Con estos alimentos reduces tu alergia en primavera

Con estos alimentos reduces tu alergia en primavera

Sofía Pacheco

«La primavera, la sangre altera», y en algunos casos es algo literal. Con la primavera no solo llegan los almendros en flor, el buen tiempo, los pajaritos, el cambio de hora y demás, sino que también empiezan las alergias y con el cambio climático y la contaminación éstas se intensifican cada año.

Hay una serie de alimentos con los que conseguimos mitigar y reducir la alergia primaveral. No son remedios milagrosos, pero sí que la alimentación tiene una importancia clave en cómo el cuerpo humano responde ante ciertos estímulos externos.

Una correcta alimentación nos previene de enfermedades cardíacas, diabetes, estreñimiento, colesterol, sobrepeso, y también nos ayuda a sobrellevar mejor estos días en los que no paramos de estornudar y de sentirnos mal estar por culpa de la alergia.

Hay algunos alimentos que se recomiendan como métodos caseros para aliviar las alergias en la primavera y son el agua de mar, jengibre, cúrcuma, vinagre de manaza, té de ortiga, vapor de agua para despejar las vías respiratorias, masticar ajo, probióticos y vitamina C.

Todos los consejos y recomendaciones que damos en este artículo deben ser consultados con nuestro médico, ya que cada persona desarrolla una alergia diferente en estas fechas, y lo que es bueno para unos, no lo es para otros.

Vitamina C y por qué es tan importante para la alergia primaveral

Una rodaja de naranja metida en agua

Partiendo de la base de que la vitamina C es buena siempre, se tenga o no alergia, en este caso concreto ayuda a estimular el sistema inmunológico y ayuda a prevenir infecciones, llegando incluso a acortar los tiempos de los resfriados.

La vitamina C se puede encontrar en multitud de frutas, verduras, vegetales y hortalizas, como, por ejemplo, en limones, naranjas, brócoli, mandarinas, kiwi, pimientos, patatas, perejil, uva, papaya, piña, moras, fresas, coles, espinacas, verduras de hojas verdes y tomates.

Lo bueno de la vitamina C es que ayuda al cuerpo a eliminar toxinas que desencadenan los procesos alérgicos gracias a sus propiedades como antihistamínico y antialérgico natural.

Según la Organización Mundial de la Salud, se recomienda ingerir entre 45 y 50 mg de vitamina C cada día. Pero cuidado, el exceso de ella provoca diarreas, náuseas, vómitos, acidez estomacal, hinchazón, cólicos, enrojecimiento de la piel, picores, dolor de cabeza, insomnio, somnolencia, etc.

Los mejores alimentos contra la alergia primaveral

Teniendo en cuenta la importancia de la vitamina C y los alimentos que más porcentaje tienen de esa vitamina, vamos ahora a mostrar otros alimentos que ayudan a mitigar los síntomas de la alergia, como los estornudos, por ejemplo.

Manzana y pera

Una mano sujetando dos peras verdes

Estas frutas son buenas se mire por donde se mire, y si tenemos alergia, también. Lo bueno de la manzana y la pera es que son ricas en quercetina, un flavonoide que fortalece el sistema inmunitario y minimizarla respuesta alérgica.

Cebolla cruda

3 cebollas blancas sobre una mesa de madera

La cebolla es una potente hortaliza cargada de antioxidantes, antihistamínicos, antinflamatorio y antibióticos naturales. A su vez, también cuenta con quercetina que ayuda a reducir los síntomas de las pesadas alergias estacionales.

Té verde, té de jengibre y té de cúrcuma

Dos formas diferentes de tomar té verde

Tres tés muy importantes si queremos reducir la alergia en primavera. El té verde es rico en antioxidantes con acción antiinflamatoria y al contar con galato de epigalocatequina, neutraliza la respuesta alérgica.

El té de jengibre contiene compuestos fitoquímicos antioxidantes y antiinflamatorios. Al tomarlo calentito, reduce la hinchazón e irritación en zonas claves como las fosas nasales, los ojos y la garganta.

Por su parte, el té de cúrcuma, es una potente sustancia antiinflamatoria y su ingrediente principal (curcumina) reduce la inflamación y la irritación provocada por la rinitis alérgica.

Zanahoria

Un ramillete de zanahorias con sus hojas verdes

No puede faltar en una dieta variada, además de lo versátil que es, porque se puede comer asada, frita, al vapor, en cremas, zumos, como crudités, etc.

Esta hortaliza se recomienda para mitigar los efectos de la alergia primaveral porque los betacarotenos y la vitamina A que contiene nos ayudaran a reforzar el sistema inmunológico. Para la alergia se recomienda comerla ligeramente cocinada y acompañarla de grasas saludables, como aceite de oliva.

Ajo

Un ajo entero junto a tres dientes de ajo

El ajo es común usarlo para cocinar y después se retira, pero en esa ocasión sería bueno comerlo crudo y machacado, ya que, aparte de fortalecer el sistema inmunitario, también contiene sustancias que inhiben las inflamaciones que responden ante reacciones alérgicas. Los ajos, al igual que las cebollas, actúan como mucolíticos, broncodilatadores y antiinflamatorios.

Semillas de lino y chía

Un puñado de semillas en un desayuno de frutas y yogur

Siempre se ha dicho que las semillas de lino, al igual que las de chía, amapola y otras tantas, son muy beneficiosas para el organismo. Pues bien, en situaciones de alergias temporales como la primavera, las semillas de lino y de chía son un gran aliado, ya que son una fuente muy rica de omega 3 y son poderosas antinflamatorias. Aparte de proteger al sistema inmunitario.

Alimentos que debes evitar en primavera si tienes alergia

Al igual que hay alimentos que nos ayudan a mitigar los efectos de la alergia primaveral, también hay alimentos que nos provocan más mucosidad, tos, estornudos y debilitan nuestro sistema inmunológico.

Productos fermentados

Dos tablas de queso con pan y frutos secos

Muchas veces creemos que los alimentos fermentados son los yogures (el kéfir también y los vegetales de soja) y los quesos, y no. Fermentado es el alcohol, el pan, el vino, la cerveza, mostaza, los quesos, algunos embutidos, kombucha, el chucrut, tempeh, miso y kimchi, etc.

Esto se debe a que los alimentos fermentados contienen aminas precursoras de la histamina, que ya de por sí se suma a las que tiene el propio organismo, creando una bomba de relojería y aumentando los síntomas de la alergia en primavera.

Las proteínas de la leche (incluidas en la bollería industrial y en el chocolate con leche, pero no en el cacao puro), los huevos y del trigo son las peores que podemos consumir si tenemos alergia en esta época del año.

Picantes

Dos pimientos verdes entre llamas de fuego

Al ser alimentos que inflaman el organismo, no son recomendables, ya que empeorarán los síntomas de la alergia estacional que estamos sufriendo. Hay que evitar todo tipo de comidas picantes y muy calientes, para no inflamar las vías respiratorias.

Mariscos y pescados

Una bandeja con diferentes tipos de sushi

Crudos como el sushi o cocinados, son dos opciones que debemos evitar en la medida de lo posible si tenemos alergias en primavera. Son dos alimentos que ya de por sí provocan alergia en muchas personas, y eso se debe a que provocan la liberación de histamina, es decir, favorece las alergias.

Frutos secos

Diferentes puñados de frutos secos sobre una mesa

Muy similar a los huevos, el pescado, la leche, el tomate, el alcohol, chocolate, piña, berenjena, los pimientos, la miel, las patatas y otros tantos alimentos contraproducentes en temporada de alergias. Esto se debe principalmente a que son propensos a crear alergias en seres humanos, por lo que se aconseja, o consumir en muy pequeñas cantidades, o mejor evitarlos si sufrimos rinitis alérgica.