La enfermedad de Lyme es bastante desconocida entre la población, aunque cualquiera podría desarrollarla. Uno de los últimos personajes famosos que reconoció la enfermedad fue Justin Bieber, quien prefirió llevar en secreto la dolencia con origen en una garrapata. Nunca vio la garrapata malévola, pero no pasó mucho tiempo antes de que notara una erupción en forma de ojo de buey, que ahora se sabe que es algo característico de la enfermedad.

Sus síntomas característicos son el dolor de garganta, un agotamiento profundo y una mente nublada que impide la concentración. Aunque es muy posible que los signos no aparezcan hasta días, semanas e, incluso, meses después de la picadura. No obstante, no todas las picaduras de garrapatas conducen a la enfermedad, pero es comprensible que sea lo primero que pensamos en ese momento de pánico de encontrar un insecto felizmente chupando nuestros tobillos o debajo de nuestras cinturas.

Para ayudarte a conocer la enfermedad, analizamos los aspectos claves.

Solo puedes contraer la enfermedad de Lyme con una garrapata

En otras palabras, no lo vas a atrapar de una mascota familiar que ha estado paseando por el patio trasero. Sin embargo, esas mascotas pueden traer garrapatas a la casa, que luego pueden deleitarse con tu carne. (Tampoco puedes pasárselo a tu pareja o hijos, a menos que estés embarazada actualmente).

Incluso hay un tipo específico de garrapata a quien culpar: Lyme se propaga por la garrapata del venado, también conocida como garrapata de patas negras. Cualquier tipo de mordedura transmite la bacteria que causa la enfermedad.

Puedes eliminar al insecto antes de que te infecte

La garrapata necesita permanecer unido a ti durante 36 a 48 horas antes de que pueda transmitir su bacteria causante de Lyme. La buena noticia es que si puedes eliminar la garrapata en aproximadamente 24 horas, no habrás tenido posibilidad de infección. Todo lo que se necesita es un par de pinzas limpias para tirar de la garrapata firmemente hacia arriba y fuera de tu piel.

Por supuesto, es posible que no veas a la garrapata, porque tienen aproximadamente el tamaño de una semilla de sésamo. Es por eso que ese control exhaustivo es tan crucial.

¿Cómo eliminar las molestas garrapatas de la piel?

No todos tienen esa erupción de ojo de buey

Se considera una especie de síntoma distintivo y, sin embargo, es posible que hasta el 50% de las personas nunca tengan la eorirupción. Y algunas personas simplemente pueden no notar la erupción, como si fuera en el cuero cabelludo, detrás de las orejas o alrededor de la ingle. Pero quizás diferentes cepas de Lyme no provoquen la erupción.

mujer atandose los cordones en el bosque

Obtener un diagnóstico puede ser muy difícil

El diagnóstico de Lyme a menudo se basa en reconocer una serie de signos y síntomas que podrían superponerse con innumerables problemas de salud, incluidos dolores de cabeza, rigidez en el cuello, dolor en las articulaciones, dolores musculares, mareos, entumecimiento y problemas de memoria. Dependiendo del día de la semana, es posible que ni siquiera pienses que necesitas ir a un médico para conocer el origen de algunos de esos síntomas.

Los análisis de sangre disponibles tampoco son siempre precisos. De manera confusa, pueden dar lugar a falsos positivos y falsos negativos, lo que significa que los pacientes no siempre reciben el tratamiento que necesitan.

El tratamiento estándar no funciona para todos

Después del curso recomendado de antibióticos, que generalmente dura de 2 a 4 semanas, hasta el 20% de los pacientes de Lyme continúan teniendo síntomas, ya sea dolor en las articulaciones, fatiga o dolores musculares. Una vez conocida como «enfermedad de Lyme crónica», los expertos ahora llaman a esta constelación de síntomas poco conocida Síndrome de la enfermedad de Lyme posterior al tratamiento, o PTLDS. Algunas personas pueden tener un sistema inmunitario ya comprometido debido a otra afección de salud u otras infecciones que ocurren al mismo tiempo.

PTLDS, y su tratamiento, es controvertido

Cómo manejar estos síntomas persistentes es un tema delicado en el mundo de Lyme. Cuando ese tratamiento estándar no funciona, algunos médicos sugieren el uso de antibióticos a largo plazo, pero muchos expertos de la salud se mantienen firmes en contra de esta práctica.