Crepes de espinacas aptos para toda la familia

Crepes de espinacas aptos para toda la familia

Sofía Pacheco

Los crepes son de las comidas más sencillas que podemos hacer y más cuando se trata de querer una cena rápida, baja en calorías y sin gluten. Además, son platos muy «instagrameables» es decir, que se pueden fotografiar y tienen mucho éxito en redes sociales, sobre todo en Instagram. En este caso traemos la receta de crepes de espinacas sin gluten, además, también son aptos para vegetarianos y para dietas sin azúcar.

Los crepes de espinacas pueden ser una muy buena opción para que nuestro hijo coma verduras de una forma fácil y divertida, eso sí, poco a poco tendremos que ir introduciéndole las verduras en su estado normal y no camuflarlas tanto para él pueda ir distinguiendo cuales le gustan y cuales no y no sentirse engañado.

En esta ocasión traemos una receta muy sencilla, que es apta para toda la familia, así como para quienes tengan una dieta baja en calorías, o quien reducir el consumo de dulces o no quieran crepes con harina por su intolerancia al gluten. También, esta receta, es apta para los intolerantes a la lactosa y para aquellos vegetarianos que comen huevos de forma puntual.

Las espinacas tienen muchas cosas buenas, pero hay algo que da mucha rabia y es cuando ponemos la bolsa entera en la sartén y al minuto se ha quedado en nada. Las espinacas también se pueden comer crudas sin problemas en bocadillos, hamburguesas y derivados, pero lo mejor, para aumentar su digestibilidad, es cocinarlas.

Son saludables

Estos crepes de espinacas son saludables precisamente por 3 pilares fundamentales. En primer lugar, no hay ingredientes innecesarios, en segundo lugar, no hay azúcar y en tercer lugar hay una buena cantidad de espinacas frescas.

Con ingredientes innecesarios nos referimos a nata, yogures, lácteos, mantequillas, colorantes, etc. Todo esto son extras que aportan muy poco valor al resultado final. Otra cosa es que en lugar de crepes muy finitos queramos algo jugoso y con grosor, en ese caso se suele usar nata montada o mo0ntar las claras de los huevos, pero no lo haremos en este caso.

Además, también es apta para dietas vegetarianas. Recordemos que dentro de esta dieta hay varios subtipos que permiten el consumo de huevos. Evidentemente no es obligatorio, cada uno realiza esta dieta como mejor se sienta, no hay que forzar nada.

También podemos decir abiertamente que es una receta saludable porque no hay ni rastro de azúcar. Podemos echar algún tipo de edulcorante saludable como eritritol o Stevia, pero no0 es necesario en absoluto. Se trata de una receta salada, para almorzar o cenar, por ejemplo.

Las espinacas son una muy buena opción porque, aparte de que combinan muy bien con casi cualquier alimento, son muy ricas en nutrientes esenciales. Las espinacas aportan vitamina A, C, E, K y algunas del grupo B como B6 y B9, y con respecto a los minerales tenemos una buena cantidad de calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo.

Varios crepoes de espinacas listos para comer

Crepes sin gluten

Ya hemos descubierto algunos de los ingredientes de esta sanísima receta de crepes, y es que habrá espinacas, especias y huevos, nada de azúcar ni harinas, por lo tanto, no habrá gluten que nos impida disfrutar de estos crepes.

El gluten es una proteína que se encuentra en algunas semillas como el trigo, el centeno y la cebada. Lo que hace el gluten es que la masa aumente de tamaño y ayuda a que el pan que mantenga firme, aparte de que aporta más sabor y consistencia. El problema llega cuando nuestro cuerpo decide que ya no quiere más gluten.

Esta proteína es muy beneficiosa para el organismo, pero es muy indigesta. Empezamos a notar que algo no va del todo bien porque nuestro organismo no dispone de las enzimas suficientes para digerir el gluten al 100% y cuando no se digiere bien es cuando surgen los problemas gastrointestinales típicos de la intolerancia.

Por lo tanto, si tenemos algún tipo de problemas con esta proteína, tenemos celiaquía diagnosticada, o sospechamos de ella, o simplemente queremos recudir el consumo de cereales, entonces esta receta es perfecta para nosotros y para toda la familia.

Cuidado con el relleno

El problema no es crear estos crepes de espinacas, que se hacen en menos de 5 minutos, sino que el verdadero problema es el relleno. Si no queremos azúcar ni gluten, ni tampoco lácteos ni carnes porque somos vegetarianos, entonces es cuando llegan las dudas de qué podemos poner dentro de los crepes.

Además, nosotros recomendamos mezclar muchos sabores y no quedarnos solo en las verduras o ponerle carne o Heura (y similares). Hay que aprovechar el poder de los crepes para hacer una comida bien completa, variada y equilibrada.

Que no cunda el pánico, hay multitud de opciones, por ejemplo, podemos ponerle un huevo crudo con pavo y guacamole; podemos poner pollo braseado con queso y tiras de pimiento amarillo; jamón curado, queso y champiñones; Heura con cebolla caramelizada y setas, merluza con verduras crudas; mango y queso curado; pollo al vapor con guisantes y zanahoria; membrillo y queso de cabra, etc.

Dependiendo de nuestro tipo de dieta o alimentación, así será el relleno. Hemos dado las opciones que nosotros hemos probado, y nos faltan varias más como pulled pork con barbacoa y setas. Cada uno que haga sus combinaciones como se le antoje.

Recordemos no rellenar mucho el crepe porque es una masa muy fina y débil, por lo que se puede romper fácilmente. No confundamos los crepes con las tortitas de trigo de las fajitas, por ejemplo. Mejor hacer varios crepes y rellenarlos que hacer uno o dos y rellenarlos mucho que al final terminará todo guarreado. Esta información también es importante para saber qué cantidad de rellenos hay que preparar.

Si sobra, lo podemos usar para otro día, siempre y cuando lo conservemos perfectamente dentro de un tupper de cristal con tapa hermética y no pase más de 3 o 4 días en la nevera. Nosotros no recomendamos que la comida cocinada esté más de 3 o 4 días en la nevera, ya que después de eso, empiezan los problemas.

Dificultad Facil
PlatoPrimero
Tiempo20 minutos

Ingredientes

  • 1 taza de espinacas crudas
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • especias al gusto

Preparación

Batir los ingredientes
En un bol o en el recipiente de la batidora (de varillas) colocamos las especias y los huevos.
Agregar las espinacas
Con todo batido agregamos las espinacas crudas bien lavadas y secas. Batimos hasta crear una mezcla homogénea.
Cocinar en la sartén
Encendemos el fuego, colocamos una sartén antiadherente, agregamos la cucharada de aceite y vamos creando crepes de forma redonda. Cuando empiece a burbujear, le damos la vuelta y cuando burgugee de nuevo, las sacamos. Las hacemos del tamaño que queramos, Cuanto más grandes más finitas serán.
Decorar y comer
Poner los crepes en un plato, uno encima del potro, ya que cuando uno se está haciendo, los otros se van enfriando solo en el plato. Los vamos rellenando y sirviendo en platos listos para comer.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!