¡Al fin ha llegado la primavera! Aunque es una estación del año preciosa, con esos paisajes verdes y coloridos, la realidad es que muchas personas tienen cierto recelo de esta época. Los que amamos el deporte al aire libre tenemos que topar con la alergia primaveral y todas sus consecuencias. No es lo mismo entrenar en un sótano o en una instalación cerrada, a disfrutar de los rayos de sol y la brisa suave.

Durante el inviernos nos encontramos con personas que sufren una temporada baja en sus entrenamientos. El frío, el mal tiempo, la pereza y cualquier otra excusa hace que no entrenemos con tanta frecuencia. Así que la primavera se antoja como el inicio de una nueva temporada de entrenamientos al aire libre.
No obstante, aunque tengas muchas ganas de colocarte tus zapatillas y salir a entrenar, deberás tener en cuenta los diferentes desafíos que debes lograr. Además de volver a retomar la rutina, tienes que incluir las posibles alergias y las repentinas lluvias primaverales.

¿Cómo combatir la alergia primaveral?

Existen formas seguras y legales para reducir los efectos de la alergia primaveral cuando entrenas al aire libre; y no es necesario que seas Alberto Contador para tomar medidas previsoras.

Lo primero que debes preguntarte es: ¿cuál es la causa de mis alergias? ¿Es un tipo de árbol, el polen, las esporas de moho de las zonas húmedas? Es recomendable que te realices una prueba de alergia para determinar el factor que te hace la vida más difícil. Conocer la causa te hará reducir los síntomas y los posibles dolores.
Si el problema es el polen o el moho, los expertos aconsejan salir a entrenar por la noche o al día siguiente de que haya llovido. También puedes revisar los niveles de humedad y polen en las páginas meteorológicas para verificar que tu rendimiento será bueno. En el caso de que estén altos los niveles, puedes optar por entrenar en interior.

Cuando conoces qué es lo que provoca tus síntomas, podrás tomar medidas preventivas antes de salir a entrenar. En el caso de que no sean muy graves, puedes tomar un antihistamínico oral una o dos horas antes.

Cuidado con la lluvia repentina

Lo habitual es que en primavera nos encontremos con temperaturas excelentes para salir a entrenar. Pero en algunas ocasiones, el tiempo puede ser un poco impredecible. incluso aunque hayas revisado la meteorología antes de salir por la puerta, puede darse el caso de que te sorprenda un chaparrón y no tengas cómo cubrirte.
Lo importante aquí es estar preparado para cualquier situación. Lleva tu teléfono en una funda impermeable, equípate con una chaqueta impermeable ligera y no te olvides de llevar algún tipo de luz o reflectante.

Una vez que estés en medio de una tormenta, evita montar en bicicleta por zonas con agua estancada o sobre las líneas pintadas. Cuango llegues a casa, es fundamental cuidar tu bicicleta para evitar un desgaste excesivo.

No te pierdas: 6 cosas que deberías hacer después de montar en bicicleta con lluvia

Revisa tu material deportivo

Como decía al principio, para muchos deportistas comienza aquí la temporada, así que es imprescindible revisar todo el material antes de usarlo. Si vas a salir en bicicleta o patines, revísalo todo detenidamente antes de salir. Reemplaza las llantas, lubrica la cadena, revisa las pastillas de freno, etc.

Si te supone un gasto de tiempo y energía, acude a un mecánico profesional que la ponga a punto.