Café Dalgona Fit con pocas calorías

Café Dalgona Fit con pocas calorías

Carol Álvarez

¿Quién no ha visto fotos o vídeos espectaculares de café Dalgona? Seguro que ha llamado tu atención, ya que es una bebida espesa que se mezcla con hielo y leche. La receta original es bastante dulce, pero nosotros hemos querido aportar por una versión más fit y saludable.

Dalgona es un tipo de café con origen en Corea del Sur. Su traducción es “Guay, es dulce”, por lo que tenemos una pista evidente de a qué nos enfrentamos. La preparación es bastante sencilla, tan solo tenemos que preparar agua caliente, café instantáneo y azúcar a partes iguales. Pero nuestro café Dalgona Fit tendrá cero azúcares y lo reemplazaremos por edulcorante.

Básicamente es una bebida con leche que involucra leche (generalmente helada) con café batido aterciopelado encima. Es popular en Corea del Sur y se convirtió en una tendencia viral en TikTok.

La receta tradicional de Dalgona requiere partes iguales de azúcar, café instantáneo y agua hirviendo, generalmente 1 cucharada de cada uno, pero también hemos visto a muchas personas poner dos cucharadas de cada uno para obtener más volumen. Personalmente, nos gusta poner dos cucharadas de cada ingrediente para que haya suficiente volumen en la batidora de pie.

¿Por qué es más saludable?

Para hacer una versión Fit de este café, lo más recomendable es agregar los ingredientes a un tazón mediano y luego usar una batidora hasta conseguir la mousse batida. Tendrás que ser paciente, ya que necesitarás unos minutos para lograr el efecto que buscamos. También podrías usar una batidora de mano.

De todos modos, una vez que esté bien batido, tan solo tendrás que añadir un poco de hielo a un vaso y luego llenarlo unos 3/4 de su capacidad con la leche. Con leche de almendras sin azúcar está especialmente delicioso.

Después pondrás el café batido encima de la leche y ya estará listo para hacerle una foto y subirla a tus redes sociales. Debes saber que no se bebe tal y como lo emplatas. La mejor manera de hacerlo es mezclando todo.

café dalgona saludable

Consejos

Hacer café Dalgona por primera vez puede ser complicado. Por eso, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones si queremos que salga perfecto a la primera.

Tipo de leche

Cualquier tipo de leche funciona muy bien con esta receta, ya que básicamente solo agregamos el café batido encima de la leche. Si queremos hacer una receta sin lácteos y vegana, las leches que podemos usar son:

  • Leche de almendras y vainilla sin azúcar
  • Leche de almendras sin azúcar
  • Leche de avena
  • Leche de coco

Todo esto queda delicioso. Si estamos buscando una opción más ligera y baja en calorías, recomendamos leche de almendras sin azúcar o leche desnatada. En cambio, si buscamos una versión cremosa y decadente, recomendamos leche de avena, coco o entera de vaca.

La espuma del café es bastante fuerte por sí sola, así que antes de beber el café batido, se aconseja revolver la mezcla. Una vez que esté revuelto, ¡a disfrutar!

Tipo de café

Por desgracia no se puede usar café recién molido o hecho en una cafetera. El café instantáneo está especialmente indicado para hacer esta bebida batida. Si intentamos usar café molido normal o recién hecho, no tendrá esa consistencia batida que estamos buscando visualmente.
Tampoco se recomienda usar Stevia o edulcorantes en grandes cantidades porque son mucho más dulces. Además, deberíamos revisar si tienen maltodextrina antes de usarlos. Todos estos rellenos son azúcares disfrazados con otros nombres.

Sin embargo, el café instantáneo o espresso instantáneo sí funciona. El café molido normal no se disuelve como lo hace el instantáneo.

¿Se puede usar batidora de mano?

Si no tenemos una batidora eléctrica, claro que podemos hacer este café batido con una de mano. Incluso, se puede usar un espumador manual o un batidor manual.

La batidora de mano eléctrica nos ayudará a hacer espuma más rápido y nos llevará aproximadamente cinco minutos. Lógicamente, si usamos una batidora de mano, tardaremos más y nos llevará alrededor de 12 minutos. Además, tendremos que estar fuerte de brazos para aguantar batir tanto tiempo sin descanso.

¿Se puede servir caliente?

El café batido se puede servir tanto frío como caliente. Para servirlo caliente, calentaremos la leche de nuestra elección, la añadiremos en una taza y cubriremos con café batido con una cuchara.

Para servirlo frío, pondremos hielo en una taza, luego agregaremos la leche de nuestra elección y una cuchara en el café batido. Lo mejor es mezclar el café con la leche para obtener el mejor resultado.

Cómo guardar

Aunque esto no se mantendrá en el frigorífico para siempre, podemos hacer que aguante unos 2 o 3 días si hacemos un lote más grande. Normalmente, es una bebida divertida para preparar con en el mismo momento.

Si preferimos hacerlo la noche de antes, solo nos debemos asegurar de guardar el café Dalgona en algo con una tapa hermética. Dejar esto descubierto hará que la espuma se disipe más rápido. Además, se recomienda no guardar el café batido con leche. Es mejor combinarlo suavemente justo antes de servir.

Versión keto

Para los seguidores de la dieta cetogénica, también es posible obtener un café Dalgona Keto. Tan solo hay que tener en cuenta ciertos cambios en los ingredientes:

  • Usar un edulcorante bajo en carbohidratos: estos no son edulcorantes sin procesar, pero son bajos en carbohidratos.
  • Usar una leche con mayor contenido de grasa: podemos probar la leche entera o incluso la crema espesa en una cantidad más pequeña.
  • Agregar aceite de coco: no se recomienda mezclar esto con la espuma, pero sí podemos mezclarlo con la leche si se calienta. Solo le daremos un toque rápido en la licuadora como lo haríamos con una taza de café cetogénico. La mantequilla también es una opción si esa es nuestra fuente de grasa preferencia.

No obstante, hay que tener en cuenta que es una receta rica en calorías y muy saciante. Se aconseja no pensar que estamos tomando un café normal o espresso. Los cafés más sencillos apenas alcanzan las 10 calorías, mientras que esté puede superar las 150 por café.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo5 minutos

Ingredientes

  • 2 cucharadas (30 g) de agua caliente
  • 2 cucharadas (14 g) de café instantáneo
  • 5 cucharadas (45 g) de edulcorante (Swerve)

Preparación

Creamos la mousse de café
En una batidora ponemos el café con el agua y el edulcorante. Batimos bien hasta crear una consistencia cremosa.
Vertimos a un vaso
En el vaso que vayamos a tomarlo, ponemos cubitos de hielo y leche al gusto. Después añadimos por encima la mousse de café.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!