¿Por qué las alergias son peores por la mañana?

Aparentemente, no existen razones por las que tengas que comenzar el día estornudando y con mocos. Pero lo cierto es que a primera hora de la mañana, las alergias matutinas experimentan los peores síntomas. Congestión nasal, estornudos, goteo posnasal, tos y secreción nasal, todo esto puede resultar común en alérgicos.

Las alergias pueden aparecer en cualquier momento del año, especialmente durante la primavera, el verano y el otoño. Y si vive con ellas, es posible que tengas que lidiar con síntomas molestos todo el día, durante todos los días.
Sin embargo, algunas personas solo tienen síntomas de alergia por la mañana, y es más común de lo que pensabas.

Causas de las alergias matutinas

Las alergias tanto en interiores como en exteriores pueden hacer que estornudes sin parar nada más despertar. Los síntomas por la mañana no solo son causados ​​por alérgenos. La rinitis no alérgica también puede desencadenar síntomas similares como congestión, secreción nasal, estornudos y tos. La diferencia entre ambas es que la rinitis no alérgica no afecta al sistema inmunológico. Más bien, otros irritantes y factores desencadenan síntomas similares a los de una alergia.

Ácaros en la cama

Los ácaros del polvo son asquerosos. Estos son pequeños insectos que están en la ropa de cama y defecan. Una vez que su excremento se transmite por el aire, se mete en la nariz y el cuerpo y provoca picazón en la nariz y los ojos, congestión y asma.

Estos insectos microscópicos se encuentran cómodos en ropa de cama de plumas, Los productos de plumas son como mansiones para los ácaros del polvo. Hay muchos rincones y recovecos para pasar el rato. Además, si duermes con mascotas, también puedes estar reaccionando a su caspa.

Tienden a vivir y multiplicarse en colchones, almohadas, ropa de cama y muebles. Los ácaros del polvo no pican ni transmiten enfermedades. Pero si duermes en una cama infestada de ácaros, es posible que se despiertes con síntomas de alergia cada mañana.

Ejercicio al aire libre

Los niveles de polen son los más altos desde la primera hora de la mañana hasta el medio día. Si sales a correr por la mañana durante la temporada de alergias o a pasear a tu perro a primera hora, pueden hacer que las alergias te vuelvan loco.

Además, ten en cuenta que cuando inhalas y exhalas profundamente durante la actividad física, estás absorbiendo más polen. También existe la posibilidad de que estés reaccionando a la caspa de las mascotas si estás en una zona donde la gente pasea a sus perros.

Cambios hormonales que provocan alergias matutinas

Los cambios hormonales debidos al embarazo, la menstruación y el uso de anticonceptivos orales también pueden causar rinitis no alérgica. Esto se debe a que un cambio en los niveles de hormonas puede aumentar la producción de moco y desencadenar cambios en la membrana mucosa, lo que resulta en congestión nasal, secreción nasal y estornudos.

Los cambios hormonales pueden causar síntomas de alergia durante todo el día. O también puedes tener congestión por la mañana causada por la exposición a un alérgeno o irritante mientras duermes.

Ambientadores y olores fuertes

Si usas geles de ducha perfumados, aceites esenciales o lociones antes de ir a dormir, estos olores podrían irritar los vasos sanguíneos de la nariz, lo que provocaría congestión y una mayor producción de moco. Incluso puede provocar dolor de garganta, tos y secreción nasal.

La exposición nocturna a estos irritantes puede hacer que te despiertes con síntomas de alergia. También puede despertarse con síntomas si eres sensible al detergente o suavizante que usas para lavar la ropa de cama.

mujer con alergias matutinas

Tratamientos para reducir los síntomas

Los mejores métodos para detener los estornudos al despertar están relacionados con los hábitos de limpieza. Usar ropa de cama que tiene una densidad de hilos de al menos 400, permite una menor penetración de los ácaros del polvo debido a la tela con tejido apretado. Es importante que cada tres meses laves la almohada y el edredón en la lavadora y sécalos al aire libre. También puedes colocar la almohada en el congelador durante la noche (si hay espacio) y luego ponerla en la secadora.

Los revestimientos a prueba de ácaros del polvo también pueden ayudar. Si estás buscando un colchón nuevo, debes tener en cuenta que los colchones de espuma no contienen ácaros del polvo. Son una opción fácil de encontrar en cualquier tienda de muebles para el hogar.
Si sabes que eres alérgico a la caspa de las mascotas, es posible que debas considerar echar de la cama a tu animal favorito.

Por otra parte, si tu problema viene dado por entrenar al aire libre, puedes valorar la opción de ir al gimnasio. Los centros deportivos son un entorno relativamente libre de ácaros del polvo y polen. De lo contrario, puedes hacer ejercicio en el interior de tu casa y encender el aire acondicionado en lugar de hacer ejercicio junto a una ventana abierta.

mujer en la cama con alergias matutinas

¿Se pueden prevenir las alergias matutinas?

En el caso de querer evitar su aparición, hay algunos consejos que pueden ayudar con los síntomas de alergia por la mañana, tanto si es rinitis alérgica o rinitis no alérgica.

  • No duermas con las mascotas ni las dejes que su suban a la ropa de cama. Baña a los animales al menos una vez a la semana para reducir los alérgenos en casa.
  • Retira la alfombra del dormitorio y reemplázala por suelos de madera o baldosas.
  • Usa un deshumidificador para reducir el nivel de humedad en el dormitorio por debajo del 50 por ciento. Esto ayuda a matar los ácaros del polvo.
  • Coloca una funda a prueba de ácaros del polvo sobre el colchón y almohada.
  • Toma un antihistamínico todas las noches antes de irte a dormir. Aunque es necesario que antes consultes con un médico especialista.
  • Quita el polvo de las superficies al menos una vez a la semana y mantén tu dormitorio ordenado para reducir la acumulación de polvo.
  • Aspira la alfombra al menos una vez a la semana usando una aspiradora con un filtro HEPA. Lavala ropa de cama, incluidas las sábanas y fundas de almohada, una vez a la semana en agua caliente (al menos 54°C).
  • No duermas con las ventanas abiertas. Esto puede ayudar a eliminar el polen de la habitación.
  • Eleva la cabecera de la cama unos quince o veinte centímetros para reducir el reflujo del ácido del estómago mientras duermes.
¡Sé el primero en comentar!