Salsa de yogur griego saludable para dipear

Las salsas favorecen el consumo de vegetales, ya que no a todos nos gustan las ensaladas aliñadas con sal, vinagre y aceite, sino que buscamos algo más concreto. Esta salsa de yogur griego saludable también nos va a servir para dipear palitos de verduras, e incluso frituras como falafel, pescado empanado, berenjena frita, etc.

Nuestra receta de hoy nos va a ayudar a elaborar una de las salsas más deliciosas y versátiles del panorama culinario. La salsa de yogur griego que traemos hoy es muy saludable y la vamos a lograr con solo 3 ingredientes, sin contar las especias como sal, pimienta, perejil y aceite de oliva virgen extra.

Además, a lo largo de este texto podremos convertirla en una salsa aún más nutritiva y sabrosa para combinar con carnes, fritos, pescado, ensalada, rebozados, etc. con solo añadir un ingrediente (en el texto damos varias ideas). Sin olvidarnos de los veganos, que también vamos a crear una salsa de yogur griego para veganos o vegetarianos estrictos.

¿Por qué el yogur griego es mejor?

Yogur griego natural y sin azúcar es la mejor opción tanto para esta receta de salsa saludable, como para mezclar con frutas y/o cereales. Esto se debe a que esta variedad de yogur es más rica en proteínas, llegando incluso a ser el doble de un yogur convencional.

Esto provoca un efecto de saciedad en nuestro organismo, evitando los picoteos entre horas y respetando los horarios de comida, con lo cual no estamos adquiriendo calorías extras e innecesarias. Además, al ser natural y sin azúcar, no estamos aumentando los niveles de glucosa en sangre.

Aunque lo compremos azucarado, cosa que no recomendamos porque al mezclarlo con frutas, cacao puro, cereales, frutos secos y demás, ya se endulza suficiente, en la elaboración se le retira la humedad y el suero, así que contiene menos azúcar que el yogur no griego.

Asimismo, la variedad griega, es más alta en calcio y minerales. Los yogures griegos suelen ser más aptos para los intolerantes a la lactosa porque en el proceso de fermentación la lactosa se convierte en ácido láctico que es más fácil de absorber por el organismo, pero aun así depende del nivel de intolerancia de cada consumidor.

Además, esta variedad ayuda a mejorar la digestión gracias a su gran cantidad de probióticos y bacterias saludables que nos ayudaran en el proceso digestivo a asimilar todos los nutrientes y a que nuestra microbiota permanezca estable.

Salsa de yogur para dipear

¿Se puede hacer vegana?

No hay nada que nos lo impida, eso sí, quizás no logremos esa textura cremosa que tanto nos gusta de la salsa de yogur. Para convertir esta receta en apta para veganos o vegetarianos estrictos, es decir, personas que no consumen alimentos de origen animal, solo tenemos que cambiar el yogur griego natural sin azúcar por un yogur de soja estilo cremoso.

La tarea se complica un poco, lo sabemos, ya que no todos los supermercados venden este tipo de yogures, solo el clásico de soja con y sin azúcar. Por lo que podríamos animarnos a comprar por Internet.

Es muy importante que sea cremoso, para lograr la textura final de la salsa de yogur griego saludable que vamos a preparar en los próximos minutos. Cuando localicemos los yogures de soja o avena al estilo cremoso, tendremos que comprar varios, ya que para la receta hacen falta 500 gramos de yogur griego si queremos que la disfruten hasta 8 comensales. De lo contrario, con 250 gramos de yogur sería suficiente para 4 personas.

El resto de ingredientes de la receta permanecen intactos, e incluso podremos agregar alguno extra, tal y como contamos en el próximo apartado. Con estos ingredientes extras, le damos un toque diferenciador y aumentamos el valor nutricional.

Cómo mejorar la receta

Esta receta de por sí ya es perfecta, además, nosotros recomendamos dejarla espesita y consistente, en lugar de líquida. Hay quienes se ayudan de una manga pastelera para conseguir un buen espesos y decorar el plato, tal y como pasa en la foto de portada de este artículo.

Para mejorar la receta podemos agregar condimentos concretos y saludables como, por ejemplo, pepino, mostaza, eneldo, curry, queso, cebollino, frutos secos, pasas, menta fresca, etc.

La cuestión es aumentar su valor nutricional, aparte de darle un toque diferenciador para según que comidas. Para agregar esos ingredientes extras (no todos a la vez, sino que cada receta va con un ingrediente) hay que añadirlo junto con el yogur, el aceite de oliva y las especias. No hay mayor complicación.

Se recomienda no mezclar demasiados ingredientes, ya que esa mezcla de sabores puede cortar la salsa y al final es dinero, tiempo y comida que hemos perdido. Si nos gusta que las salsas tengan tropezones, ya sean fruidos o crujientes, podemos echar, por ejemplo, queso en trocitos o incluso anacardos para que sea una salsa muy crujiente y muy saludable.

Croquetas de pescado con salsa de yogur griego

Conservación

Llegamos al paso más importante. Aquí se abren dos vías, o bien hacemos salsa de yogur griego para 4 personas o para el doble. Si queremos que sobre, habrá que ser precavidos y hacer hueco en la nevera. Aparte de calcular que esa salsa solo va a durar en buen estado un máximo de 72 horas, después, habría que desecharla.

Si nos comemos toda la cantidad que hemos hecho, este paso para aprender a conservarla, nos lo podemos saltar. De lo contrario es importante saber qué debemos hacer para conservar nuestra exquisita salsa de yogur griego saludable durante 2 o 3 días.

La mejor opción es usar un tupper de cristal con tapa de cierre hermético. Solo así nos aseguraremos de que no habrá contaminación del exterior, ni aire, ni contaminación cruzada, siempre y cuando solo abramos el recipiente para sacar la cantidad que necesitamos en ese momento y lo haremos con un utensilio limpio.

Si abrimos el recipiente y mojamos ahí las tortitas, falafel, wrap, crudites, etc. estaremos contaminando la salsa, por lo tanto, lo que sobre habrá que desecharlo.

Para una mejor conservación, es recomendable que el tupper esté al fondo de la nevera, ya que, si lo colocamos en la puerta, los cambios de temperatura podrían acelerar el proceso de descomposición de la salsa.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo15 minutos

Ingredientes

  • 250 gramos de yogur griego natural sin azúcar
  • Diente de ajo
  • 0,5 gramos de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida
  • Perejil fresco

Preparación

Mezclar yogur con las especias
En un bol agregamos el yogur griego natural y sin azúcar con el zumo de limón natural, el ajo rallado, el aceite, la sal, la pimienta y el perejil. Lo removemos todo hasta que los ingredientes estén bien integrados.
Lo dejamos reposar en la nevera
El contenido del bol anterior lo vertemos en un tupper con tapa o un bote de cristal y lo dejamos en la nevera mínimo 2 horas.
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!