¿Piensas que desayunar dulce no es compatible con llevar una buena alimentación? Estoy aquí para demostrar que te equivocas. Comer saludable tiene muchas cosas positivas, pero principalmente te enseña la cantidad de alimentos que existen y la infinidad de platos que se pueden realizar.
¿Sueñas con levantarte y preparar tortitas? Entonces, te recomiendo que no te pierdas esta versión con plátano.

Si eres como yo, que odias pasar mucho tiempo en la cocina, esta receta te dará la vida. Es fácil, rápida y necesita tan solo 4 ingredientes. Puede ser una perfecta opción de domingo o, incluso, para preparar de forma rápida entre semana. Tampoco es que lo tengamos que convertir en un hábito, pero al menos nos aseguramos de ingerir nutrientes de primera calidad.

Perfectas para niños y celíacos

La avena es un cereal que no posee gluten, así que todas las personas celíacas que echan de menos los dulces pueden disfrutar de este delicioso desayuno. Asimismo, introducir el plátano es una de las mejores formas de asegurar que los más pequeños toman su porción diaria. Además, hacerlos partícipes de su preparación los mantendrá más motivados para comerlas.

Decóralas con los ingredientes que más te gusten (mientras que sean saludables): nutella de calabaza, mantequilla de frutos secos, miel…

Ingredientes

  • 1 plátano maduro
  • 2 huevos enteros o 1 huevo entero y 1 clara
  • 40 gr de salvado de avena
  • Una pizca de canela

Preparación

Machacamos el plátano

En un bol, machacamos el plátano maduro que previamente hemos dejado sin piel. Al ser maduro, no te costará demasiado trabajo en chafarlo con la ayuda de un tenedor.

Incorporamos los ingredientes poco a poco

Agregamos los huevos al bol y mezclamos bien. Seguidamente, incorporamos el salvado de avena y la canela. Volvemos a remover hasta que tengamos una masa homogénea.

¡A la sartén!

Sería estupendo que tuvieses una plancha para tortitas, pero en caso contrario, una sartén te valdrá perfectamente.

Caliéntala a fuego medio y engrásala con un poco de aceite de oliva virgen extra. Mi consejo es que quites el exceso con un papel de cocina.

Vierte aproximadamente 1/4 de la mezcla y deja que se haga primero por un lado. Cuando comience a dorarse, dale la vuelta y espera que se cocine por el otro lado.

Repite con el resto de la mezcla, pero siempre vertiendo la misma cantidad para asegurarte de que se cocinan perfectamente.

Sírvelas

Decora tus tortitas de plátano con más plátano por encima, mantequilla de fruto seco natural o miel.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%