Las sopas son un plato básico y calmante durante los meses de invierno. Por suerte, es una comida fácil que gusta a todos y aporta numerosos beneficios. En esta ocasión te enseño a realizar una sopa de brócoli con queso azul, el cual le dará un toque diferente y sabroso. La puedes usar como primer plato o como guarnición a alguna carne o pescado. Además, se puede tomar tanto en la comida como en la cena, porque no es un plato copioso.

Si realmente te gustan las verduras, ¡debes probarla! Y, en el caso de que detestes la textura del brócoli, ¿qué te parece esta nueva opción?

¿Por qué usamos brócoli?

Este verdura es de las más nutritivas y totalmente recomendable en dietas de pérdida de peso. No puede faltar en tu alimentación saludable porque es rica en fibra y antioxidantes, por lo que tu sistema digestivo e inmunológico agradecerán esa ingesta. Además, tiene un alto contenido en vitamina A, B, C, E y K, ácidos grasos esenciales Omega-3, aminoácidos, zinc y potasio.

Asimismo, el caldo de pollo que usaremos supone un aumento extra el minerales que mejoran el sistema imunológico durante la temporada de resfriados. Sería estupendo que realizaras de forma casera el caldo con huesos de pollo, pero si optas por uno industrial, fíjate que tenga un bajo contenido en sodio.
Por su parte, añadir un poco de queso azul hará que tenga un toque inesperado para aquellos que lo tomen.

No te pierdas: Hamburguesas de quinoa, brócoli y salmón

Ingredientes

  • 1 cabeza mediana de brócoli (sin tallo duro)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla blanca troceada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 tallo de apio troceado
  • 1 patata troceada
  • 3 tazas de caldo de pollo, bajo en sodio
  • 100 gramos de queso
  • Sal y pimienta

Preparación

Comenzamos el refrito

En una olla grande, añadimos el aceite de oliva virgen extra, la cebolla y el ajo. Removemos hasta que se ablanden.

Añade el brócoli

Al primer refrito, añade el brócoli, la patata, el apio y el caldo de pollo. Cocínalos a fuego lento durante unos 20 minutos, para que todas las verduras se queden blandas.

Bate el puré

Con la ayuda de una batidora, en la misma olla realiza el puré. Deja que se enfríe un poco y lícualo para que se quede libre de trozos.

Añade el queso y salpimienta

Mientras esté caliente, añade queso azul por encima para que se derrita solo y remuévelo.

Sazona al gusto con sal y pimienta negra molida.

Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0%