Hay muchas ocasiones en las que sabemos que nuestra dieta se va a ver afectada. Cuando salimos a comer con amigos y nos apetece un delicioso postre; en celebraciones, fiestas o cumpleaños, con su correspondiente tarta; al reunirnos con familiares… Sin embargo, no debemos subestimar las adaptaciones FIT de los platos más tradicionales. Hoy te traemos una deliciosa tarta crujiente de vainilla y arándanos.

La cocina es el lugar perfecto para innovar y dejar fluir nuevas creaciones. Siempre defendemos que una dieta no significa comer lo mismo siempre y dejar de disfrutar de los alimentos. Una alimentación equilibrada y saludable, pasa por elegir de una forma inteligente aquello que hay en nuestra cocina. Pero probar nuevas recetas, adaptar ciertos platos y atreverse a experimentar, forma parte de ello. Esta tarta crujiente, también forma parte de una correcta alimentación. ¿No te lo crees?

tarta crujiente

 

Tarta crujiente de vainilla… ¿con arándanos?

Los arándanos son uno de los alimentos más saludables y con un mayor contenido de vitaminas y antioxidantes. No es de extrañar que sea considerado un auténtico superalimento. Además de estar delicioso y ser muy versátil y fácil de incluir en la dieta, tiene grandes beneficios para nuestra salud.

Este fruto ayuda a reducir enfermedades y, además, tiene la capacidad de rejuvenecernos, por dentro y por fuera. Es apto para todo tipo de dietas y, si no lo has probado, no sabemos a qué estás esperando.

Los arándanos tienen propiedades antiinflamatorias y se le adjudica un gran poder anticancerígeno. Además, es un potente antioxidante que protege las células y lucha contra el envejecimiento prematuro.

Tarta crujiente de vainilla con arándanos, paso a paso…

Como siempre, te recordamos que si necesitas algunos de los ingredientes requeridos, en Nutrimarket podrás encontrar algunos de ellos.

En Nutrimarket podrás encontrar…

Ingredientes

  • PARA LA BASE
  • 100g de harina de avena
  • 2 cucharadas de copos de avena enteros
  • 50g de harina de almendras (almendra molida)
  • 1 huevo entero + 2 claras
  • Edulcorante o stevia al gusto
  • Canela al gusto
  • PARA EL RELLENO
  • 300ml de leche de soja
  • 200ml de agua (dejamos medio vaso para mezclar la gelatina en polvo)
  • 1 sobre de gelatina Royal o 6 laminas de gelatina neutra
  • 240ml de queso fresco batido 0% o de yogur 0%
  • 2 scoops de proteína de vainilla (aroma de vainilla en su defecto)
  • Edulcorante o stevia al gusto
  • Arándanos (pueden ser frescos, en lata o congelados)

Preparación

PARA LA BASE

Mezclamos todos los ingredientes en un bol y lo pasamos a un molde de horno. Es recomendable uno de silicona para una mayor facilidad al extraerlo. Si la masa de la base no esta del todo húmeda, añade un poco más de claras de huevo hasta que puedas coger la masa con las manos.

Y ahora...

La extendemos en el molde con las manos de forma uniforme y la metemos en el horno unos 15 minutos a 200ºC.

PARA EL RELLENO

En un cazo vertemos todos los ingredientes a fuego medio, excepto el vaso de agua con la gelatina y los arándanos. Con unas varillas de batir claras de huevo, lo batimos fuerte para que quede toda la mezcla homogénea.

A continuación...

Sin dejar que comience a hervir añadimos el vaso de agua con la gelatina y batimos aun MÁS FUERTE! ¡¡Ejercitando el antebrazo!!

Apagamos el fuego...

Apagamos el fuego nada mas echar la gelatina y seguimos batiendo. Dejamos que se atempere un poco mientras sacamos nuestra galleta del horno.

Para terminar...

Vertemos el relleno, que estará liquido, sobre la galleta y dejamos enfriar. A la media hora lo metemos en la nevera. Yo lo dejé toda la noche, aunque con unas 3 horas, será suficiente.

tarta crujiente
Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
93%