¿Cómo saber si tienes alergia ocular?

¿Cómo saber si tienes alergia ocular?

Carol Álvarez

Las alergias oculares también son conocidas como conjuntivitis alérgica. Tiene síntomas característicos y comienzan a aparecer en épocas donde los árboles y las plantas florecen o dejan caer sus hojas.

La alergia en los ojos es una respuesta inmunitaria adversa que se produce cuando el ojo entra en contacto con una sustancia irritante. Esta sustancia se conoce como alérgeno. La reacción provoca numerosos síntomas irritantes, como picor, enrojecimiento y ojos llorosos. En algunas personas, también pueden aparecer eccema y asma. Algunos medicamentos de venta libre normalmente pueden ayudar a aliviar los síntomas de alergia ocular, pero las personas con alergias graves pueden requerir un tratamiento adicional recomendado por un médico especialista.

¿Cómo reconocerlas? Principales síntomas

No es demasiado difícil conocer los síntomas de las alergias oculares, ya que habitualmente suelen incluir picazón o ardor en los ojos, ojos llorosos, ojos rojos o rosados, escamas alrededor y párpados hinchados, especialmente por la mañana. Esto puede pasar en ambos o en solo un ojo. En algunos casos, estas señales pueden ir acompañadas de secreción nasal, congestión o estornudos.

Sin embargo, es importante saber diferenciar las alergias oculares de la conjuntivitis. El globo ocular está cubierto por una fina membrana llamada conjuntiva. Cuando la conjuntiva se irrita o inflama, puede ocurrir conjuntivitis. Esta enfermedad hace que los ojos se vuelvan llorosos, con comezón y enrojecidos o rosados.

Aunque la conjuntivitis y las alergias oculares tienen síntomas similares, son dos afecciones distintas. Las alergias en los ojos están causadas por una reacción inmunitaria adversa. La conjuntivitis, sin embargo, es el resultado de alergias oculares y de otras causas. Por ejemplo, pueden deberse a infecciones bacterianas, virus, lentes de contacto o químicos. Además es muy contagiosa, pero las alergias oculares no.

¿Qué causa las alergias oculares?

Al tratarse de alergia en los ojos, su origen está en una reacción inmunitaria adversa a ciertos alérgenos. La mayoría de las reacciones son provocadas por alérgenos en el aire, como polen, caspa, humo o polvo. Normalmente, el sistema inmunológico realiza cambios químicos en el cuerpo que ayudan a combatir invasores dañinos, como bacterias y virus. Sin embargo, en las personas con alergias, el sistema inmunológico identifica erróneamente un alérgeno inofensivo, como un intruso peligroso y comienza a luchar contra él. Normalmente, estas reacciones también pueden ocurrir cuando una persona entra en contacto con un alérgeno y se frota los ojos.

La histamina se libera cuando los ojos entran en contacto con un alérgeno. Esta sustancia causa muchos síntomas incómodos, como ojos llorosos y picazón. También puede causar secreción nasal, estornudos y tos. Una alergia ocular puede ocurrir en cualquier época del año. Sin embargo, es especialmente común durante los meses de primavera, verano y otoño, cuando los árboles y las plantas están en flor.

No obstante, para conocer si realmente estamos sufriendo alguna alergia ocular, deber ser un alergólogo el que lo diagnostique. Acudir a un alergólogo es importante si tienes otros síntomas relacionados con la alergia, como asma o eccema. Primero valorará tus síntomas y después realizará una prueba de punción cutánea para determinar la causa subyacente. Una prueba de punción cutánea implica pinchar la piel e insertar pequeñas cantidades de alérgenos sospechosos para ver si hay una reacción adversa. Al cabo de unos minutos aparecerá una protuberancia roja e hinchada que indicará una reacción alérgica.

mujer con alergia en los ojos

¿Cómo se tratan las alergias oculares?

La mejor forma de tratar una alergia ocular es evitar el alérgeno que la causa. Sin embargo, esto no siempre es posible, sobre todo si tienes alergias estacionales. Por suerte, existen tratamientos que pueden aliviar los síntomas de la alergia ocular.

Medicamentos

Algunos medicamentos orales y nasales pueden ayudar a aliviar las alergias oculares, sobre todo cuando existen otros síntomas de alergia. Siempre deben ser recetas y recomendados por un especialista. Además, en la mayoría de los casos se necesitará receta médica para comprarlos.

Los más habituales son antihistamínicos, descongestionantes o esteroides. Evita sobrepasar la dosis recomendada y cíñete a los días específicos para su toma.

Inyecciones para alergias

Hay alergólogos que pueden recomendar vacunas contra la alergia si los síntomas no mejoran con la medicación. Las vacunas contra la alergia son una forma de inmunoterapia que requieren una serie de inyecciones del alérgeno.

La cantidad de alérgeno en la inyección aumenta constantemente con el tiempo, aunque tan solo pueden administrarse una cantidad de años seguidos. Las vacunas contra la alergia modifican la respuesta de tu cuerpo al alérgeno, lo que ayuda a reducir la gravedad de sus reacciones alérgicas.

Gotas para los ojos

Hay muchos tipos diferentes de gotas para los ojos, recetadas y de venta libre, disponibles para tratar las alergias oculares. Las gotas para los ojos que se usan para las alergias oculares suelen contener clorhidrato de olopatadina, un ingrediente que puede aliviar eficazmente los síntomas asociados con una reacción alérgica. También las hay de venta libre, como lágrimas artificiales, que pueden ayudar a eliminar los alérgenos de los ojos.

Otras gotas para los ojos contienen antihistamínicos o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Algunas gotas para los ojos deben usarse todos los días, mientras que otras pueden usarse según sea necesario para aliviar los síntomas. Es importante acudir a un médico para conocer qué gotas para los ojos funcionan mejor.

Remedios naturales

Se han usado varios remedios naturales para tratar las alergias oculares con diversos grados de éxito, incluidos allium cepa, que se elabora con cebolla morada, euforbio y galphimia. No obstante, pregunta a un médico sobre si cualquier remedio casero es seguro de usar en tu caso, y si es realmente efectivo.

Una toallita húmeda y fría también puede aportar alivio a las personas con alergias oculares. Puedes intentar colocar la toallita sobre los ojos cerrados varias veces al día. Esto puede ayudar a aliviar la sequedad y la irritación.

mujer con alergias oculares

¿Se pueden prevenir?

Para conseguir evitar la aparición de alergias oculares, lo primero que debemos hacer es controlar la exposición a los alérgenos que provocan los síntomas. Se dan varios casos, alergias al aire libre, en interiores o en mascotas.

Exposición al aire libre

Lo ideal es permanecer en el interior tanto como sea posible cuando los recuentos de polen estén en su punto máximo, normalmente a media mañana y temprano en la noche, y cuando el viento sople el polen. También se recomienda evitar el uso de ventiladores de ventana que puedan atraer polen y moho a la casa.

Será una gran idea usar gafas de ver o de sol cuando estés al aire libre para minimizar la cantidad de polen que entra en los ojos. Y, si te pica, intenta no frotarte los ojos, ya que esto los irritará y podría empeorar la situación.

Exposición en interiores

Es importante mantener las ventanas cerradas y usa el aire acondicionado en el coche y en casa. Por supuesto, es importante mantener limpios los aparatos de aire acondicionado para evitar que se propague el polvo.

También se aconseja reducir la exposición a los ácaros del polvo, sobre todo en el dormitorio. Usa fundas «a prueba de ácaros» en almohadas, edredones y edredones, y colchones y somieres. Además, deberías lavar la ropa de cama con frecuencia, usando agua caliente.

Para limitar la exposición al moho, mantén baja la humedad en tu casa (entre 30 y 50 por ciento) y limpia los baños, cocina y sótano habitualmente. Usa un deshumidificador, sobre todo en el sótano y en otros lugares húmedos, y vacíelo y límpielo con frecuencia. Si se ve moho, límpialo con detergente y una solución de lejía al 5 por ciento.

Interacción con mascotas

Si tu alergia ocular se debe al contacto con mascotas, lávate las manos inmediatamente después de acariciar a cualquier animal. También se recomienda lavar la ropa después de visitar amigos con mascotas.

Si es alérgico a una mascota doméstica, intenta tenerla fuera de tu casa tanto como sea posible. Si la mascota debe estar dentro porque vivas en un pico, mantenla fuera del dormitorio para que no te exponga a alérgenos animales mientras duermes. También se recomienda reemplazar las alfombras con madera dura, baldosas o linóleo, los cuales son más fáciles de mantener libres de caspa.