La primavera de 2018 parece que va a suponer una auténtica amargura para los alérgicos. Estar inmersos en anticiclones, temporales y continuas lluvias ayuda a que los brotes florares sean más fuertes que otros años. Cada vez son más las personas que sufren síntomas de alergia primaveral, aunque en las pruebas de alergia haya dado negativo. Te vamos a ayudar a que esta temporada no se te haga cuesta arriba y puedas disfrutar del sol y las terracitas sin tener un constante moqueo o los ojos irritados.

Abril, un infierno para muchos

Pese a que en el sur, abril nos supone un mes maravilloso lleno de fiestas y buen tiempo, la realidad es que este mes es de los menos esperados por parte de los alérgicos. 1 de cada 3 españoles sufre moqueo, picor de ojos, asma, oídos taponados, insomnio, dolores musculares, cansancio, etc. El cambio de estación (y de hora) no sienta del todo bien, aunque el clima nos ayude a sentirnos más felices y activos sexualmente.

Es cierto que los afectados varían según la zona del país y del lugar en el que vivan. No es lo mismo vivir en el campo, que en la ciudad; cuanta más vegetación, peor. Hay estadísticas que estiman que para 2025, la mitad de España tendrá algún síntoma de alergia en primavera.

Consejos para sobrevivir a la alergia

Evidentemente, existen muchísimos grados de alergia y es imposible que una simple mascarilla pueda erradicar los síntomas en una persona con un alto cuadro alérgico. Nosotros te vamos a dar algunas pautas y consejos para evitar sufrir malestares y disminuir el riesgo.

  • Ventila la casa a primera hora de la mañana y al caer el sol, así evitaremos que entre demasiado polen en nuestra habitación.
  • No salgas a hacer deporte en las horas centrales del día. Es mejor salir temprano, por la noche o acudir al gimnasio. Además, es importante que no frecuentes los parques o zonas naturales. Mejor hacer deporte por la ciudad y aprovechar para hacer turismo.
  • Si eres alérgico a una planta en concreto, evítala. Por ejemplo, en caso de ser alérgico al olivo, ni se te ocurra pasear o hacer deporte en una zona plagada de este árbol.
  • Si hace mucho viento, evita salir a la calle o protégete los ojos, boca y nariz. Los mejores días para salir son aquellos en los que llueve o hace humedad, puesto que ayuda a la asentación del polen en el aire.
  • Evita tender al aire libre, a no ser que sea en una azotea. Es mejor que tiendas la ropa dentro de casa o meterla en la secadora.
  • No conduzcas con las ventanillas bajadas, a pesar de que la temperatura y la brisa sean agradables. Y si viajas en moto, usa gafas de sol. Piensa también en llevar una mascarilla de pintor para evitar ataques de tos mientras conduces.

Por supuesto, si notas síntomas de alergia, acude al alergólogo o a tu médico de familia para que te diagnostique y medique, en caso de ser necesario.