COVID, pero eso parece muy probable según los datos que tenemos.

Johnson & Johnson ha publicado datos que sugieren que su vacuna puede prevenir la propagación asintomática en el 72 por ciento de los casos. Lógicamente, tiene sentido porque si es menos probable que te infectes con COVID-19 debido a la vacuna, es menos probable que lo propagues.

Esta es una de las razones por las que los expertos publicaron recientemente nuevas pautas que dicen que si has sido vacunado, no necesitas ponerse en cuarentena si estás expuesto a alguien que tiene el virus.

efectos de ponerse la vacuna contra el coronavirus

Reduce las posibilidades de que surjan nuevas variantes

Cuantas más inyecciones podamos conseguir, menos posibilidades tenemos de que el virus se propague y, en última instancia, se convierta en cepas más peligrosas.

Queremos lograr la inmunidad colectiva vacunando a todos, no haciendo que las personas se enfermen y posiblemente incluso mueran a causa de la enfermedad. Además, cuantos más brotes tengamos, más difícil será rastrear el contacto y ralentizar la propagación.

La buena noticia es que las tres vacunas parecen funcionar razonablemente bien contra las variantes que circulan en este momento, incluida la B.1.1.7 (detectada originalmente en el Reino Unido) y la B.1.351 (detectada originalmente en Sudáfrica).

Pero el virus es perfectamente capaz de transformarse en una cepa más peligrosa. Cuantas más personas infecta el virus, más oportunidades tiene de mutar en una cepa contra la que la vacuna no es eficaz. Eso podría significar más enfermedades, más muerte y más tiempo viviendo con miedo.

Es por eso que cuanto más rápido vacunamos a las personas, menos posibilidades hay de que la vacuna se vuelva ineficaz.

Podremos dejar de usar máscaras y distanciamiento social

Necesitamos vacunar al menos del 70 al 80 por ciento de la población para que las tasas de infección sean tan bajas que la transmisión también sea extremadamente baja. Cuando esto ocurre, podemos empezar a movernos a la normalidad, y eso incluye, eventualmente, no llevar mascarilla ni seguir con distancia social.

También significaría un regreso al colegio con tranquilidad y la posibilidad de que los restaurantes y otros lugares vuelvan a funcionar a plena capacidad.

Pero mientras tanto, es importante que continúes usando una mascarilla y mantengas la distancia, incluso si te has vacunado, para detener la propagación del virus tanto como sea posible.

mujer usando mascarilla en el gimnasio

¿Cómo prevenir el contagio de COVID-19 en el gimnasio?

  • 03 de marzo, 2021 • 12:00
  • Carol Álvarez

Llevamos un año de pandemia de coronavirus y los grandes afectados han sido los centros deportivos. A pesar de que los gimnasios son lugares seguros para la práctica deportiva y existe poco riesgo de contagio, todos queremos mantener estos espacios abiertos y sin brotes de COVID.

Deseamos reducir la cantidad de partículas de virus que una persona contagiosa puede respirar en el aire, por eso las instalaciones recomiendan el uso de mascarillas, la distancia social y la desinfección. Pero también es importante que las instalaciones cuenten con ventilación y filtrado de aire, además de reducción de aforo.

5 consejos para evitar el contagio de COVID-19 en el gimnasio

Usa mascarilla mientras entrenas

Si tenemos una persona contagiosa en el gimnasio, lo mejor que podemos hacer para prevenir la transmisión es exigir que todos usen mascarillas, incluso durante el entrenamiento.

Sabemos que a nadie le gusta entrenar con ella puesta, pero se han convertido en una insignia de identidad en esta guerra cultural. El rendimiento de las personas en los entrenamientos de acondicionamiento se ve obstaculizado cuando usan máscaras. Aún así, son nuestra mejor opción para prevenir la propagación dentro de los gimnasios.

Al usar una mascarilla quirúrgica, la cantidad de partículas de virus expulsadas por una persona contagiosa se puede reducir hasta en un 74-90%. Las de algodón pueden estar más en el rango del 50%.

Por desgracia, las mascarillas parecen ser menos efectivas para protegernos, pero eso no significa que sean inútiles. Las de algodón que la mayoría de la gente usa en los gimnasios reducen la inhalación de partículas virales en un 20-40% en una simulación de laboratorio.

Además, ten en cuenta que estos efectos son multiplicativos. Imagina que una persona lleva una mascarilla que evita que el 50% de las partículas virales que se exhalen entren al aire. Mientras tanto, otra persona lleva una máscara que reduce la cantidad de partículas virales inhaladas en un 30% (todavía permite el paso del 70%). Eso significa que la persona esta persona solo respirará alrededor del 35% de las partículas virales a las que de otro modo habrían estado expuestas.

Algunos gimnasios tienen requisitos de usar mascarillas en sus instalaciones fitness y otras no, e incluso en zonas con estas normas, el cumplimiento es mixto. Si consideramos la probabilidad de que el COVID-19 se pueda propagar a través de la transmisión de aerosoles en espacios interiores, permitir que las personas entrenen sin mascarillas es un alto riesgo.

mujer entrenando en un gimnasio

Practica el distanciamiento social

Ahora todos tenemos grupos pequeños y protocolos de detección que reducen la probabilidad de que una persona contagiosa entre al gimnasio. Contamos con uso de mascarillas, ventilación y filtrado de aire que reducen la cantidad de virus potenciales en el aire. Aún así, es posible que haya suficiente virus presente para causar una infección.

Es por eso que estamos obligados a mantener una distancia de 2 metros desde hace un año. Sin embargo, estas distancias pueden no ser suficientes para prevenir la transmisión de COVID-19, sobre todo porque se basan principalmente en modelos de transmisión por gotitas respiratorias en lugar de transmisión por aerosoles.

Aún así, al mantener la distancia entre las personas, disminuimos las probabilidades de que alguien ingiera suficiente virus como para contagiarse. Incluso si tenemos aerosoles suspendidos en el aire, la probabilidad de que alguien entre en la “nube de aerosoles” de otra persona se reduce manteniendo la distancia.

Limpia el material de gimnasio que uses

Al comienzo de la pandemia, la gente estaba muy preocupada por desinfectar las superficies, dejando las cartas y paquetes fuera de casa hasta una semana y limpiando obsesivamente todos los productos del supermercado.

Conforme hemos aprendido más sobre el papel que juegan las gotitas respiratorias y los aerosoles en la transmisión, algunos han criticado el tiempo, la atención y los recursos financieros que las empresas dedican a limpiar todo constantemente.

En muchos gimnasios, limpiar el equipo se ha convertido en un ritual impuesto por los entrenadores y las miradas de desaprobación de los compañeros. En algunos casos limpiar el equipo ha reemplazado a medidas más efectivas como llevar mascarilla, distanciamiento social, restricciones de capacidad y filtración de aire.

Aunque parte de esta desinfección puede ser irrelevante y eficaz, limpiar las superficies es otra forma marginal de reducir la probabilidad de que alguien se contagie. Al limpiar las superficies, lo mejor es centrarse en las áreas que la gente está haciendo contacto directo con por períodos prolongados de tiempo, como barras y mangos de las mancuernas. Y, aunque la transmisión puede ser una preocupación menor con COVID-19, el aumento de la desinfección probablemente ayudará con el riesgo de contraer gripe.

mujer entrenando en un gimnasio con mascarilla

Asegúrate de que tu gimnasio esté bien ventilado

Incluso si todos en un gimnasio usan una mascarilla, todavía podemos tener partículas de virus en el aire. Si podemos mantener los gimnasios ventilados para que el aire interior se revuelva constantemente y se mezcle con el aire exterior, podemos reducir la concentración de partículas de virus. Esto se logra mejor manteniendo abiertas las ventanas y puertas. También podemos utilizar ventiladores para extraer el aire interior hacia el exterior colocándolos apuntando hacia las ventanas.

Ten en cuenta que no deberíamos solo configurar ventiladores sin pensar en el flujo de aire. De hecho, instalar a ciegas los ventiladores y la circulación de aire interna puede no ser una gran idea y podría crear un mayor riesgo de transmisión al soplar partículas de virus de una persona a otra.

Además de aumentar la renovación de aire en los espacios interiores, también queremos filtrar las partículas de virus. Afortunadamente, los filtros HEPA de uso diario pueden eliminar las gotas de virus.

Si estás buscando comprar filtros HEPA para un gimnasio, ten en cuenta que la mayoría de los modelos disponibles están diseñados para uso doméstico y no están clasificados para los miles de metros cuadrados que ocupan la mayoría de los gimnasios.

Tomar la temperatura al entrar

Muchos municipios están introduciendo límites de capacidad para actividades tanto en interiores como en exteriores. Algunas personas se han enfurecido con estas restricciones, alegando que pueden cumplir con todos los requisitos de enmascaramiento y distanciamiento social incluso con grupos mucho más grandes.

Incluso con grupos más pequeños, es posible que aún tengamos una persona contagiosa que venga al gimnasio. Idealmente, podríamos atrapar a algunas de estas personas a través de protocolos de detección.

El método más simple y común es el uso de controles de temperatura. Los controles de temperatura han sido comúnmente criticado, ya que las personas asintomáticas y presintomáticas aún pueden propagar COVID-19. Podemos mejorar el proceso de detección haciendo preguntas sobre síntomas o viajes recientes, pero aún tendremos un proceso imperfecto.

Seguro que conoces a muchas personas que tuvieron dolor de cabeza durante unos días y pensaron que «probablemente solo eran alergias» y terminaron teniendo COVID-19. Es menos probable que estas personas vayan a un gimnasio si saben que tendrán que controlar la temperatura y mentir sobre de la falta de síntomas para poder entrenar.

persona poniendose la vacuna del covid-19

¿Es seguro visitar a familiares después de vacunarte?

  • 01 de marzo, 2021 • 12:00
  • Carol Álvarez

Hay seres queridos que no has visto en casi un año. Hay amigos con los que no te has abrazado o reído en persona desde hace mucho tiempo, pero tampoco te apetece seguir haciendo videollamadas de Zoom. Ahora que salió la vacuna contra la COVID-19, ¿es finalmente seguro ver a las personas después de haber sido vacunadas? Lo cierto es que no.

Sé que esto no es lo que la gente quiere escuchar, pero por ahora, no sabemos si las personas que han sido vacunadas transmitirán la enfermedad a otros.

¿Por qué las personas vacunadas pueden transmitir COVID-19?

Las vacunas de COVID-19 protegen contra enfermedades moderadas y graves, así como contra la muerte. Obviamente, eso es algo muy importante. Pero lo que está menos claro es si una persona vacunada puede ser portadora del coronavirus (es decir, infectarse sin mostrar síntomas) y luego transmitirlo a otras personas.

La mayoría de las vacunas reducen la transmisión del virus contra el que están diseñadas. Aunque esperamos que este sea el caso de la vacuna del COVID, la verdad es que aún no lo sabemos porque no ha habido suficiente investigación para confirmarlo. Por desgracia, aún no podemos hacer fiestas sin mascarillas y empezar a celebrar.

Así que, desafortunadamente, puedes ver a familiares y amigos, pero aún debes mantener la precaución. Si no estás vacunado pero estás viendo a tu padre o abuelo que sí lo está, aún tendrás que mantener la distancia física, usar una máscara y lavarte las manos con frecuencia. Sí, puedes abrazarlos, pero después mantente alejados.

Es posible que la persona vacunada aún pueda infectarte. O bien, también hay una posibilidad de que podrías pasarles el virus, y aunque que solo conseguirían una enfermedad leve (o nada), podrían pasarlo a alguien en su entorno que esté sin vacunar.

familia reunida despues de la vacuna de covid-19

¿Y si ambos están vacunados?

Hay muchas posibilidades de que ambos estén bien, con la salvedad de que ambos podrían infectarse entre sí. Pero sabemos con cierto grado de certeza que no os enfermaríais gravemente.

Aún así, nuevas variantes de COVID-19, que pueden ser más transmisibles o causar una enfermedad más grave, hacen que sea aún más importante seguir cumpliendo con las recomendaciones de salud pública, a pesar de la vacunación.

La clave de todo esto es lograr la inmunidad colectiva. Si se vacuna a suficientes personas (alrededor del 75 al 80 por ciento de la población), el virus tiene pocas posibilidades de transmisión y se extingue. Por eso es importante que se vacune a la mayor cantidad posible de personas, lo más rápido posible.

Y no te preocupes, habrá un momento en el futuro en el que todos podamos bajar la guardia. Recuerde que las vacunas disponibles actualmente tienen un 94 a 95 por ciento de efectividad en la prevención de enfermedades de moderadas a graves. Sin duda, es un gran incentivo para vacunarte, incluso si tienes que seguir usando una mascarilla y distanciarte socialmente.

persona con la vacuna del covid recien puesta

¿Cómo controlar los efectos de la vacuna del COVID?

  • 18 de febrero, 2022 • 14:31
  • Carol Álvarez

Tal vez ya estés en la lista de recibir en los próximos días la vacuna del COVID, o tal vez solo estés planeando tu futuro. No son pocas las conversaciones que surgen de los efectos secundarios, y es posible que te sientas un poco nervioso. Según los expertos, los efectos secundarios comunes de las vacunas son dolor e hinchazón en el brazo que recibes la inyección, así como fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza.

mujer haciendo de comer para recuperar el gusto

8 remedios para recuperar el gusto después del COVID

  • 11 de febrero, 2021 • 12:00
  • Carol Álvarez

Comer sin probar es posible, pero no delicioso. No es solo el sabor lo que hace que la comida sea atractiva: el olfato también juega un papel importante. Para algunos alimentos tentadores, como las palomitas de maíz con mantequilla, café, tocino a la parrilla, el aroma es una gran parte del atractivo. Así que es normal que cuando el gusto y el olfato se ven afectados, comer no sea tan interesante.

Como resultado, es posible que no obtengamos los nutrientes que necesitamos, o nos dejamos llevar a una compensación excesiva con alimentos dulces y salados. Tanto la capacidad de oler como de saborear están ligadas a los nervios craneales del cerebro.

¿Qué causa el deterioro de los sentidos?

Esto puede ocurrir con los resfriados comunes y el coronavirus, pero también es un síntoma común a largo plazo del tratamiento del cáncer. De hecho, la anosmia (el término médico para la pérdida del olfato) y ageusia (pérdida del gusto) son a menudo los primeros síntomas de COVID-19.

Otras causas incluyen traumatismo craneoencefálico, fumar, ciertas enfermedades y medicamentos, infecciones de los senos nasales o alergias y simplemente envejecer.

Incluso cuando comer no tiene el mismo atractivo, sigue siendo esencial: sin una nutrición adecuada, tu cuerpo no puede funcionar.

¿Cómo recuperar el gusto y el olfato?

Cepilla tus dientes

No descuides tu higiene bucal aunque estos sentidos se vean afectados. Mantener la boca y la lengua realmente limpias es muy importante.

Intenta cepillarte o limpiar la boca después de cada comida o refrigerio. Eso puede ser una buena base para poder saborear cualquier alimento que se ponga en la boca.

Restablece tus papilas gustativas

Los caramelos duros sin azúcar pueden ser particularmente útiles si tus sentidos están disminuidos o alterados por los tratamientos contra el cáncer. Chupar estos dulces elimina el mal sabor de boca y puede actuar como un limpiador del paladar. El chicle también puede ser útil.

Experimenta con sabores

En la boca, tenemos muchos receptores que no están conectados a las papilas gustativas. Los cinco sabores son dulce, amargo, salado, amargo y umami.

Intenta añadir especias y sabores audaces, como pimienta negra, canela, ajo, jengibre, etc, para crear potencialmente una experiencia sensorial más interesante. Cocinar con salsas y adobos también puede ser útil.

Tener un plan para tus comidas y refrigerios realmente puede salvarte nutricionalmente cuando experimentas pérdida del gusto y el olfato.

hombres comiendo sin gusto por el covid

Controla lo que sabe bien

Incluso si tu sentido del olfato y el gusto están disminuidos, algunos alimentos pueden dar en el clavo. Probar continuamente diferentes sabores y experimentar es realmente útil. No solo puedes revelar si tus sentidos están volviendo, sino que también es una forma de encontrar nuevos alimentos que sean atractivos.

Intenta llevar un diario de alimentos para controlar qué alimentos saben bien y cuáles no.

Toma un poco de ácido

Al igual que con las especias, el ácido es un sabor fuerte y brillante que aún puede tener un sabor vivo incluso si los sentidos están embotados.

Intenta usar jugo de limón o vinagre para alegrar la comida y ver si se vuelve más tentadora.

Come más lento

En lugar de devorar comida porque comer ha dejado de ser una alegría, reduce el ritmo. Si lo ralentizamos y masticamos más, se pueden liberar más sabores de los alimentos que comemos.

Saborear también ayuda a estimular los sentidos. Cuando disminuimos la velocidad un poco más, estamos prestando más atención a los sonidos, los toques y las texturas, y no estamos tan concentrados en la ausencia de sabor.

Planifica las comidas y refrigerios

Cuando no tienes ganas de comer y no te sientes recompensado por el acto de comer, la planificación de las comidas es esencial. Sin ese trabajo de preparación, es probable que comas en exceso u optes por alimentos dulces o salados.

Aprovecha otros sentidos

La textura, temperatura y apariencia de los alimentos son una gran parte de la experiencia de comer. Pero cuando los sentidos del olfato o del gusto se reducen, estos elementos se vuelven aún más importantes y pueden marcar una gran diferencia en la cantidad que comes.

Puedes probar estas estrategias para explorar otros sentidos:

  • Texturas de contraste: mezcla algo crujiente con algo cremoso – por ejemplo, se pueden añadir frutos secos a un plato de avena. El crujido de los alimentos (como las palomitas de maíz) o incluso el sonido de los mismos (como un plato caliente) también pueden hacer que la comida sea más tentadora.
  • Juega con la temperatura: Mejor un tazón de sopa de calabaza moscada caliente con una bola fría de yogur para que tenga una sensación de frío/calor en la boca.
  • Prestar atención a la estética: usa colores vibrantes y haz que la comida se vea atractiva. Cuando la comida se ve bien, es probable que comamos más.
mujer usando desinfectante en una habitación

5 señales de que el desinfectante y los productos de limpieza no son efectivos

  • 03 de febrero, 2021 • 10:00
  • Carol Álvarez

Es normal decir que nunca hemos confiado en la capacidad de los productos de limpieza para hacer su trabajo más que ahora, en medio de una pandemia sin un final definitivo a la vista.

Con las principales marcas vendiendo sus desinfectantes y productos de limpieza durante meses, las personas se han visto obligadas a comprar marcas menos conocidas, muchas de las cuales están mal etiquetadas y contienen ingredientes dañinos que no son seguros para su uso en la piel humana.

Aunque la Organización Mundial de la Salud tiene pautas estrictas sobre la receta adecuada para un desinfectante de manos seguro, los ingredientes requeridos han tenido una gran demanda y un suministro extremadamente bajo. La escasez de productos ha provocado que las empresas más pequeñas experimenten con diferentes alcoholes, como el metanol, para fabricar un desinfectante de manos, que es extremadamente tóxico para el sistema nervioso humano. Aunque el nombre del metanol es similar al del etanol, la forma adecuada de alcohol que se necesita, son extremadamente diferentes en su composición.

La exposición a demasiado metanol puede provocar una serie de síntomas desagradables, que incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal, dolor de cabeza, visión borrosa, ceguera, convulsiones e incluso la muerte.

No son solo los ingredientes desinfectantes para manos los que han sido escasos. Todos los ingredientes activos clave que forman parte de las toallitas limpiadoras también son escasos.

Cuando las empresas intentan tomar atajos al hacer sus propias sustituciones que no han pasado por la evaluación rigurosa normal, las personas pueden correr riesgos. No tenemos ninguna evidencia de la eficacia de estos productos sin marca.

Ya sea que hayas comprado desinfectante de manos o productos de limpieza de una marca menos conocida o simplemente quieras tener cuidado al avanzar mientras aumenta tu suministro, aquí hay cinco señales de advertencia que podrían indicar que un producto de limpieza es ineficaz o, peor aún, inseguro.

¿Cómo identificar un desinfectante seguro?

Contiene menos del 60 por ciento de alcohol

Los expertos recomiendan que los desinfectantes para manos, los aerosoles de limpieza y las toallitas limpiadoras contengan al menos un 60 por ciento de alcohol para garantizar que sean eficaces en la protección contra virus como el COVID-19.

Los gérmenes se eliminan del alcohol a través de la deshidratación, por lo tanto, un alcohol menor que la cantidad recomendada puede ser ineficaz para matar el COVID-19.

La lista de ingredientes incluye metanol

Como dijimos anteriormente, el metanol es un ingrediente peligroso que no debe usarse en la piel humana.

Comprueba el listado de ingredientes de los productos de limpieza que planeas comprar para asegurarte de que no contengan este alcohol. En su lugar, busca nombres de alcohol seguros, como alcohol isopropílico (IPA) y alcohol etílico (etanol).

Si ni si quiera contiene este ingrediente, lo mejor es evitar el producto por completo.

bote de desinfectante

No conoces la marca

Aunque esta fue una hazaña desafiante, especialmente en las primeras etapas de la pandemia, una de las mejores cosas que puedes hacer para asegurarte de no usar ingredientes de limpieza dañinos es seguir con las marcas que conoce y en las que confías.

No uses botellas de aspecto inusual o botellas que un niño pueda abrir fácilmente, ya que claramente no han pasado por los rigurosos procesos de prueba establecidos. Si no puedes encontrar los limpiadores clásicos aprobados por Sanidad en la estantería, tendrás que investigar un poco los productos y los ingredientes activos.

Huele a bebida mezclada

Si un desinfectante de manos o producto de limpieza que has comprado huele a tequila, vodka u otro licor que podrías disfrutar durante una noche de fiesta con amigos, es posible que no cumpla completamente con los estándares de seguridad o eficiencia.

Al comienzo de la pandemia de coronavirus, cuando los desinfectantes de manos escaseaban, las destilerías de licor comenzaron a entrar en el negocio de fabricar productos destinados a matar el coronavirus.

A pesar de que en plena crisis sanitaria mundial en marzo de 2020 hubiera organizaciones pidiendo a destilerías usar su alcohol para intentar matar al COVID.19, se entiende que no usaran las bebidas directamente. Así que si huele a tequila, no lo uses.

No muestra el ingrediente activo

Además de un recuadro de información farmacológica, el producto de limpieza o desinfectante de manos debe indicar su propósito y la cantidad de sus ingredientes.

Los productos para desinfectar o esterilizar superficies (no la piel) están regulados y deben tener un número de registro claramente visible en la etiqueta del paquete. A parte de estas dos pistas, revisa si hay desinfectantes para manos que cree sospechas sobre la seguridad o el rendimiento.

vacuna del covid-19

¿Funcionará la vacuna del COVID-19 frente a nuevas cepas?

  • 20 de enero, 2021 • 12:00
  • Carol Álvarez

Justo cuando comenzamos a sentirnos un poco más esperanzados sobre la pandemia, gracias a la aprobación y el lanzamiento de dos vacunas (y cada vez más), hay un nuevo hombre del saco en el mundo. Bueno, dos para ser exactos. Estamos hablando de las dos nuevas variantes del nuevo coronavirus que surgieron del Reino Unido en septiembre (la variante B.1.1.7) y Sudáfrica en octubre (la variante B.1.351).

Una variante significa que el virus ha mutado o cambiado. Esto puede afectar la contagio del mismo o su gravedad. Algunas mutaciones desaparecen, mientras que otras continúan infectando a la población.

Según los expertos, existen múltiples variantes nuevas de covid que circulan por todo el mundo. Sin embargo, estos dos son de particular preocupación debido a los informes de que pueden ser más contagiosos. Contienen una mutación específica llamada N501Y que puede permitir que el virus se replique más rápidamente en las células del tracto respiratorio.

Los datos preliminares del Reino Unido que aún se encuentran en revisión por pares (un proceso necesario para validar los métodos utilizados en la investigación) estimaron que la variante del Reino Unido es un 56 por ciento más contagiosa en comparación con las variantes anteriores del coronavirus. Eso difiere de la estimación original del Reino Unido que decía que era un 70 por ciento más contagiosa, pero la verdad es que todavía no lo sabemos.

Las estimaciones se basan en modelos matemáticos, que tienen limitaciones, y la realidad es que estas variantes no han existido el tiempo suficiente, por lo que se necesitan más datos para saber si son más contagiosas.

Lo que pasa con las variantes es que realmente son de esperar. Todos los virus cambian. Conforme se replican en el cuerpo, el virus produce más «bebés de virus», lo que puede provocar errores de replicación en tu material genético. Normalmente, esto no va a ninguna parte, pero a veces estos cambios hacen que el virus se transmita más fácilmente de persona a persona.

En el coronavirus, puede haber un pequeño cambio en una de las proteínas de punta (los pequeños ganchos que tiene alrededor de su superficie), lo que le permite engancharse mejor a las proteínas o receptores de la persona para infectarlos.

Aunque los expertos señalan que no parece que estas variantes sean más mortales o causen una enfermedad más grave, podrían causar más muertes si pueden infectar a más personas. El problema está en la cantidad de personas que se infectan.

vacuna del covid-19

¿Funciona la vacuna de COVID-19 contra las nuevas variantes?

En resumen, los expertos señalan que no hay evidencia de que las variantes afecten al funcionamiento de la vacuna. De hecho, nuevos datos sugieren que la vacuna de Pfizer-BioNTech será eficaz contra la mutación N501Y en ambas variantes del Reino Unido y Sudáfrica. Este estudio también debe someterse a una revisión por pares, pero es una noticia preliminar tranquilizadora.

No obstante, es algo que necesita más tiempo para saber realmente. Y los científicos están en eso.

La variante del Reino Unido y la sudafricana se están probando ahora con suero de pacientes vacunados para determinar si hay alguna pérdida en la inhibición del virus en comparación con los aislados anteriores de SARS-CoV-2. Pero, la secuencia de las variantes no sugiere que escaparían a la inhibición por las vacunas.

Es decir, parece que las vacunas aún te protegerán. Las vacunas funcionan estimulando tu sistema inmunológico para que produzca anticuerpos contra diferentes secciones de la proteína de pico.

¿Cómo afectan las variantes a las pruebas de COVID?

Las mutaciones podrían afectar los resultados de algunas pruebas de COVID-19. Las pruebas que buscan el material genético del virus que ha sido alterado por la mutación podrían producir un resultado falso negativo (ahí es cuando estás infectado, pero la prueba dice que no).

El riesgo de un falso negativo es bajo, pero podría ocurrir con la prueba Accula SARS-Cov-2, el kit combinado TaqPath COVID-19 y el kit de ensayo online COVID-19.
Si tu médico utiliza una de estas pruebas, pero aún sospechas que tienes COVID-19 según tus síntomas y los datos de tu zona, es posible que decidas realizarte una prueba diferente solo para estar seguro.

¿Cómo protegerte de las nuevas variantes de coronavirus?

Una variante que es potencialmente más contagiosa significa que es aún más importante mantener todas esas prácticas inteligentes de salud pública, como llevar la mascarilla, lavarse las manos, limitar las reuniones sociales en interiores, mantener la distancia social y vacunarse cuando te toque.

Con la cantidad de casos que estamos viendo ahora, creo que cada oportunidad de cerrar una puerta es una buena oportunidad. Trata de aguantar todo lo que puedas en el interior, ya que hay muchas probabilidades de que el virus pase de una persona a otra. Cuantas más personas hagan eso al mismo tiempo, mayor será la probabilidad de que lo desaceleremos.

 

vacuna de covid-19

7 mitos sobre la vacuna de COVID-19 que no deberías creer

  • 17 de enero, 2021 • 14:00
  • Carol Álvarez

Si estás buscando información creíble sobre la nueva vacuna de COVID-19, no confíes en todo lo que ves y escuchas en las redes sociales. Abundan los mitos, las percepciones erróneas y las explicaciones siniestras, lo que dificulta separar la ciencia de la ciencia ficción.

Seguramente has oído hablar de que nos implantarán microchip rastreables y el 5G. Lógicamente, no hay ni una pizca de evidencia que respalde eso.

El verdadero temor para los profesionales de la salud pública es que este tipo de información influirá en tus creencias sobre la seguridad y eficacia de la vacuna y, en último lugar, en tu voluntad de vacunarte.

Mitos sobre la vacuna de COVID-19 no debes creer

Se ha creado de manera apresurada

Por lo general, se necesitan de 10 a 15 años para desarrollar una vacuna. Compara eso con la búsqueda de una vacuna de COVID-19. En menos de un año se autorizaron dos vacunas para uso de emergencia: una de Pfizer y otra de Moderna.

Pero los expertos en enfermedades infecciosas y los virólogos dicen que no debes preocuparte sobre si las vacunas se crearon demasiado rápido.

En primer lugar, los científicos no estaban partiendo exactamente de cero. En 2003, mientras estudiaban otro coronavirus, el que causa el SARS (síndrome respiratorio agudo severo), identificaron la «proteína de pico» como un posible objetivo de la vacuna.

Además, los fabricantes de vacunas pudieron reducir la línea de tiempo no saltándose pasos, sino ejecutando ciertas fases de prueba simultáneamente. Trabajar en paralelo en lugar de tomar el enfoque secuencial tradicional para el desarrollo de vacunas potencialmente reduce meses de la línea de tiempo para el desarrollo de vacunas.

Es cierto que las vacunas recibieron luz verde sin tener un año completo de datos de seguridad y eficacia en la mano. Pero solo los candidatos a vacunas se consideraron un progreso seguro para los ensayos en humanos.

Alterará tu ADN

Con respecto a las vacunas de ARN mensajero (ARNm) de Pfizer y Moderna, algunas personas piensan que se va a alterar el ADN. Piensan que nos convertirán en seres humanos modificados genéticamente.

Pero no es así como funciona. En resumen, el ADN no es igual al ARN. El ADN reside en el núcleo de nuestras células. Es nuestro «modelo genético», según el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, mientras que el ARN (ácido ribonucleico) es quizás mejor conocido por su papel como mensajero.

El ARN mensajero (ARNm) es como un pequeño código de ordenador que le dice a nuestras células que produzcan proteínas. Nunca afectará a tu codificación genética; simplemente entrena a tu cuerpo para que reconozca la proteína de pico de modo que tu sistema inmunológico esté preparado para montar una defensa cuando se encuentre con el virus.

Puede causar enfermedades autoinmunes

No es verdad. El ARN en las vacunas de COVID-19 no causaría autoinmunidad, y no hay conocimiento de un solo informe de que eso suceda.

Además, los ensayos de vacunas Pfizer y Moderna incluyeron personas que tienen enfermedades autoinmunes, según la Infectious Diseases Society of America. Sin embargo, no hay indicios de que estas personas, u otras que puedan ser susceptibles de desarrollar una respuesta autoinmune o inflamatoria, hayan experimentado efectos adversos.

Las personas con el sistema inmunológico suprimido, como las personas que reciben tratamiento contra el cáncer o las que tienen una afección autoinmune, definitivamente deben vacunarse, porque recibirán al menos algún nivel de protección contra el COVID-19, aunque no tanto como personas con un sistema inmunológico sano. Por supuesto, siempre consulta tu primero a tu médico.

Todo es una conspiración

Las redes sociales están plagadas de mentiras, verdades a medias y afirmaciones sin fundamento sobre el virus y la vacuna.

Seguro que has escuchado que la COVID-19 es un esquema elaborado por el fundador y filántropo de Microsoft, Bill Gates, y otros para controlar el mundo y sacar provecho de las vacunas.
También se habla de que la vacuna de COVID-19 se desarrolló para insertar microchips o «nanotransductores» en personas con fines de seguimiento o recopilación de información.

Incluso, aseguran que las redes móviles 5G difunden COVID-19 o que las vacunas se desarrollaron utilizando tejido fetal.

persona recibiendo la vacuna del covid-19

Puede dañar la fertilidad

Se rumorea que la vacuna de COVID-19 provocará infertilidad en las mujeres. La campaña de desinformación afirma que los anticuerpos producidos contra la proteína del pico del virus también pueden unirse a una proteína vital para formar una placenta humana y prevenir el embarazo. En verdad, ninguna vacuna de COVID se ha relacionado con la infertilidad o el aborto espontáneo.

Aunque los ensayos de vacunas excluyeron a las mujeres embarazadas, 23 mujeres en el estudio de Pfizer quedaron embarazadas, al igual que 13 en el de Moderna, y claramente no causan infertilidad.

Causa el VIH

No, no causa el VIH. Pero es posible que la gente se haya descarriado por un video de Facebook en el que un profesor universitario afirma que un ensayo de la vacuna COVID-19 en Australia «hizo que todos fueran positivos para el VIH».

En realidad, hay una pizca de verdad en el rumor Los investigadores australianos desarrollaron una vacuna experimental utilizando partes de una proteína del VIH. Y produjo algunos resultados falsos positivos en la prueba del VIH.

Una vez que los investigadores entendieron esto, cancelaron y detuvieron inmediatamente el ensayo.

Después de la vacuna no necesitas mascarilla

El hecho de que hayas recibido la vacuna de COVID no significa que no puedas portar el virus en las fosas nasales y propagarlo.

Por el momento, no hay pruebas suficientes para saber si se reduce el riesgo de infectar a otros. Incluso si estás vacunado, no quieres transmitir el virus de COVID a alguien de tu familia que no esté vacunado.