¿A quién no le apetece de vez en cuando “pecar” con los dulces? La mejor opción es hacer tú mismo la receta para evitar todo tipo de aceites, azúcares o ingredientes que perjudican nuestro estado físico. Las tostadas francesas o french toast son parecidas a nuestras torrijas españolas, aunque en el resto del mundo se toma para desayunar en cualquier época del año.

Versión saludable

Lógicamente, no es un desayuno que podamos realizar todos los días, pero sí podemos hacerlo para darnos un pequeño capricho y no arrepentirnos por las calorías. Los ingredientes son parecidos a la receta clásica, pero intentamos cambiarlos por otros más saludables para rebajar el nivel de grasas y calorías.

En este caso no usamos aceite ni mantequillas para freírlas, puesto que no es necesario. Además, apostamos por un pan integral o con mayor contenido en cereales para que siga aportando fibra. Es importante que intentemos buscar un pan de molde que podamos partir nosotros para que las rodajas no sean tan finas.

Al no llevar conservantes, pueden durar en la nevera unos 3 o 4 días. Manténlas en un recipiente hermético para que no se estropeen pronto.

Cada tostada contiene unas 176 calorías. Sí, no es un desayuno light, pero sí es una versión saludable y vegana.

Ingredientes

  • 1 y media taza de leche de avena
  • 8 rebanadas de pan integral
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharadas de sirope de ágave
  • Una pizca de sal

Preparación

En una batidora...

Mete todos los ingredientes (excepto el pan) en una batidora y bátelos hasta que estén integrados totalmente. Déjalo reposar unos 5 minutos a temperatura ambiente.

Empieza a empapar las tostadas

Pon la mezcla en un bol hondo y comienza a empapar las tostadas por los dos lados hasta queden bien impregnadas.
Dependiendo del tipo de pan, tardará más o menos este proceso. Procura que no se quede demasiado blando para que no se rompa.

¡A la sartén!

Pon a calentar la sartén y cocina las tostadas a fuego medio unos 5 minutos por cada lado. El resultado tiene que ser un poco dorado.
No es necesario engrasar la sartén, pero puedes hacerlo con un poco de aceite de coco.

¡Devóralas!

Ponle los complementos que más te gusten: frutos rojos, yogur, fruta, semillas de chía...

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
69%