¿Tienes mascotas en casa? Todas estas plantas son tóxicas

¿Tienes mascotas en casa? Todas estas plantas son tóxicas

Sofía Pacheco

Las plantas son decorativas y muchos estamos acostumbrado a comprar ramos de flores para decorar nuestras estancias, así como macetas y pequeños arbolitos para dar color, olor y vida al hogar. Pero hay algo que muy pocos saben, sobre todo los dueños primerizos de gatos, perros y otras mascotas, y es que existen plantas tóxicas.

Hay algunas plantas que afectan por igual a un gato que a un perro. Incluso también hay plantas tóxicas para conejos y otros roedores y mascotas. Antes de adoptar al nuevo miembro de la familia hay que adaptar el espacio a sus necesidades y si tenemos una planta tóxica en casa, hay dos opciones, o ponerla fuera de su alcance o regalársela a otra persona que no tenga mascotas.

El problema de poner esa maceta fuera del alcance del perro o gato, es que muchas plantas tienen polen y eso suele ser tóxico también, así que mucho cuidado. Lo mejor es atender a las recomendaciones de un veterinario y revisar el siguiente listado con plantas tóxicas.

Principales plantas venenosas para perros

El perro es la mascota más común en nuestros hogares, son cariñosos, divertidos, hacen buena compañía, nos animan a practicar deporte, son los mejores amigos de los niños y, aunque a veces rompan su cama, los zapatos, u orinen donde no deben, siempre estarán ahí para saludarte con todo su amor.

Tulipán

Un jardín lleno de tulipanes de colores

Los tulipanes se cultivan desde el siglo 16 y es una planta muy carismática. A pesar de su belleza y su sencillez, es altamente tóxica toda ella entera, de una punta a otra. Lo más tóxico es el bulbo que está cargado de alcaloides y glicósidos.

Podemos colocarla a cierta distancia y altura, pero por prevención, recomendamos no tenerla en casa si hay perros cerca, da igual su edad, tamaño y raza.

Narciso

Foto de 3 narcisos de color amarillo

Los narcisos son bellísimos y se usan mucho para decorar las estancias en jarrones largos, pero si tenemos perros en casa, será mejor que ni nos planteemos tener esas flores dentro de casa. Toda la planta en sí es tóxica, pero una vez más la peor parte está en el bulbo que contiene alcaloides licorina y galantamina.

La ingesta provoca vómitos, diarreas, arritmia, dolor abdominal, bajada de la presión arterial entre otras causas graves.

Cica o palma sago

Una foto de una falsa palmera

Hispalvet Veterinarios

Esta palmera aparentemente inofensiva es otra planta tóxica para nuestros amigos de cuatro patas. Contiene cicasina y está presente en las semillas, al comerlas, el perro se envenena provocando vómitos con sangre, diarreas, coagulación, fallo hepático y hasta la muerte.

Adelfas

Una foto donde se ve un muro cubierto por adelfas

No existe una planta más común en jardines comunitarios que las adelfas. Son bonitas y fáciles de cuidar, pero casi nadie sabe que son venenosas para nuestros amigos peludos. Contiene grandes cantidades de heterósidos cardiotónicos y oleandrina que provocan graves problemas cardíacos.

Costilla de Adán

Una planta llamada costilla de Adán en agua

Cocina delirante

Una planta preciosa con grandes hojas verdes que da vida a todos los hogares, salvo donde haya perros… Contiene oxalato de calcio y si se ingiere, el perro tendrá vómitos, infamación en la boca, del cuello y del esófago. Una planta que podemos tener en casa, pero a cierta altura, para no terminar en urgencias.

Espatifilo

Se muestra un espatifilo de color blanco

Cocina delirante

El nombre ni nos suena, pero la foto sí. Una planta muy bonita con largas hojas verdes y flor blanca. Si nuestro can decide que es buena idea comerse esta planta puede sufrir asfixia letal, saliva en exceso, hinchazón del circuito digestivo, además, solo con rozarse, ya sufriría dermatitis, irritaciones, ampollas, etc.

Flor de Pascua

Una foto donde se ven varias macetas con flores de Pascua

Una maceta muy característica de la Navidad. Es bastante normal verla por todas partes, en tiendas, en la calle, en los jardines, etc. pero tras su bonito aspecto se esconde un secreto altamente peligroso. El simple roce del perro (y del gato) con la savia de esta planta provoca dermatitis con irritaciones e inflamaciones. Si encima deciden comérsela, sufrirá vómitos, diarrea, dolor del abdomen, irritación de las mucosas y mucha saliva.

Aloe Vera

Una planta de Aloe Vera con espinas y en una maceta marrón

Sí, esta planta es tóxica para nuestros canes. Lo verdaderamente peligroso es la salvia, que es de color amarillento y no se debe confundir con el del de Aloe tan famoso. Si a nuestro perro se le da por chupar ese líquido, sufrirá ampollas en la piel, salivará en exceso, vómitos, diarreas, intenso dolor abdominal, bajo pulso…

Hidra

Una pared decorada con hidra de color verde

Jardinería On

Si vamos a un jardín, ya sea privado o público, es muy normal ver esta planta también conocidas como yedras, pero que no nos engañe su aspecto inofensivo porque es tóxica para los perros. El contacto con los frutos puede provocar dermatitis, ampollas y úlceras. Si el can decide jugar con estas hojas, morderlas y comérselas, el riesgo por toxicidad aumenta llegando a provocar la muerte.

Poto

Una planta poto en una maceta amarilla

Vibra

Una bonita planta que normalmente está colgada del techo en muchos hogares. Que no nos engañe su aspecto inofensivo, porque si en lugar de estar fuera del alcance del perro, dejamos que éste la chupe y la muerda, puede provocar inflamación de la mucosa bucal y la faringe, dificultad para respirar, problemas graves del aparato digestivo, convulsiones y hasta daño renal.

Ciclamen

Varias macetas de ciclamen de diferentes colores

Jardinería On

Lo peligroso aquí es la ciclamina que es una sustancia purgante muy tóxica. Si el perro la muerte y la ingiere podría sufrir vómitos, diarreas intensas, malestar general, mucho dolor abdominal, convulsiones, insuficiencia renal, arritmia y hasta parálisis.

Plantas que no puedes tener en casa si vives con un gato

Existen muchas plantas tóxicas para nuestros gatos. Un claro ejemplo de ello son la flor de Pascua, tulipán, adelfas, yedras, ciclamen, narcisos y potos, que comparten síntomas con los perros, así que hay que mantener esas plantas alejadas de nuestros amigos peludos, o aún mejor, ni meterlas en casa.

La familia de los lirios

Una mujer sujeta en su mano un ramo de lilium rojo

Incluyendo las azucenas y los lilium, se consideran plantas tóxicas muy peligrosas para los felinos. Empieza con vómitos, decaimiento, falta de apetitito, diarreas, sed abundante y puede terminar provocando un fallo renal grave.

Los lirios son mortales para los gatos, aunque solo beban el agua del jarrón, así que mejor no tenerlas dentro de casa.

Azalea

Una foto donde se muestra la flor de la azalea en color rosa

Arteflor

Son unas preciosas flores que muchas veces venden en ramos, aunque lo normal es verlas en macetas y en jardines comunitarios. Beber el agua del jarrón, o lamer el polen que ha caído sobre su pelo, pueden provocarle la muerte.

Hortensias

Un ramo de hortensias de color rosa

¿Son preciosas verdad? Pues mucho cuidado si tenemos gatos en casa, ya que esta flor y sus hojas son nocivas para ellos. Tras ingerirla nuestro felino pasa por varias fases que empiezan con vómitos y diarreas y pueden terminar con aturdimiento y falta de coordinación.

Amapolas

En la foto aparece una amapola silvestre

Las amapolas tienen su magia en su fragilidad, ya que si se arrancan se mueren rápidamente. Algo similar le puede pasar a nuestro compañero de vida. Si el gato (e incluso los perros) juegan con una amapola podrían experimentar babeo, irritación de la piel, bajo ritmo cardíaco y pupilas dilatadas.

Recordemos que de las amapolas se extrae el opio, una sustancia que tiene propiedades analgésicas, hipnóticas y narcotizantes. De ahí se sacan después otras drogas como la heroína.

Plantas tóxicas para otras mascotas

Un conejo pequeñito comiendo hierba

Muchos de nosotros no solo compartimos nuestra vida con un gato o un perro, sino que en nuestra vida también hay conejos y pequeños roedores. Pues bien, si tenemos la suerte de tener a nuestro conejo, cobaya o chinchilla en semilibertad debemos tener cuidado con algunas plantas, ya que son tóxicas para ellos.

El listado de las plantas tóxicas para perros y gatos se comparte también con el de los conejos, cobayas, chinchillas y otros roedores, como, por ejemplo, la familia de los lirios, las adelfas, azaleas, acebo, yedras, tulipanes, amapolas, entre otras, así que debemos limpiar bien la zona y asegurarnos de que solo hay césped o arena y darle solo frutas, verduras y su pienso habitual.